winston smith



An√°lisis del personaje de Winston Smith

Winston Smith es el protagonista de 1984. Es el personaje con el que más se identifica el lector, y el lector ve el mundo desde su punto de vista. Winston es una especie de inocente en un mundo que salió mal, y es a través de él que el lector puede comprender y sentir el sufrimiento que existe en la sociedad totalitaria de Oceanía.

Incluso el nombre de Winston es sugerente. Winston est√° tomado de Winston Churchill, el exaltado l√≠der de Inglaterra en tiempos de guerra, y Herrero es el apellido m√°s com√ļn en el idioma ingl√©s, lo que permite a los lectores verlo como lo pretend√≠a Orwell: un hombre com√ļn que hace un esfuerzo valiente en circunstancias extraordinarias. Un lector no puede resistirse a identificarse con Winston: es corriente, pero encuentra la fuerza para intentar mejorar sus circunstancias. Representa los sentimientos de todo ser humano, y es por eso que el lector espera que las cosas cambien. Orwell caracteriza a Winston como un ser humano completo y solidario y, al hacerlo, le da al lector una participaci√≥n en el desenlace de la novela.

Debido a que Winston es tan real, tan com√ļn, es f√°cil para los lectores identificarse con √©l e imaginarse en su lugar. Quiz√°s Winston tenga a√ļn m√°s peso para el lector de hoy, que puede imaginar la posibilidad de una sociedad como la de Winston, el valor de la tecnolog√≠a sobre la humanidad.

Aunque la vida de Winston está llena de miseria y dolor, Orwell le permite un breve período de felicidad y amor. Durante este tiempo, hay esperanza para Winston y, más tarde, esperanza para el futuro. Pero Orwell garantiza que no habrá un final feliz. El totalitarismo no permite tal fin; Winston debe ser aplastado. Si Winston escapaba, la agenda de Orwell para mostrar la verdadera naturaleza del totalitarismo se perdería.

Los lectores se identifican tanto con Winston porque tiene una individualidad inmortal y autodeterminación. Winston encarna los valores de una sociedad civilizada: democracia, paz, libertad, amor y decencia. Cuando se destruye a Winston, esas cosas se destruyen con él, y también la fe del lector en que estos valores son inmortales y una parte natural del ser humano. Winston representa la lucha entre las fuerzas del bien y del mal, y no hay duda de dónde se trazan las líneas.

Al final, Winston pierde su espíritu y su humanidad, los dos rasgos que tanto luchó por mantener. Orwell insiste en que el destino de Winston le puede pasar a cualquiera, razón por la cual Orwell destruye a Winston al final, para que el lector pueda entender la advertencia de Orwell y ver que la sociedad de 1984 nunca llegar a pasar.



Deja un comentario