soneto 129



Resumen y An√°lisis Soneto 129

Resumen

La amante no se menciona en este soneto. En cambio, el poeta escribe una violenta diatriba contra el pecado de la lujuria. El furioso ataque del soneto al placer sexual se sit√ļa entre dos sonetos m√°s bien inocuos dirigidos a la mujer del teclado, y sirve como comentario la ma√Īana siguiente a una noche de placenteras indulgencias. El poeta sufre una especie de p√°nico cuando se da cuenta de lo vulnerable que es a perder el control de s√≠ mismo por impulsos lascivos. Es la paradoja de tener que dejarse llevar por completo para disfrutar de la liberaci√≥n emocional, pero lamentando la inevitable p√©rdida de control, el mismo control que estaba celoso de su amante sobre la ¬ęmadera muerta¬Ľ.

Aunque el Soneto 129 nunca se refiere directamente a ning√ļn personaje, expresa indirectamente el car√°cter del poeta en una ant√≠tesis fuertemente marcada, la impaciencia excitada de la lujuria contrastada con la repulsi√≥n que sigue a la gratificaci√≥n: una alegr√≠a propuesta; detr√°s, un sue√Īo‚ÄĚ. El poeta a menudo invierte el orden de las palabras para dar mayor impacto a su ant√≠tesis y profundizar la impresi√≥n de conflicto, como en el vers√≠culo 2: ‚ÄúEs lujuria en acci√≥n; e incluso la acci√≥n, la lujuria‚ÄĚ. L√≠nea 14 ‚ÄĒ ‚ÄúEvita el cielo que conduce a los hombres a este infierno‚ÄĚ ‚ÄĒ completa la imaginer√≠a antag√≥nica.

El soneto 129 revela una debilidad fundamental en el ser moral del poeta. Pregunta por qu√© su coraz√≥n debe conmoverse por lo que sabe que es in√ļtil y, sin embargo, obviamente atrapado por la pasi√≥n, no puede escapar de su lujuria a pesar de ser mejor. Lucha por convencerse a s√≠ mismo de que la Dama Oscura es mejor de lo que √©l sabe que es.



Deja un comentario