soneto 128



Resumen y An√°lisis Soneto 128

Resumen

El soneto 128 es uno de los pocos sonetos que crea una escena f√≠sica, aunque esta escena solo involucra al poeta de pie junto a ¬ęesa madera bendita¬Ľ, probablemente un clavic√©mbalo, un instrumento de cuerda parecido a un piano de cola, que est√° tocando la Dama Negra. . El Soneto 8 es comparable al Soneto 8 en que ambos se refieren a la m√ļsica, pero el Soneto 128 habla de ¬ęmi m√ļsica¬Ľ, mientras que el Soneto 8 habla de ¬ęM√ļsica para o√≠r¬Ľ, una distinci√≥n sutil en el sentimiento, siendo el Soneto 128 el m√°s sensual de los dos.

Celoso de que su amante toque el instrumento en lugar de √©l, el poeta fantasea con besar a la mujer de la misma manera tierna y controladora que ella usa cuando toca. Lo que hace que el soneto sea tan f√≠sicamente sensual, a pesar de que el poeta nunca haya tocado a la mujer, no es solo la descripci√≥n de su t√©cnica de interpretaci√≥n, sino su personificaci√≥n de la respuesta del instrumento al toque de la mujer. Envidio ¬ęesos monos que saltan √°giles / Para besar la ternura interior de [the woman’s] mano¬Ľ y resiente ¬ęesas fichas danzantes, / O’er who [the woman’s] dedos caminan con pasos suaves¬Ľ; en su mente, sus ¬ępobres labios¬Ľ deber√≠an estar bes√°ndola, no su ¬ęmadera muerta¬Ľ.

En el √ļltimo pareado, el poeta contin√ļa personificando las palancas del instrumento de madera, llam√°ndolos ¬ęjuguetes descarados tan felices¬Ľ porque la mujer los toca f√≠sicamente. El √ļnico consuelo del poeta es su fantas√≠a de besar a su amante, que es un consuelo vac√≠o, ya que el poeta anhela el toque sensual que usa la Dama Oscura cuando toca el instrumento musical.



Deja un comentario