Sobre Joseph Andrews



Sobre jose andres

En el interior jose andres, Fielding el autor, magistrado y moralista se niega a aceptar mucho de lo que ve a su alrededor; en el Libro III, afirma que su prop√≥sito es ¬ętener vidrio para miles en sus armarios, para que contemplen su deformidad y se esfuercen por reducirlo¬Ľ. Pero as√≠ como Fielding excluye el burlesque, que constituye la totalidad de Shamela, de sus ¬ęsentimientos y caracteres¬Ľ en jose andres, tambi√©n avanza m√°s all√° de una mera cr√≠tica de ¬ęrid√≠culo¬Ľ a una declaraci√≥n positiva y una representaci√≥n de los valores en los que cre√≠a. Descubrimos que ya no nos estamos riendo en el personas y situaciones, pero tambi√©n re√≠r con ellos; nos deleitamos en lugar de re√≠rnos con desd√©n. Nuestra sensaci√≥n de placer al final de jose andres no es destructivo en ning√ļn sentido, pero representa uno de los muchos aspectos de este libro que pueden ser considerados bajo t√≠tulos tales como forma, caracterizaci√≥n, estilo y tono moral.

jose andres es una novela de ruta picaresca; la portada nos dice que fue ¬ęescrito a imitaci√≥n del modo de CERVANTES, autor de Don Quixote.¬ęA pesar de su laxitud de construcci√≥n, sin embargo, jose andres hace un movimiento deliberado de la confusi√≥n y la hipocres√≠a de Londres a la abierta sinceridad del pa√≠s; tal vez uno pueda aplicar las propias palabras de Fielding en una rese√Īa que escribi√≥ sobre Charlotte Lennox El Quijote Femenino: ¬ę…aqu√≠ hay una historia regular que, aunque posiblemente no transcurra con esa regularidad √©pica que le dar√≠a el nombre de acci√≥n, se acerca m√°s a esa perfecci√≥n que las aventuras sueltas e inconexas en Don Quixote; del cual pod√©is trasponer el orden como quer√°is, sin perjuicio del todo¬Ľ.

Este viaje se lleva a cabo en un sentido más que simplemente geográfico. Fielding lleva a sus personajes a través de una serie de episodios confusos, y finalmente los alinea con sus parejas adecuadas en un entorno social mejorado del que quedan excluidos los personajes más recalcitrantes; los personajes, en su mayoría, todos midieron y lograron un mayor grado de autoconocimiento. Así, el matrimonio de Fanny con un Joseph más experimentado se lleva a cabo en un entorno ideal, el campo, y se ve facilitado por la generosidad de un ilustrado Sr. Bobo. Lady Booby, sin cambios ni reformas, regresa a Londres, excluyéndose de la sociedad que Fielding ha remodelado.

Con demasiada frecuencia, la comedia se trata de corregir los excesos, y Fielding no se ha librado de las prácticas deshonestas de un abogado Scout, ni de la grosera codicia de un pastor Trulliber. Pero su comedia incluye una sensación de placer y el orden en el que da forma jose andres es una afirmación positiva de las cualidades de amor, caridad y sinceridad expresadas por Adams, Joseph y Fanny.

Y el activo La virtud (en el caso de Adams, es defectuosa por la cantidad correcta de vanidad e inconsistencia) de Adams, Joseph y Fanny que redime este libro del mont√≥n de hip√≥critas que pueblan sus p√°ginas. De hecho, Fielding explica en su prefacio que nombr√≥ a Adams cl√©rigo ¬ęya que ning√ļn otro cargo podr√≠a haberle brindado tantas oportunidades para mostrar sus dignas inclinaciones¬Ľ. Es importante darse cuenta de que aunque Joseph y Fanny siguen siendo tipos, como todos los dem√°s personajes, Adams emerge como un Individual. Es una fuerza positiva no s√≥lo como cl√©rigo que pone en pr√°ctica sus principios de caridad, sino como hombre que se dedica tanto a la comodidad de Esquilo como a su pipa y su cerveza, logra enfrentar los obst√°culos f√≠sicos del mundo en el el m√°s torpe, se enorgullece demasiado como profesor de lat√≠n y escritor de sermones, y toma a las personas absolutamente literalmente. No solo encaja en el lado positivo del patr√≥n c√≥mico de Fielding, sino que se presenta como un personaje ¬ęredondo¬Ľ y completamente desarrollado que refuerza su bondad por su humanidad.

