Temas de Moll Flanders



Pruebas Críticas Temas de Moll Flandes

Ambición

El principal tema recurrente en la novela es el de la codicia, una codicia que lleva a Moll a la prostituci√≥n, el robo y la desintegraci√≥n moral. Moll ve a las personas como mercanc√≠as, sus relaciones con ellas como transacciones comerciales. Aunque est√° enamorada de su hermano mayor, no tiene reparos en aceptar dinero de √©l. Luego acepta un soborno de √©l para casarse con su hermano Robin. F√°cilmente entrega a sus hijos al cuidado de sus abuelos y se considera afortunada. ¬ęMis dos hijos fueron tomados de mis manos con alegr√≠a por el padre y la madre de mi esposo, . . .¬Ľ Ella elige maridos en funci√≥n de su riqueza o clase social. Al fallecer el primero, reflexiona: ‚ÄúHab√≠a conservado los t√≠tulos del hermano mayor para pagarme 500 libras, que me ofreci√≥ por mi consentimiento para casarme con su hermano; y esto, con lo que ahorr√© del dinero que antes me daba y m√°s para mi esposo, me dej√≥ viuda con alrededor de ¬£ 1,200 en mi bolsillo¬Ľ. Ella acepta dinero para la prostituci√≥n. Le roba a ni√Īos y personas en peligro. Y solo cuando es demasiado mayor para hacer lo contrario, se arrepiente.

Parece que Defoe manipula a sabiendas al lector para que vea a Moll como un individuo codicioso. Los t√©rminos que usa en la novela son a menudo econ√≥micos, con registros directos de las transacciones comerciales y criminales de Moll. De maneira jornal√≠stica, Defoe detalha o esp√≥lio da primeira aventura criminosa de Moll: , uma pequena caneca de prata e seis colheres, com algum outro linho, uma boa bata e tr√™s len√ßos de seda, e na caneca, em papel, 18s,6d, en dinero.¬Ľ

De hecho, en pr√°cticamente cualquier punto del libro, el lector puede acercarse a la situaci√≥n econ√≥mica de Moll. Desafortunadamente, nuestro conocimiento de su vida interior se resiente. Kenneth Rexroth se√Īala: ¬ęMoll Flanders no tiene vida interior, y los hechos materiales sobre los que se construye su personaje no mejoran su individualidad. Se eligen como facetas de su tipicidad¬Ľ.

Defoe, en el prefacio, insiste en que est√° escribiendo el libro como una lecci√≥n moral para ¬ęnarrar la historia de una vida moral arrepentida…¬Ľ Pero Moll parece prosperar en su vida criminal y, de hecho, la lecci√≥n que aprendemos es que para sobrevivir tienes que luchar con las armas que tienes. Defoe estaba escribiendo en una Nueva Inglaterra de orientaci√≥n capitalista. Interpretar a una dama elegante significar√≠a una vida de pobreza para Moll. Esta fue una decisi√≥n que el entorno social de la √©poca impuso a muchas personas; Moll Flanders puede considerarse un buen ejemplo del criminal de la √©poca que se ve obligado a una vida delictiva por las condiciones sociales que le dejan pocas alternativas. Por lo tanto, no podemos considerarlos con demasiada severidad, ya que son protagonistas de la lucha constante por la supervivencia que la sociedad impone a los pobres.

vanidad

Un tema importante de Moll Flandes es que la vanidad es la fuerza que prevalece sobre la virtud. Es la vanidad la que determina el comportamiento de Moll en la primera parte del libro. La vanidad de Moll facilita su seducción por su hermano mayor. También es un motivo fuerte que recorre los cinco matrimonios y numerosos amantes de Moll. Es un factor que precipita su decisión de robar en lugar de quedarse pobre y existir solo por el trabajo honesto de su aguja. De hecho, todas tus acciones están de alguna manera ligadas a tu vanidad.

Arrepentimiento

El tema del arrepentimiento se repite en Mol Flandes. Ella alberga constantemente un deseo de arrepentirse. A falta de una verdadera persuasión moral, estos arrepentimientos son, hasta el final, tímidos e insinceros. Ella no tiene fuerza moral; su fibra moral es rápidamente superada en varias ocasiones por la más mínima presión o incentivo. Su voluntad a veces parece estar completamente esclavizada.

