Todo calmado en el frente oeste



Resumen del libro

El registro de varios compa√Īeros de escuela que representan una generaci√≥n destruida por la deshumanizaci√≥n de la guerra de trincheras de la Primera Guerra Mundial, Todo calmado en el frente oeste habla de su alistamiento en el ej√©rcito ante la insistencia de su maestro, Kantorek, en cuya sabidur√≠a confiaron. Paul B√§umer, un adolescente sensible, sirve como inteligencia central, el prototipo del joven soldado de infanter√≠a cuya juventud es arrasada por la brutalidad de la guerra.

Detr√°s de las l√≠neas del frente alemanas entre Langemark y Bixschoote en 1916, solo ochenta de los ciento cincuenta soldados originales de la Segunda Compa√Ī√≠a permanecen aptos para el servicio. Paul y sus compa√Īeros adquirieron algo de experiencia en la batalla, incluida la p√©rdida de Joseph Behm, el primero de su grupo en morir. Franz Kemmerich, con la pierna amputada, se enfrenta a una muerte inminente. Una carta de Kantorek llam√°ndolos ¬ęJuventud de Hierro¬Ľ despierta la ira de Kropp.

Los soldados, recordando el brutal entrenamiento b√°sico del pelot√≥n 9 en Klosterberg, abandonan su idealismo como resultado de la tutela s√°dica del cabo Himmelstoss. En su lugar, desarrollan una fuerte camarader√≠a, que los fortalece y protege mucho mejor que la informaci√≥n ahora in√ļtil que aprendieron en la escuela. Franz Kemmerich, amigo de Paul, muere tras la amputaci√≥n de su pierna. M√ľller hereda las botas de Kemmerich.

Kat, la astuta y segura de sí misma, se las arregla para proporcionar frijoles y carne a sus amigos. Paul y los demás, emocionados por la noticia de la llegada de Himmelstoss al frente, recuerdan la noche antes de salir del campo de entrenamiento, cuando atraparon a su instructor en una colcha y lo golpearon.

La unidad de Paul, que incluye algunos reclutas inexpertos, telegrafía al frente. Mientras esperan el transporte de regreso, un bombardeo y una andanada de gas venenoso los atrapan en un cementerio, sacando cadáveres de tumbas antiguas. Al amanecer, un camión devuelve a los hombres a sus habitaciones.

Himmelstoss llega e intenta complacer a sus antiguos alumnos de formación. Los hombres lo ignoran y abusan de él. Himmelstoss logra castigar a Tjaden y Kropp por insubordinación. Kat y Paul frustran a un perro guardián y roban un ganso, que asan y comparten con los demás.

La Segunda Compa√Ī√≠a pasa el verano cerca del frente, luchando ferozmente con granadas, bayonetas y palas afiladas. Los treinta y dos hombres que sobreviven regresan a la retaguardia en el oto√Īo para descansar.

La compa√Ī√≠a se mueve m√°s atr√°s en las filas de lo habitual, donde comen, duermen y pasan tiempo con muchachas francesas dispuestas, a quienes obsequian con obsequios de comida. Paul regresa a casa para una licencia de diecisiete d√≠as. Alienado por el trauma de la batalla, carece de ambici√≥n y no puede disfrutar de los placeres de su juventud. Se desespera por la debilidad de su madre, pero disfruta del humor de Mittelstaedt atormentando a Kantorek, ahora miembro de la guardia de la casa y un pobre esp√©cimen de soldado.

Paul recibe entrenamiento adicional en un campamento en el páramo, donde observa los sufrimientos de los prisioneros de guerra rusos, quienes deben cambiarse y recoger basura para evitar morir de hambre. Piensa en ellos como seres humanos patéticos en lugar de adversarios y desea poder conocerlos mejor.

De vuelta en su unidad, Paul se siente m√°s en casa con sus compa√Īeros de equipo que con su familia. Inspeccionada por el Kaiser, la Segunda Compa√Ī√≠a regresa al frente. Durante la patrulla, Paul se separa de los dem√°s y hiere fatalmente a G√©rard Duval, un soldado franc√©s, en defensa propia. Cara a cara con un enemigo moribundo, Pablo se arrepiente y trata de aliviar los sufrimientos del hombre. De regreso al refugio con sus compa√Īeros, confiesa el asesinato, luego se calma y concluye que ¬ęla guerra es la guerra¬Ľ.

La suerte de Paul cambia cuando lo asignan al depósito de suministros y disfruta de comida y camas cómodas. Mientras evacuan un pueblo, Paul y Kropp reciben un disparo y son enviados en tren a St. Vicente. Le amputan la pierna a Kropp. Paul se recupera y se va de licencia, pero, sintiendo pena por dejar atrás a su amigo, regresa al servicio de primera línea.

En el verano de 1918, la guerra le va mal a Alemania. Incluso las raciones, que est√°n adulteradas con aditivos nocivos, escasean. Las tropas sufren de disenter√≠a y agotamiento nervioso por los aparentemente interminables ataques de los Aliados. Paul es el √ļltimo miembro restante de sus compa√Īeros de escuela. Lleva a Kat a un puesto de socorro para que la traten por una herida en la espinilla. En el camino, Kat es golpeada en la cabeza por una peque√Īa astilla de metralla y muere. Pablo se desmaya.

En octubre de 1918, Paul, que acababa de regresar de una licencia de dos semanas para recuperarse de un gas venenoso, es asesinado en un día tranquilo justo antes de que el armisticio ponga fin a la guerra.



Deja un comentario