Ulises



An√°lisis del personaje de Ulises

Homero utiliza la estabilidad y la madurez de Ulises como contraste con Aquiles y Agamenón. No hay desarrollo de carácter en Odiseo, pero su propósito en el Ilíada no requiere un desarrollo dramático del personaje. Su propósito es mostrarnos fuertes muestras de tacto, habilidad estratégica y habilidad heroica, todas las cualidades que debe tener un rey. Además, Homero también muestra la capacidad de aconsejar de Odiseo. Sobre todo, Ulises exhibe autocontrol y una falta de autocontrol es alarmantemente evidente en Aquiles y Agamenón. También es obvio que Odiseo tiene mayores cualidades regias que Agamenón porque sus decisiones son casi siempre sensatas y exitosas cuando se siguen. Siempre es racional y diplomático.

Por ejemplo, como uno de los embajadores de Agamen√≥n ante Aquiles, Odiseo presenta las ofrendas de Agamen√≥n. Pero cuando Aquiles se niega a aceptar las ofertas, Odiseo no discute con Aquiles. Sabe que discutir con Aquiles es in√ļtil y, discutiendo, puede frustrar el prop√≥sito de la misi√≥n y obligar a Aquiles a una posici√≥n a√ļn m√°s fuerte de alienaci√≥n de las fuerzas aqueas. Adem√°s, cuando se enfrenta al furioso deseo de Aquiles de lanzarse a la batalla despu√©s de la muerte de Patroclo, Odiseo argumenta con calma que el ej√©rcito debe comer primero. Homero casi siempre se refiere a Odiseo como el ¬ęgran estratega¬Ľ y es Odiseo quien finalmente inventa la estratagema del Caballo de Troya que gana la guerra.

A diferencia de Aquiles y Agamenón, la capacidad de Odiseo para mantener la calma y analizar un problema contrasta con valentía con su ira aguda y su incapacidad para resolver sus diferencias con tacto.

Apoyando continuamente el orden sobre el desorden, Odiseo act√ļa como un factor estabilizador en el Il√≠ada, e incluso las observaciones de Homero sobre la astucia de Odiseo no disminuyen su estatura heroica.



Deja un comentario