Su primer arrepentimiento viene cuando Robin le propone: ¬ęAhora estaba en una condici√≥n terrible, y ahora lamentaba de todo coraz√≥n mi comodidad con el hermano mayor; no por ning√ļn reflejo de conciencia, porque yo era un extra√Īo en esas cosas. , pero yo No pod√≠a pensar en ser una prostituta para un hermano y una esposa para el otro¬Ľ.

De hecho, el arrepentimiento de Moll se parece m√°s a un arrepentimiento por haber subestimado sus posibilidades de un arreglo mejor.

A medida que se desarrolla el libro, se hace evidente que Moll no se ha ¬ędesviado del camino¬Ľ. Calcul√≥ muy astutamente el curso de su vida. A lo largo de la historia, Moll considera o reflexiona sobre el camino que est√° tomando su vida. La ocasi√≥n de la propuesta de matrimonio de Robin hace que Moll le diga a su hermano mayor: ¬ęDespu√©s de considerarlo seriamente, porque de hecho ahora he comenzado a considerar las cosas muy seriamente y nunca hasta ahora he decidido dec√≠rselo¬Ľ. Una vez m√°s, Moll considera qu√© hacer cuando se da cuenta de que no es tan malo como las personas que viven en la Casa de la Moneda. Ella dice: ¬ęTodav√≠a no era lo suficientemente mala para tipos como ese. Al contrario, comenc√© a considerar aqu√≠ muy seriamente lo que ten√≠a que hacer, c√≥mo estaban las cosas conmigo y qu√© rumbo deb√≠a tomar¬Ľ.

Cuando el caballero de Bath rechaza cualquier contacto con Moll, ella relata: ¬ęLanc√© innumerables caminos para mi futuro estado de vida y comenc√© a considerar muy seriamente lo que deber√≠a hacer, pero no me ofrecieron nada¬Ľ.

Despu√©s de que su marido de Lancashire se va y Moll vuelve sola a Londres, dice que ¬ęaqu√≠, estando perfectamente sola, he tenido tiempo de sentarme y reflexionar seriamente sobre los √ļltimos siete meses de caminata que he hecho…¬Ľ. Despu√©s de dar a luz a otro beb√© y recibir una carta del empleado de su banco de Londres que dice que quiere volver a verla, Moll est√° ¬ęextremadamente sorprendida por la noticia y ahora ha comenzado a reflexionar seriamente sobre mis circunstancias actuales…¬Ľ. Ella parece rega√Īarse a s√≠ misma justo antes de casarse con √©l: ¬ęEntonces se me ocurri√≥: ‘¬°Qu√© criatura tan abominable soy! ¬°Y c√≥mo abusar√© de m√≠ este inocente caballero!’ ¬°Qu√© poco piensa que, al divorciarse de una prostituta, se arroja a los brazos de otra!¬Ľ

Sin embargo, se casa con él y tras su muerte comienza su carrera criminal. Como puede verse, muchos de sus arrepentimientos parciales se disipan en más intriga. Irónicamente, las energías de Moll están demasiado gastadas maniobrando para salir de una mala situación como para preocuparse seriamente por salvar su alma.

Cuando Moll es admitida por primera vez en Newgate, hace la siguiente declaraci√≥n: ¬ęEntonces me arrepent√≠ profundamente de toda mi vida pasada, pero ese arrepentimiento no me dio satisfacci√≥n, ni paz, no, en absoluto, porque, como dije, yo mismo, era arrepinti√©ndome despu√©s de que me quitaron el poder de pecar m√°s, parec√≠a no arrepentirme de haber cometido tales cr√≠menes, y por el hecho, como era una ofensa contra Dios y mi pr√≥jimo, pero que deber√≠a ser castigado por ello (…) Estaba arrepentido, como pensaba, no porque hubiera pecado, sino porque deb√≠a sufrir, y eso me quit√≥ todo el consuelo de mi arrepentimiento en mis propios pensamientos.‚ÄĚ

Este pasaje muestra claramente otro arrepentimiento superficial de Moll. No teme por su estado espiritual, sino por su ser físico.

Incluso durante su estad√≠a en Newgate, Moll no parece arrepentirse realmente hasta alg√ļn tiempo despu√©s de su conversaci√≥n con el pastor. Y tal vez incluso entonces Moll est√° realmente preocupada por ser ahorcada. El mismo hecho de que ella insista en asegurar su herencia muestra c√≥mo la posesi√≥n de bienes terrenales tiene un significado mucho m√°s profundo para Moll que la adquisici√≥n del bienestar espiritual. De hecho, vemos un contraste significativo entre el personaje de Moll y el del ama de llaves, un ex mat√≥n que aparentemente realmente se arrepinti√≥.

