Trece razones por las que los temas |

Quiz√°s el tema m√°s frecuente en Trece razones por las que es el tema de las repercusiones, o de causa y efecto. En sus cintas, Hannah le recuerda constantemente a su docena de panaderos que sus acciones tuvieron efectos penetrantes y reverberantes en su vida y en la vida de los dem√°s. Por ejemplo, el adorno aparentemente inofensivo de Justin de lo que realmente sucedi√≥ durante su beso con Hannah llev√≥ a Alex a incluir a Hannah en su lista. Esto, a su vez, hizo que Bryce y otros ni√Īos se sintieran con derecho al cuerpo de Hannah, y as√≠ sucesivamente. Otro ejemplo es Jenny conduciendo ebria y volcando la se√Īal de alto. As√≠ como nadie podr√≠a haber previsto el resultado final de las mentiras de Justin, nadie hubiera pensado que la falta de juicio de Jenny podr√≠a causar una muerte. Y, sin embargo, estas acciones incongruentes tuvieron resultados devastadores. Estas repercusiones son la raz√≥n por la que Hannah les dice a sus compa√Īeros una y otra vez que deben estar atentos y atentos a sus acciones.

Para Hannah, los chismes y rumores que circulaban sobre ella, a menudo por parte de personas en las que confiaba y consideraba amigas, es otra forma de traici√≥n. Una y otra vez se abri√≥ a la gente, compartiendo con ellos sus secretos, sus pensamientos internos y sus emociones, y se convirtieron en forraje para la escuela. La primera de estas traiciones vino de Justin Foley, el primer beso de Hannah. Hannah le dio tanta importancia e importancia a este beso. Se imagin√≥ durante d√≠as c√≥mo ser√≠a y se volvi√≥ emocionalmente vulnerable a Justin. √Čl pag√≥ su confianza en √©l difundiendo rumores sobre lo que sucedi√≥ entre ellos, comenzando as√≠ la bola de nieve de mentiras que arras√≥ con la vida de Hannah. Zach y Jessica, los primeros amigos de Hannah en Crestmont, tambi√©n la traicionaron. Zach la us√≥ para vengarse de Jessica, y Jessica abofete√≥ a Hannah en Monet’s, cambiando as√≠ un antiguo refugio seguro para Hannah en un lugar de dolor.

Aunque los compa√Īeros de Hannah la traicionaban con frecuencia, no solo es una v√≠ctima. Ella y Justin traicionaron a Jessica cuando no impidieron que Bryce la violara. La culpabilidad de Hannah en la violaci√≥n de Jessica pes√≥ mucho en su conciencia y es una de las razones por las que decidi√≥ suicidarse. La traici√≥n de Hannah tambi√©n demuestra que nadie en Trece razones por las que es completamente inocente y est√° a salvo de toda culpa. Todos los personajes, incluso Hannah y Clay, juegan un papel en las circunstancias que llevaron a la elecci√≥n de Hannah.

Los factores dominantes en la decisi√≥n de Hannah de suicidarse son los chismes que sus compa√Īeros difundieron sobre ella y la reputaci√≥n que se form√≥ como resultado. Nueva en Crestmont, Hannah estaba ansiosa por tener el control de c√≥mo la gente la percib√≠a. Parece que en su antigua escuela tambi√©n fue v√≠ctima de chismes y acoso, y Crestmont fue su segunda oportunidad (31). Desafortunadamente para Hannah, Justin Foley embelleci√≥ la historia de su primer beso y se plantaron las primeras semillas de la reputaci√≥n de Hannah como una chica promiscua. A medida que pasaban los a√Īos escolares, los chismes que rodeaban a Hannah afectaron sus interacciones con los chicos de Crestmont, y esas interacciones, a su vez, contribuyeron a su desagradable reputaci√≥n. Este c√≠rculo vicioso continu√≥ hasta que se sali√≥ de control, llev√°ndose la confianza en s√≠ misma, el amor propio y la paz de Hannah con √©l.

