soneto 61



Resumen y An√°lisis Soneto 61

Resumen

La juventud contin√ļa presentando una variedad de im√°genes fantasmas al poeta. Tratando de establecer una imagen aut√©ntica, el poeta no puede dormir por el torbellino emocional que le provoca su obsesi√≥n por la juventud. Las formas y visiones de la juventud son las ¬ęsombras como t√ļ¬Ľ desencarnadas, sombras que frustran al poeta y le impiden concluir nada sobre la juventud. Este tema recuerda sonetos anteriores en los que el poeta luchaba con el sue√Īo y la vigilia.

El poeta parece m√°s que un poco paranoico de que la juventud piense mal de √©l. En la segunda cuarteta, originalmente pregunta si el joven env√≠a a prop√≥sito su ¬ęesp√≠ritu¬Ľ para inquietar al poeta: ¬ęPara descubrir la verg√ľenza y las horas ociosas en m√≠¬Ľ. Sin embargo, las siguientes cuatro l√≠neas dejan claro que la causa de la miseria del poeta es su propio afecto por el joven y no el del joven por √©l: ¬ęAh, no, tu amor, aunque mucho, no es tan grande; mant√©n mis ojos despierto¬Ľ. Temeroso de que su intenso amor pueda avergonzar o avergonzar al objeto de su afecto, el poeta trata de regular sus propias emociones, por el bien de la juventud, no por s√≠ mismo: por el bien de ti. atesoran la atenci√≥n del joven, pero no pueden hacerlo.La frase ¬ęcon los otros muy cerca¬Ľ demuestra que el poeta no est√° nada satisfecho de que el joven est√© recibiendo los afectos de otros pretendientes, afectos que el poeta siente que son suyos – y solo suyo – para dar.



Deja un comentario