Sobre una tragedia americana



Sobre una tragedia americana

una tragedia americana se public√≥ en diciembre de 1925 y se public√≥ en dos vol√ļmenes. Dreiser ha creado una novela conmovedora pero poderosa sobre la soledad juvenil en la sociedad industrial y sobre el espejismo estadounidense que atrae a algunos j√≥venes al desastre.

Durante a√Īos, Dreiser hab√≠a estado recopilando noticias sobre j√≥venes desesperados que intentaban librarse de aventuras amorosas fugaces a trav√©s de la violencia. El caso de Chester Gillette lo fascin√≥ particularmente. En el condado de Herkimer, Nueva York, en 1906, Gillette atrajo a su novia embarazada, Grace Brown, al lago Big Moose y la ahog√≥. Descubierta y detenida casi de inmediato, Gillette fue electrocutada en la Penitenciar√≠a de Auburn en marzo de 1908.

Con voluminoso detalle, Dreiser cuenta la desconcertante historia de Clyde Griffiths, hijo de evangelistas, que acepta trabajo como mensajero, se ve envuelto en un accidente automovilístico, huye a otra ciudad, encuentra trabajo en la fábrica de su tío, divide sus afectos entre una fábrica trabajador y miembro de la alta sociedad, atrae a la trabajadora embarazada a un lago, deja que se ahogue y él mismo es juzgado, condenado y electrocutado.

Para esta historia, Dreiser analizó detenidamente los registros judiciales oficiales y los muchos informes periodísticos del caso Gillette-Brown, exploró el condado de Herkimer e inspeccionó Sing Sing, reuniendo miles de huellas y detalles.

El principio principal de naturalistas literarios como Stephen Crane, Frank Norris, Jack London y Theodore Dreiser es que el hombre es un pe√≥n indefenso de su herencia y entorno, una criatura atrapada en la red de causalidad y azar. Aunque Clyde aparentemente tiene momentos de √©xito, su vida es b√°sicamente una vida de sufrimiento. Debido a su pensamiento pobre y voluntad d√©bil, Clyde es el protagonista-v√≠ctima no de una trama ¬ętr√°gica¬Ľ, sino de una trama ¬ępat√©tica¬Ľ, y de acuerdo con la trama pat√©tico-naturalista, la fragilidad humana y la futilidad impregnan Una tragedia americana.

Tanto el individuo ¬ępat√©tico¬Ľ como la civilizaci√≥n ¬ętr√°gica¬Ľ son geniales en esta novela. En Kansas City, Denver y San Francisco, vemos a los Griffith en una sociedad cuya comunidad org√°nica ha disminuido. El esnobismo de clase de Clyde es una consecuencia del individualismo y la urbanizaci√≥n. Y vemos en Clyde el declive de las creencias, el auge de la √©tica secular y la fragmentaci√≥n de su personalidad.

Aunque sus cien cap√≠tulos cl√°sicos se dividen en tres libros desproporcionados de diecinueve, cuarenta y siete y treinta y cuatro cap√≠tulos, el pesado conjunto est√° tensamente unificado. El cosmos ficticio de indiferencia de Dreiser hacia el hombre d√©bil y luchador revela el contraste entre los d√©biles, los pobres y los feos y entre los relativamente fuertes, los ricos y los hermosos. Una vez m√°s, contrasta el mundo fotogr√°fico tal y como es con el mundo visionario tal y como podr√≠a ser. Debido a los audaces contrastes, la ambig√ľedad sistem√°tica y la mezcla inc√≥moda de nociones cient√≠ficas y sentimientos compasivos de Dreiser, los cr√≠ticos a menudo discuten si Dreiser era o no un ¬ęnaturalista¬Ľ, un ¬ęrealista¬Ľ o un ¬ęrom√°ntico¬Ľ anticuado. De hecho, sus descripciones de estados subjetivos atraen tanta atenci√≥n como sus documentales de superficies materiales, y ambos penetran m√°s all√° de la simple apariencia. Est√©ticamente, su vasta red de contrastes dram√°ticos crea fascinantes iron√≠as, presagios y paralelismos, que contribuyen a la unidad del libro.

De vez en cuando, el lector notar√° en la prosa de Dreiser cierta crudeza y repetici√≥n. Nuestra sensibilidad literaria puede incluso ofenderse cuando, por ejemplo, vemos a Clyde Griffiths ¬ęretirarse precipitadamente…¬Ľ. o cuando el narrador omnisciente nos informa que ciertas emociones ¬ęahora, en t√©rminos de transformaci√≥n, jugaban en su semblante…¬Ľ. o cuando una mujer joven lleva ¬ędos zarcillos de granate en las orejas¬Ľ o cuando un cap√≠tulo comienza: ¬ęSin embargo, un pensamiento como el del lago, conectado como estaba con la situaci√≥n a la que se enfrentaba, y retrocede ante √©l aunque sea podr√≠a, no deber√≠a ser despedido tan f√°cilmente como √©l deseaba¬Ľ.

Ciertamente, la mayor√≠a de las oraciones de Dreiser no se ajustan al ideal establecido en, digamos, Strunk y White. Elementos de estilo. Sin embargo, la prosa de Dreiser a menudo reproduce la ilusi√≥n del mundo com√ļn con una fidelidad extraordinaria. Significativamente, se han adelantado afirmaciones de que Theodore Dreiser es uno de los mejores peores escritores del mundo, y que es un impuro con nada m√°s que genio.



Deja un comentario