La secuencia de eventos que presenta Hannah en sus cintas muestra a los lectores la influencia de los rumores, la reputaci√≥n y la opini√≥n p√ļblica, especialmente durante la escuela secundaria y la adolescencia. En un momento en el que tu personalidad y tu cuerpo est√°n en constante cambio, la forma en que otras personas te ven y te tratan puede ser de suma importancia. Como dice Hannah cuando se enter√≥ de la lista de Alex, ‚Äúhay algo en que todos est√©n de acuerdo en algo, algo sobre ti, que abre una jaula de mariposas en tu est√≥mago‚ÄĚ (63). Para Hannah, una joven cuya reputaci√≥n se form√≥ antes de que la gente pudiera llegar a conocerla de verdad, los rumores hicieron de su reputaci√≥n una jaula de la que no pod√≠a escapar. Todo lo que quer√≠a era que sus compa√Īeros la conocieran. ¬ęNo son las cosas que pensaban que conoc√≠an [her], ‚ÄĚPero la verdadera ella (212). Lamentablemente, como afirma Hannah, ‚Äúno se puede refutar un rumor‚ÄĚ, y los que la rodean la env√≠an a la tumba (49).

Uno de los elementos m√°s tr√°gicos de la historia de Hannah es lo ajenos que eran sus padres a su situaci√≥n. Los padres de Hannah, preocupados por administrar su tienda, no ten√≠an idea de que sus compa√Īeros la intimidaban o de que se estaban difundiendo terribles rumores sobre su hija. Tampoco sab√≠an que Hannah ten√≠a ideaci√≥n suicida y depresi√≥n. Su desorientaci√≥n persisti√≥ hasta el final de la vida de Hannah. No sab√≠an nada cuando Tony llam√≥ y les pregunt√≥ sobre el paradero de Hannah despu√©s de que ella le entreg√≥ el segundo juego de cintas. Es seguro asumir que los padres de Hannah fueron sorprendidos por la muerte de su hija.

Los padres de Hannah no fueron los √ļnicos ajenos a la vida de sus hijos. La mayor√≠a de los padres de la historia no se involucraron intencionalmente en la vida de sus hijos o sus hijos les mintieron. Uno de los chistes recurrentes de la novela es la excusa de los adolescentes cuando sus padres preguntan sobre sus actividades: ‚Äúproyecto escolar‚ÄĚ (16). Por ejemplo, cuando la madre de Clay lo ve escuchando la cinta de Hannah y le pregunta qu√© est√° haciendo, r√°pidamente le dice que es el proyecto escolar de un amigo. Otro excelente ejemplo de este tema es Tyler y sus padres. Cuando Clay ve la ventana rota de Tyler, la ventana a la que Marcus y Alex arrojaron piedras, se pregunta si Tyler les cont√≥ a sus padres sobre el acecho de Hannah o sus cintas. Aunque guardar secretos de los padres es una parte t√≠pica y clich√© de la adolescencia, en Trece razones por las que esos secretos tienen resultados mortales.

La subyugaci√≥n se define como el acto o proceso de poner algo bajo su completo control, de conquistar o dominar algo o alguien. Innumerables veces en Trece razones por las que, los ni√Īos intentan controlar y abusar de los cuerpos de Hannah y las otras ni√Īas. Hannah menciona por primera vez este trato durante el incidente con Bryce en Blue Spot Liquor, cuando √©l le dio una palmada en el trasero. Debido a que Alex la nombr√≥ ¬ęMejor culo en la clase de primer a√Īo¬Ľ, Bryce se sinti√≥ con derecho a tocar y controlar el cuerpo de Hannah. Cuando Hannah lo rechaz√≥, Bryce la agarr√≥ por la fuerza del brazo y le dijo: ‚ÄúSolo estoy jugando, Hannah‚ÄĚ (80). Para Hannah, esto demostr√≥ que Bryce la ve√≠a como su juguete, un objeto para su diversi√≥n.

Por supuesto, el ejemplo m√°s atroz de subyugaci√≥n del cuerpo femenino en Trece razones por las que es la violaci√≥n de Jessica. Cuando Bryce abus√≥ sexualmente de Jessica, una vez m√°s mostr√≥ su chovinismo y misoginia. Claramente, no respeta la autonom√≠a de la mujer y el derecho humano a decir que no. Su encuentro con Hannah en el jacuzzi, donde persisti√≥ con sus avances sexuales incluso cuando Hannah comenz√≥ a llorar, solidifica a√ļn m√°s estos puntos.