Tenga en cuenta que las l√°grimas que llora Moll de vez en cuando son solo una liberaci√≥n emocional y no una se√Īal de verdadero arrepentimiento, ya que incluso despu√©s del derrame, su coraz√≥n se endurece r√°pidamente contra sus v√≠ctimas y contin√ļa con su victimizaci√≥n. Esto se muestra, por ejemplo, cuando ella roba el paquete de la casa en llamas. Cualquier arrepentimiento que tenga Moll es realmente d√©bil: ¬ęcon todo mi sentido de ser cruel e inhumano, nunca pude encontrar en mi coraz√≥n hacer ninguna restituci√≥n¬Ľ.

endurecimiento

La pregunta de si Moll realmente se convierte en un criminal empedernido es interesante. Hemos visto que, motivada por la codicia, logr√≥ cometer los m√°s crasos actos delictivos. Pero Defoe a√ļn nos revela aspectos sentimentales de la personalidad de Moll que no podemos ignorar. Decir que es una ladrona con alma es atribuirle m√°s profundidad de la que Defoe realmente nos muestra. Nunca vemos la vida interior de Moll tan plenamente. Sin embargo, es evidente que Defoe pretend√≠a que simpatic√°ramos con Moll; y podemos simpatizar con ella porque la retrata como una mujer muy comprensiva, que, a pesar de sus robos y prostituci√≥n, es muy querida por sus contempor√°neos y parece gustarles tambi√©n.

Defoe usa ingeniosamente la iron√≠a en pasajes que nos hablan de los pensamientos de Moll durante sus diversos cr√≠menes. A menudo la retrata como una moralista; por ejemplo, cuando roba el collar del ni√Īo en Aldersgate Street, siente que en realidad le est√° haciendo un favor al ni√Īo: ¬ęLa idea de este bot√≠n ha extinguido todos los pensamientos del primero, y las reflexiones que he hecho han desaparecido r√°pidamente¬Ľ. se me endureci√≥ el coraz√≥n, y mis propias necesidades me hicieron indiferente. He dado una reprimenda a los padres por su descuido de dejar ir solo a la casa al pobre corderito, y eso les ense√Īar√≠a a cuidarlo mejor en otro momento.‚ÄĚ Defoe no quiso nos permite condenar la acci√≥n y condenar a los padres. A trav√©s del humor ir√≥nico, nos da una idea de los intentos de Moll de racionalizar sus cr√≠menes.

A menudo, Moll siente remordimiento, pero es un remordimiento vac√≠o, ya que no la lleva a reducir el crimen espec√≠fico del que se arrepiente, ni la lleva a ofrecer restituci√≥n. Esto se muestra en su robo de una mujer cuya casa est√° en llamas: ¬ęEste fue el mayor y el peor premio que he tenido jam√°s; porque en verdad, aunque, como dije anteriormente, ahora estaba endurecido m√°s all√° del poder de toda reflexi√≥n. en otros casos, pero me toc√≥ mucho el alma al mirar este tesoro, pensar en la pobre se√Īora desconsolada que tanto hab√≠a perdido en el incendio. . . . ‚ÄĚ

Se muestra que Moll es la m√°s compasiva en sus relaciones con sus diversos amantes y esposos. Parece que realmente ama a su hermano mayor. Y cuando se casa con su hermano Robin, el pobre Robin nunca se entera de la aventura. Su segundo esposo es un libertino, pero ella lo trata bien y lo ayuda a escapar de sus acreedores. Ella cuida a sus hombres cuando est√°n enfermos y los ama cuando est√°n bien. Su relaci√≥n con Jemmy parece estar llena de amor y compasi√≥n. Moll est√° en Newgate, bajo sentencia de muerte, pero cuando descubre que Jemmy tambi√©n est√° all√≠, su remordimiento y culpa son genuinos. ¬ęEstaba cargado de dolor por √©l; mi propio caso no me preocupaba en comparaci√≥n, y estaba lleno de reproches a causa de √©l¬Ľ. Moll es un personaje ambivalente. Es una criminal, pero una simpatizante. Su vida criminal est√° constantemente te√Īida por su buen humor, compasi√≥n y sentido de la lealtad.



Deja un comentario