Todo calmado en el frente oeste



Resumen y análisis Capítulo 11

Resumen

De regreso al frente en la primavera, Paul percibe la guerra como una especie de enfermedad, ¬ęla causa de la muerte como el c√°ncer y la tuberculosis, como la gripe y la disenter√≠a¬Ľ. Su mente se niega a concentrarse en la carnicer√≠a, que deja cr√°teres en el paisaje f√≠sico y emocional. Nadie recuerda lo que exist√≠a antes de la guerra, y el √ļnico placer fugaz est√° en la hermandad de los soldados. La vida est√° ¬ęlimitada a lo que m√°s se necesita¬Ľ, como comer en caso de que una herida posterior en el vientre se complique con la comida. Paul intenta pensar en los aspectos positivos y aferrarse a ellos ¬ęcontra el embate de la nada¬Ľ.

Con el tiempo, el caparaz√≥n entre la cordura y la locura se rompe. La l√≠nea alemana rota se desintegra en una ¬ęamarga lucha de cr√°ter a cr√°ter¬Ľ. Los hombres est√°n tan desesperados cuando los ingleses los rodean que orinan en la caja vac√≠a que contiene agua para enfriar la ametralladora. Detering ve un cerezo en flor en un jard√≠n y su recuerdo de esposa y hogar lo hace desertar. M√°s tarde es capturado y sometido a un consejo de guerra. Berger ilustra un caso de locura en el frente. Sale del cr√°ter y corre cien metros para ayudar a un perro mensajero herido. Con un disparo en la pelvis, lo trae de vuelta un camillero que est√° herido en una pierna. M√ľller tambi√©n est√° muerto. Le disparan a quemarropa en el est√≥mago y vive durante media hora con un dolor insoportable. Le da a Paul su billetera y las botas que Kemmerich ha estado usando durante tanto tiempo. Tomando las botas, Paul dice sombr√≠amente que despu√©s de que √©l mismo muera, ir√°n a Tjaden.

Contra un nuevo suministro de adversarios estadounidenses y brit√°nicos, el ej√©rcito alem√°n se desangra. Los alemanes se est√°n quedando sin granadas, tienen pocos caballos y est√°n indefensos frente a las nuevas y amenazantes m√°quinas de guerra: los tanques aliados. Las armas de fuego escasean y los ca√Īones se desgastan, distorsionando la punter√≠a de los soldados. Alemania est√° tan escasa de tropas de reemplazo que el ej√©rcito recluta ni√Īos, que son de poca utilidad. Los cirujanos militares est√°n tan ansiosos por devolver a los hombres a la batalla que marcan a los hombres A1 sin examinarlos. Paul desprecia el ¬ęfraude, la injusticia y la bajeza¬Ľ en el ej√©rcito y tambi√©n culpa a los due√Īos de las f√°bricas alemanas que se est√°n enriqueciendo mientras ponen aserr√≠n en las raciones, que arranca los intestinos de los soldados.

El teniente Bertinck, que fue un digno ejemplo durante dos a√Īos, muere mientras lucha contra un lanzallamas. El disparo que golpea su barbilla se desv√≠a hacia la cadera de Leer y muere desangrado. Paul relata con amargura: ¬ę¬ŅDe qu√© le sirve ahora que era tan buen matem√°tico en la escuela¬Ľ.

La primavera se convierte en el miserable verano de 1918. Consciente de las grandes p√©rdidas de Alemania, Paul es muy consciente de la vida. Sus descripciones de la naturaleza aluden a su presencia natural en medio de la carnicer√≠a: amapolas rojas, escarabajos suaves, √°rboles negros m√≠sticos, estrellas y agua corriente. Los rumores de paz lo animan a esperar un armisticio. En ese momento, los aviones brit√°nicos y estadounidenses superaban en n√ļmero a la flota alemana en una proporci√≥n de cinco a uno. Paulo resume: ¬ęNo estamos vencidos, porque como soldados somos mejores y m√°s experimentados; simplemente somos aplastados y empujados hacia atr√°s por fuerzas abrumadoramente superiores¬Ľ.

Al final del verano, Kat sufre una herida en la espinilla. Paul carga a su amigo sobre sus hombros y corre en busca de ayuda m√©dica, deteni√©ndose ocasionalmente para descansar y reflexionar sobre sus experiencias. Como los dos han sido amigos durante casi tres a√Īos, Paul le pide la direcci√≥n de Kat para que puedan mantenerse en contacto una vez que regresen a la vida civil. La condici√≥n de Kat empeora; Paul, sin darse cuenta de que Kat ha recibido una herida mortal en el cr√°neo, se tambalea hacia el vestidor. El ordenanza declara a Kat ¬ęmuerta como una piedra¬Ľ. La mente de Paul, incapaz de lidiar con la fatiga y, lo que es m√°s importante, con la p√©rdida personal de su mejor amigo, se queda en blanco.

An√°lisis

La atm√≥sfera de los cap√≠tulos finales se vuelve m√°s desesperada. El ej√©rcito alem√°n y sus soldados, como Kat y Paul, parecen totalmente resignados a la inutilidad de su situaci√≥n. El frente occidental se derrumba y muchos de los soldados, representados por Detering y Berger, se disuelven en la locura. Los √ļltimos tres a√Īos de sus vidas no fueron m√°s que muerte, gas, horror, lodo, ratas, escenas brutales, bombardeos, desesperaci√≥n y locura. Remarque bombardea constantemente al lector con todas estas cosas, as√≠ como con la desesperanza y la inutilidad de la guerra en general.

Paul solo, de su grupo original de siete colegas, ha sobrevivido, y ahora incluso su apoyo restante, Kat, le ha sido arrebatado. Lo √ļnico que ayud√≥ a Paul a sobrevivir fue la hermandad y la camarader√≠a de sus amigos. Ahora ni siquiera eso es posible, y la p√©rdida de Kat es tan grande que Paul (o Remarque) no pueden comenzar a describirla. Cuando el ordenanza le pregunta a Paul si est√°n relacionados, √©l responde: ¬ęNo, no estamos relacionados. No, no estamos relacionados¬Ľ. Vemos la amarga iron√≠a en su respuesta, porque mucho antes Pablo dijo de su v√≠nculo: ‚ÄúYo les pertenezco y ellos a m√≠, todos compartimos el mismo miedo y la misma vida, somos m√°s cercanos que los amantes, de una manera m√°s simple. , mucho m√°s dif√≠cil. . . ‚ÄĚ.

Glosario

gendarmes policía en Francia y Bélgica.

Muy leve un arma de fuego

postes de letrina postes que sirven como asientos de inodoro sobre agujeros excavados para contener excrementos humanos.

A 1 una persona apta para el servicio militar. Grados inferiores de índice de aptitud C3 o B3, por ejemplo.



Deja un comentario