Wiglaf



Análisis de personajes de Wiglaf

El ├║nico criado que acude en ayuda de Beowulf en la batalla contra el drag├│n representa el tema de la lealtad. en el sistema comitatus. Este es el c├│digo de honor que existe entre el rey, o se├▒or feudal, y sus guerreros, a veces llamados ┬źtanos┬╗ o ┬źsirvientes┬╗. (T├ęcnicamente, los sirvientes ser├şan de mayor rango, pero las palabras a menudo se usan indistintamente). Los barones juran devoci├│n a su l├şder y juran luchar valientemente, hasta la muerte si es necesario, por ├ęl. Por su parte, el l├şder recompensa a sus nobles con tesoros, protecci├│n y tierras. Su generosidad es una de las virtudes por las que es admirado.

Wiglaf es un joven guerrero al servicio de su rey, Beowulf. Se nos dice que es pariente de Beowulf, el ├║ltimo del clan Waegmunding. Cuando se da cuenta de que Beowulf est├í en grave peligro en su batalla con el drag├│n, Wiglaf llama a los otros 10 sirvientes que acompa├▒aron al rey a la tumba y les recuerda las promesas que le hicieron a su l├şder. Recuerda un momento en que ├ęl y los otros diez recibieron anillos y la misma armadura que ahora tienen con ellos de Beowulf. De acuerdo con el c├│digo heroico, prometieron acudir en ayuda de su rey si los necesitaba. Wiglaf los acusa con raz├│n de huir cuando prometieron luchar. Intenta avergonzarlos en acci├│n, pero nadie regresa. Wiglaf es el ├║nico dispuesto a arriesgar su vida para ayudar a su gobernante. Declara que preferir├şa morir quemado antes que abandonar a su rey, y se apresura a defender a Beowulf.

Es el golpe de Wiglaf lo que ralentiza a la serpiente y reduce su potencia de fuego, lo que le permite a Beowulf dar un ├║ltimo corte con un cuchillo que abre el vientre del drag├│n y lo mata.

El v├şnculo entre Beowulf y Wiglaf es evidente cuando el rey habla con el joven y Wiglaf trata de consolarlo. Literalmente compartieron un bautismo de fuego, la prueba de la batalla que es el ├║nico criterio para ganarse la confianza de Beowulf. Aunque Wiglaf no es su descendencia, Beowulf piensa en ├ęl como un hijo cuando el rey moribundo, incapaz de ponerse de pie, reflexiona brevemente sobre su vida y le pasa el control de Geatland al valiente joven criado. Wiglaf tiene merecido el derecho a gobernar, no lo hered├│. Si no es tan poderoso como su heroico predecesor, ciertamente carece de coraje y lealtad.



Deja un comentario