soneto 106



Resumen y An√°lisis Soneto 106

Resumen

El soneto 106 est√° dirigido al joven sin referencia a ning√ļn evento en particular. El poeta viaja a trav√©s del tiempo hist√≥rico para comparar la belleza de la juventud con la retratada en el arte creado hace mucho tiempo. No es sorprendente que argumente que ninguna belleza ha superado jam√°s a la de su amigo. Admirando a las figuras hist√≥ricas porque le recuerdan el car√°cter del joven, el poeta afirma que lo que los primeros artistas consideraban belleza era solo un presagio de la apariencia insuperable del joven: ¬ęAs√≠ que todas sus alabanzas no son m√°s que profec√≠as / De este nuestro tiempo, todos ustedes presagiando. ¬ę

En el √ļltimo pareado, el poeta compara el tiempo hist√≥rico con el presente y descubre que, si bien critic√≥ a sus precursores por su falta de descripciones definitivas de la belleza, tampoco puede describir adecuadamente la belleza de los j√≥venes. En las l√≠neas 11 y 12, supone que los artesanos anteriores nunca habr√≠an podido hacer justicia art√≠stica al joven: ¬ęY, porque miraban solo con ojos de adivinaci√≥n, / a√ļn no ten√≠an el valor suficiente para cantar¬Ľ. Sin embargo, admite en las dos √ļltimas l√≠neas del soneto que tambi√©n carece de las habilidades necesarias: ¬ęPorque nosotros que ahora contemplamos el d√≠a presente, / Ten√≠amos ojos para admirar, pero carec√≠amos de lenguas para alabar¬Ľ. Tenga en cuenta las im√°genes paralelas en las √ļltimas cuatro l√≠neas del soneto, en las que el pasado y el presente se oponen: ¬ęLos ojos¬Ľ pueden ver la belleza de la juventud, pero los artesanos anteriores no ten√≠an la capacidad de ¬ęcantar¬Ľ sobre el joven, ni el poeta tiene la capacidad de ¬ęalabarlo¬Ľ adecuadamente.



Deja un comentario