Sra. Shimerda



An√°lisis de personajes Sra. Shimerda

En muchos sentidos, lo opuesto a su esposo, la Sra. Shimerda es mezquina, mezquina, astuta y codiciosa. Nunca está satisfecha, siempre esperando más. Jim menciona que ella siempre mira de manera acusadora a aquellos que tienen más que ella. Fue su codicia y deseo de cosas mejores lo que trajo a la familia a Estados Unidos. Ella vio el Nuevo Mundo como una oportunidad para que sus hijos fueran propietarios de tierras y sus hijas se casaran bien. No sabía que la vida en la pradera de Nebraska sería aislada, brutal y llena de sufrimiento. Uno puede imaginar lo que debe haberle dicho al Sr. Shimerda por proveer tanto como lo hizo una vez que estuvieron en Nebraska.

Tus acciones y palabras en presencia de las Cargas dejan bastante claro tu car√°cter. Es mala ama de casa, mala cocinera y desagradable en todo. La abuela menciona que pudo haber usado algunas de las gallinas del vecino para montar un gallinero, pero ni siquiera pudo hacer eso para ayudar a la familia. Sra. Shimerda no est√° de acuerdo con la vaca que les prestaron los Burden, no est√° contenta con las lecciones de ingl√©s de Antonia y est√° celosa y se queja de que los abuelos de Jim no ¬ędan su parte¬Ľ.

Mientras visitaba la casa de Burden, la Sra. Shimerda muestra adem√°s su falta de clase al quejarse, dejando en claro sus celos y lamentando que su suerte en la vida es mucho peor que la de los Burdens, que han vivido en la tierra y la han cultivado durante muchos a√Īos. . El trabajo duro no parece ser el camino al √©xito para la Sra. Shimerda. Jim menciona que ella puede compartir cosas, pero siempre ha esperado ¬ęregalos sustanciales a cambio¬Ľ. Sus visitas son a menudo dram√°ticas y llenas de codicia y expectativas. Es f√°cil ver que el personaje de la Sra. Shimerda contrasta fuertemente con la de su marido.

Aunque Jim est√° disgustado con la Sra. Shimerda y sus acciones y palabras, la abuela trata de ser caritativa, regal√°ndole una olla, envi√°ndole comida y regalos en muchas ocasiones y ofreci√©ndole palabras de consuelo. Incluso dice que sus acciones pueden excusarse porque es una extra√Īa en el pa√≠s y trata de mantener a su familia. Pero Jim presenta una imagen m√°s real en su evaluaci√≥n de que ¬ęera una anciana vanidosa y arrogante y ni siquiera la desgracia pudo humillarla¬Ľ. Solo podemos esperar que en la otra vida su esposo se salv√≥ de sus agravios.



Deja un comentario