Temas de la Guerra de los Mundos

Los incansables invasores de Marte destruyen toda oposici√≥n. Parece que nada puede detener esta invasi√≥n, ya que las armas humanas no pueden competir con la tecnolog√≠a marciana. Parece que nada puede detener la invasi√≥n alien√≠gena de una aniquilaci√≥n completa de la humanidad. Y luego, de repente, como por milagro, los enormes tr√≠podes se volcaron y el controlador marciano dentro agoniza. Sorprendentemente, la raza humana se salva solo gracias a la misericordia de algunas de las criaturas m√°s peque√Īas del planeta: las bacterias. Los invasores marcianos no tienen inmunidad natural a los microbios terrestres, por lo que mueren a causa de las enfermedades. Esto evoca el poder de la naturaleza: los marcianos, como los √ļltimos forasteros, son impotentes para erradicar el equilibrio natural establecido de la vida en nuestro planeta de origen.

Los marcianos pueden parecer meras m√°quinas de matar sin prop√≥sito, pero Wells deja en claro que est√°n intentando conquistar la Tierra y establecer un nuevo hogar despu√©s de que los cambios ambientales hicieron que su planeta natal fuera inhabitable. Esto es paralelo a las acciones tomadas por las tropas brit√°nicas en los siglos XVIII y XIX, cuando conquistaron tierras en Asia, √Āfrica y Am√©rica, matando o subyugando a las poblaciones nativas. En la historia de Wells, son los propios brit√°nicos quienes son conquistados por una potencia extranjera que busca explotar su tierra natal.

Algunos comentaristas aplicaron rápidamente las teorías de Darwin sobre la selección natural a las sociedades humanas. Aunque el darwinismo social fue denunciado por el propio Darwin y muchos otros científicos prominentes, la idea de que genes superiores producían éxito social era una idea popular. En la novela, Wells ilustra lo que sucedería si una especie invasora de otro planeta más avanzado en la línea de tiempo evolutiva llegara a la Tierra. Un tema omnipresente que recorre todo Guerra de las palabras es el temor de cómo una especie aparentemente inferior podría esperar defenderse de un invasor genéticamente avanzado. Sin embargo, el hecho de que los marcianos, a pesar de sus avances en armamento y guerra, resulten inferiores en el tema de la adaptabilidad biológica es un desafío directo a esta ansiedad.

Los primeros capítulos de la novela de Wells están llenos de presentimientos: algo terrible se acerca y algo terrible le sucederá a la gente de la tierra. Cuando los cilindros comienzan a aterrizar, la mayoría de la gente en la tierra los trata como una diversión, hasta que los trípodes marcianos salen de ellos y comienzan a aterrorizar el campo británico.

Como otros temas, esto sugiere el miedo innato de que otros puedan intentar conquistar a los brit√°nicos, que han conquistado a tantas otras personas.

Cuando el narrador se encuentra con el cura, espera que este líder espiritual lo ayude a encontrar alguna razón en medio del caos. Sin embargo, el cura resulta ser un cobarde cuya impulsividad resulta en su muerte a manos de los marcianos. Esto sugiere que la religión no ayuda en tiempos de verdadera crisis y que las sectas religiosas pueden no poseer el tipo de conocimiento cósmico que muchos esperan que sea fundamental para sus organizaciones.

La ciencia ficci√≥n recibe su nombre del hecho de que las ideas, t√©cnicas o pr√°cticas cient√≠ficas son fundamentales para las historias del g√©nero. En Guerra de las palabras, es la amenaza repentina de la invasi√≥n marciana y su tecnolog√≠a avanzada lo que impulsa la historia. Los cient√≠ficos y periodistas son los primeros en notar las extra√Īas explosiones en la superficie de Marte, pero sus advertencias caen en o√≠dos sordos. Adem√°s, es la tecnolog√≠a muy avanzada de los marcianos la que les permite conquistar la Tierra con tanta facilidad.

La novela termina con científicos humanos clasificando los restos de las naves marcianas y deja abierta la posibilidad de que los humanos utilicen estas tecnologías para obtener una prosperidad sin precedentes o aprovechen estos asombrosos dispositivos destructivos para usarlos contra otros humanos en la guerra. Está claro que el descubrimiento científico es una bendición, pero sus poderes también pueden usarse para mal.

Aunque la gente de Inglaterra inicialmente siente curiosidad o indiferencia por la llegada de los cilindros, el ataque marciano hace que la sociedad colapse rápidamente. La gente huye de sus hogares o saquea las tiendas antes de los trípodes marcianos, y las estructuras sociales como el ejército o el gobierno se derrumban rápidamente en el embate de la invasión. Después del colapso de la sociedad, las personas muestran sus verdaderos colores: algunos, como el narrador, simplemente buscan sobrevivir, mientras que otros, como el cura, están demasiado paralizados por el miedo para funcionar.

Deja un comentario