Sobre la muerte llega al arzobispo



Sobre La muerte llega al arzobispo

Cather concibi√≥ por primera vez La muerte llega al arzobispo en 1912, durante una visita al suroeste de Estados Unidos. Ella hab√≠a definido la ficci√≥n anterior en la regi√≥n, incluida la historia de 1909 ¬ęThe Enchanted Bluff¬Ľ y partes de las novelas. Mi Antonia, Canci√≥n de la Alondra, y La Casa del Maestro.

Cather prefiri√≥ llamar La muerte llega al arzobispo una ¬ęnarrativa¬Ľ en lugar de una novela. De hecho, el libro no se ajusta a las nociones tradicionales de forma novedosa. En cambio, Cather superpone vi√Īetas de la vida de sus protagonistas para construir un estudio tranquilo del Nuevo M√©xico del siglo XIX y la fe religiosa que transform√≥ a la gente de la regi√≥n.

Cather escribi√≥ La muerte llega al arzobispo siguiendo dos novelas contempor√°neas, una dama perdida y casa del maestro, como una novela, Mi enemigo mortal. La ficci√≥n anterior revela la percepci√≥n de Cather del creciente materialismo de la sociedad estadounidense y la desilusi√≥n con los lapsos en la moralidad de la Era del Jazz. Al igual que otros escritores modernistas como TS Eliot y David Jones, Cather se dio cuenta de que ¬ęel mundo se dividi√≥ en dos en 1922 m√°s o menos¬Ľ, como escribi√≥ en el prefacio de su colecci√≥n de ensayos de 1936. No menos de cuarenta. En otro parecido con Eliot y Jones, Cather trat√≥ de contrarrestar la moral relajada de la √©poca a trav√©s de la fe religiosa. Criada como bautista, se convirti√≥ a la Iglesia Episcopal. Es la creencia de algunos cr√≠ticos que Cather dej√≥ de convertirse al catolicismo romano debido a sus ra√≠ces protestantes. Sin embargo, La muerte llega al arzobispo revela el aprecio de Cather por los rituales cat√≥licos, la autodisciplina y el simbolismo.

En respuesta a las preguntas de los lectores sobre su inspiración para La muerte llega al arzobispo, Cather respondió en una carta publicada en la revista La comunidad. En la carta, describió una visita de 1912 al suroeste, donde viajó en carreta. En esa visita conoció al padre Halterman, un sacerdote belga que criaba aves, ovejas, hortalizas y flores. El padre Halterman le contó muchas historias sobre las tradiciones de la región y el folclore indio. Cather profundizó en las fuentes de su narrativa en el Comunidad Carta:

Toda mi vida quise hacer algo al estilo de las leyendas, que es absolutamente el reverso del tratamiento dramático. Desde que vi por primera vez los frescos de la vida de Santa Genoveva de Puvis de Chavannes en mis días de estudiante [1902]Ojalá pudiera intentar algo un poco como esto en prosa; algo sin acento, sin ninguno de los elementos artificiales de la composición. En la Leyenda Dorada, los martirios de los santos no se mencionan más que los incidentes triviales de sus vidas; es como si todas las experiencias humanas, comparadas con una experiencia espiritual suprema, tuvieran aproximadamente la misma importancia. La esencia de tal escritura no es guardar la nota, no usar un incidente para todo lo que hay en ella, sino reproducirla y transmitirla.

Creyendo que la historia del suroeste de Estados Unidos era principalmente una historia de la Iglesia cat√≥lica en la regi√≥n, Cather asumi√≥ que el relato deb√≠a ser escrito por un cat√≥lico. Esper√≥ m√°s de quince a√Īos desde su inspiraci√≥n inicial antes de escribir La muerte llega al arzobispo, tomando el nombre de la novela de una xilograf√≠a del artista alem√°n Hans Holbein, la danza de la muerte, en el que una muerte personificada llega a un arzobispo.

Cather se inspir√≥ a√ļn m√°s para escribir La muerte llega al arzobispo despues de leer Vida del Reverend√≠simo Joseph Priest Machebeuf, DD, Sacerdote Pionero de Ohio, Colorado y Utah, y Primer Obispo de Denver, una historia breve escrita por el reverendo WJ Howlett, que se public√≥ de forma privada en 1908. Gran parte de la historia de Howlett presenta traducciones de cartas que Machebeuf escribi√≥ entre 1839 y 1886 a su hermana Philomene, una monja que viv√≠a en Riom, Francia. Machebeuf sirvi√≥ de inspiraci√≥n para el personaje del padre Joseph Vaillant. El padre Vaillant ayuda al padre Latour, quien a su vez sigue el modelo del padre Jean Baptiste Lamy, el primer arzobispo de Santa Fe.

La muerte llega al arzobispo se convirtió en una de las obras más apreciadas por la crítica de Cather. Fue calificada como la mejor novelista estadounidense en una encuesta de críticos de 1929, en gran parte debido al éxito literario de la narrativa, que ganó elogios por la lucidez y la economía de la prosa.



Deja un comentario