Sobre La Casa de las Siete Fronteras



Sobre La casa de los siete tejados

Unos seis meses despu√©s de la publicaci√≥n de carta de escarlata El 16 de marzo de 1850, Hawthorne comenz√≥ a escribir La Casa de las Siete Fronteras. El 12 de enero de 1851 se complet√≥ y Hawthorne dijo que la prefer√≠a a la novela anterior. Sin embargo, ni el p√ļblico lector en general ni los cr√≠ticos literarios, al parecer, estaban de acuerdo con √©l. carta de escarlata vendido, casi desde el principio La casa de los siete tejados y evoc√≥ una gran cantidad de ensayos cr√≠ticos que este √ļltimo probablemente nunca abordar√°. Sin embargo, La casa de los siete tejados sigui√≥ fascinando a lectores y cr√≠ticos por igual debido a su riqueza.

La variedad de formas en que La casa de los siete tejados ha sido interpretada por cr√≠ticos perspicaces es una pista de esta riqueza. La novela se ley√≥ como una par√°bola sobre la naturaleza y los efectos del pecado original. Se ha le√≠do como una elaboraci√≥n m√°s completa del tema del cuento de Hawthorne ¬ęLady Eleanor’s Mantle¬Ľ, a saber, que el orgullo y la muerte son compa√Īeros inseparables: se sientan juntos en la habitaci√≥n oscura que es a la vez el coraz√≥n de la antigua casa de Pyncheon y la tumba de las ambiciones del juez Jaffrey. La novela se ha le√≠do como la declaraci√≥n art√≠stica m√°s impresionante de las creencias democr√°ticas de Hawthorne; Seg√ļn esta lectura, los Pyncheon aristocr√°ticos descubren que la muerte y el sufrimiento no respetan a las personas y que ellos, los Pyncheon, deben abandonar su pretensi√≥n de superioridad y mezclarse con ¬ęla gente com√ļn¬Ľ y, en particular, con los Maules ¬ęcomunes¬Ľ. . La casa de los siete tejados se ley√≥ como una afirmaci√≥n del tema arquet√≠pico de retirada y retorno, que Hawthorne interpret√≥ como aislamiento y reuni√≥n redentora. Tambi√©n se ha le√≠do como la declaraci√≥n m√°s madura de Hawthorne sobre la relaci√≥n del hombre con el pasado, considerado determinante para el futuro, y sobre si el hombre puede escapar de la esclavitud que impone el pasado, o c√≥mo hacerlo. Tambi√©n se ley√≥ como una pieza de encantador realismo po√©tico, una especie de precursor de los viejos cuentos de ¬ęcolor local¬Ľ de Nueva Inglaterra que fueron tan populares despu√©s de la Guerra Civil.

La casa de los siete tejados puede involucrar con éxito al lector en su historia de amor, su pintoresca historia de Salem, su humor yanqui, su leyenda romántica, su realismo moderno, su melodrama o incluso sus pocos momentos de terror gótico.

Para tener una visión suficiente la casa de los siete tejados, debemos examinar y mirar más allá del propio énfasis superficial de Hawthorne; el autor realmente quiere decir lo que dice sobre sus personajes y sus hechos, pero sus indicios más profundos de caracterización, sus imágenes y la dirección de su trama revelan una preocupación principal por algo de importancia para todos los que leemos la novela.



Deja un comentario