Si bien las acciones de Bryce hacia las mujeres se encuentran entre las peores en Trece razones por las que, ciertamente no son los √ļnicos. Zach, Alex, Tyler y Marcus intentaron subyugar, controlar y manipular a Hannah y su cuerpo de diversas formas a lo largo de la novela. Por ejemplo, Tyler no trat√≥ de tocar f√≠sicamente a Hannah, pero invadi√≥ su privacidad en casa siendo un mir√≥n. Las acciones de Tyler estaban a la par con las de los otros chicos en la mente de Hannah porque le quit√≥ uno de los pocos refugios que le quedaban. Adem√°s, al tomar fotos √≠ntimas de Hannah sin su permiso, Tyler demostr√≥ que tambi√©n la consideraba algo bajo su control, un objeto para su consumo y disfrute. Con todos estos chicos subyug√°ndola y manipul√°ndola, Hannah se sinti√≥ como una extra√Īa en su propio cuerpo. Su trato es en parte la raz√≥n por la que Hannah decidi√≥ terminar con su vida.

Las cintas de Hannah sirven como algo más que su nota de suicidio. Son parte de un cuento con moraleja para su docena de panaderos, mostrándoles cómo contribuyeron a la muerte de alguien y advirtiéndoles que dejen sus formas de vida actuales antes de hacerle esto a otra persona.

Tambi√©n act√ļan como parte de la venganza de Hannah. Si bien la venganza podr√≠a no haber sido la intenci√≥n consciente de Hannah con sus cintas, definitivamente es un efecto secundario. Escuchar sobre su papel en la muerte de Hannah y tener a sus compa√Īeros al tanto de ese papel tiene un impacto devastador en la docena de panaderos. Adem√°s de empa√Īar su reputaci√≥n y alterar sus mentes, las cintas tienen un impacto f√≠sico y visceral en sus cuerpos. Aquellos que han escuchado las cintas aparecen f√≠sicamente maltratados y tensos en la escuela. Incluso Clay, a quien Hannah declara que no pertenece a su lista, experimenta una migra√Īa severa mientras escucha las cintas. As√≠ de poderosas y dolorosas son las cintas. Despu√©s de soportar sola el dolor y la soledad que causaron sus compa√Īeros, Hannah se veng√≥ al nivelar esas sensaciones sobre ellos.

Central para Trece razones por las que son los secretos y mentiras que llevaron a Hannah a suicidarse. Una de las principales funciones de las cintas de Hannah es sacar a la luz estos secretos y exponer la verdad. Como ella (ir√≥nicamente) dice durante la cinta de Ryan, ‚Äúla verdad te har√° libre‚ÄĚ (288). Por supuesto, exponer la verdad es m√°s f√°cil de decir que de hacer. Mientras Hannah revela los secretos de sus compa√Īeros de clase y desacredita sus mentiras, los lectores experimentan angustia mental y f√≠sica. Por ejemplo, Clay comienza a cuestionar todo lo que sab√≠a sobre su escuela y sus compa√Īeros de clase. Cuando escucha a Marcus agredir sexualmente a Hannah, piensa: ‚ÄúEs demasiado. Demasiado para manejar ‚ÄĚ, y se agarra el est√≥mago de dolor (222). Y m√°s tarde, como reacci√≥n al enterarse de la violaci√≥n de Jessica por parte de Bryce, Clay vomita.

Claramente, exponer la verdad tiene un precio y podr√≠a tener repercusiones de gran alcance m√°s all√° de arruinar la reputaci√≥n. Por ejemplo, mientras Courtney puede perder su estatus de chica popular debido al papel que jug√≥ en la muerte de Hannah, Bryce podr√≠a enfrentar una pena de prisi√≥n por sus actos atroces y el Sr. Porter podr√≠a perder su trabajo. Por varias razones, la docena de panaderos tiene una inversi√≥n para asegurarse de que la verdad permanezca enterrada. Desafortunadamente para ellos, Hannah se niega a seguir siendo la √ļnica portadora de los secretos y mentiras de sus compa√Īeros y los expone para que otros los vean.

Deja un comentario