soneto 123



Resumen y An√°lisis Soneto 123

Resumen

El poeta niega claramente que sea uno de los tontos del tiempo, o que act√ļe s√≥lo por una gratificaci√≥n inmediata: ¬ęNo, Tiempo, no te jactar√°s de que yo cambio¬Ľ. Este tema de la constancia es evidente a lo largo del soneto. Despu√©s de afirmar desafiante que no se dejar√° enga√Īar para que termine con su amor por la juventud, el poeta filosofa sobre c√≥mo las personas perciben los objetos y los eventos de acuerdo con lo que quieren ver, no con lo que realmente es. El poeta argumenta que debido a que solo vivimos por un breve per√≠odo de tiempo, valoramos m√°s lo que es viejo, lo que ha resistido los estragos del tiempo y existe mucho m√°s tiempo que cualquier persona individual, por ejemplo, las ¬ępir√°mides¬Ľ en la l√≠nea 2, que simbolizan el acumulaci√≥n de tiempo.

En las dos primeras l√≠neas de la tercera cuarteta, el poeta vuelve a afirmar audazmente que su amor es diferente de las im√°genes creadas que acaba de discutir: ¬ęTus registros y a ti te desaf√≠o, / sin admirar el presente ni el pasado¬Ľ. Luego sigue esta declaraci√≥n con un orgullo a√ļn mayor en el pareado final: Lo √ļnico que no se ve afectado por la fortuna o el accidente es el verdadero voto de amor. Su temeraria declaraci√≥n ¬ęSer√© fiel a pesar de tu guada√Īa y de ti¬Ľ equilibra bien la primera l√≠nea del soneto; su jactancia aqu√≠ al final del soneto contrasta con la jactancia del tiempo al comienzo del soneto.



Deja un comentario