Los otros caracteres son ¬ęplanos¬Ľ; son tipos, no individuos, y est√°n representados por un √©nfasis en una sola caracter√≠stica; la codicia resume a la Sra. Tow-wouse, mientras que la Sra. Slipslop cobra vida a trav√©s de sus malapropismos. ¬ęNo describo hombres, sino modales; no un individuo, sino una especie¬Ľ, dice Fielding en el Libro III, Cap√≠tulo 1; retratar a las personas como tipos hace que sea m√°s f√°cil incluirlas en tus visiones c√≥micas; podemos investigar m√°s f√°cilmente las excentricidades del resto de especies, utilizando nuestro desapego (destacamento de Adams) para localizarlas y criticarlas.

Hay dos puntos importantes a destacar sobre el m√©todo de caracterizaci√≥n de Fielding. En primer lugar, cuando se les pregunta sobre el predominio de la novela como g√©nero, la mayor√≠a de la gente probablemente responder√≠a en t√©rminos de ¬ęlo real, lo real y lo cotidiano¬Ľ. Considere lo que hace Fielding. todos los personajes en jose andres, con una excepci√≥n, se revelan en un escenario realista y v√≠vidamente retratado. La excepci√≥n, por supuesto, es Parson Adams, que existe en el mismo mundo pero no se relaciona con √©l y, por lo tanto, se convierte en una fuerza positiva. El trabajo del novelista es transmitir el verdadero sabor de la vida, pero hay lugar tanto para el idealismo como para el realismo. As√≠ como el control de Fielding da orden a los fragmentos de la vida real, la ingenuidad e inocencia de Adams a√Īaden una dimensi√≥n adicional al fuerte sentido de la realidad que se transmite en jose andres

El segundo punto se refiere a la idea de apariencia. En la vida real, siempre debemos juzgar a las personas por las apariencias; el romance, sin embargo, ofrece una dimensi√≥n adicional. En el romance, podemos penetrar las fachadas y ver lo que la gente realmente piensa, mientras que en la vida real solo tenemos la evidencia de sus palabras y acciones. Sin embargo, este no es un proceso al que se entrega Fielding; su instinto dram√°tico a menudo hace que sus personajes se enfrenten entre s√≠ de la misma manera que lo hacen en la vida real. Los personajes pueden ser enga√Īados o confundidos entre s√≠, pero el tema de la apariencia frente a la realidad se comunica al lector. Fielding nos muestra claramente lo dif√≠cil que es penetrar a trav√©s de las trampas hasta el coraz√≥n del hombre.

Aunque la descripci√≥n de Fielding de su obra como ¬ęnovela c√≥mica¬Ľ o ¬ępoema √©pico c√≥mico en prosa¬Ľ introduce elementos de parodia y burlesque, se inyectan ciertas cualidades de la √©pica y de la novela misma. jose andres Estas son las cualidades de la imaginaci√≥n, el idealismo y una conclusi√≥n feliz que sirven para subrayar el prop√≥sito de Fielding al escribir este libro. En su prefacio, Fielding tiene cuidado de desvincularse de las ¬ęproducciones de los novelistas¬Ľ, pero hay que admitir que el final de la jose andres, con sus relatos de gitanos y beb√©s cambiantes, ciertos elementos del cuento de hadas se hacen realidad. De hecho, el logro de Fielding es superponer este acto positivo de imaginaci√≥n a la materia prima del mundo real. Su logro, en palabras de Samuel Johnson, ¬ępuede denominarse, no impropiamente, la comedia de la novela, y debe llevarse a cabo casi seg√ļn las reglas de la poes√≠a c√≥mica¬Ľ, t√©rminos notablemente similares a los de Fielding. Esta ¬ęcomedia rom√°ntica¬Ľ requiere, dice Johnson, ¬ęjunto con el aprendizaje que se obtiene de los libros, la experiencia que nunca se puede lograr con una diligencia solitaria, sino que debe surgir de una conversaci√≥n general y una observaci√≥n cercana del mundo viviente¬Ľ. Es esta combinaci√≥n de lo tosco y lo refinado, lo real y lo ideal, lo que Fielding cre√≥ en su ‘poema √©pico c√≥mico’.

Fielding mantiene una perspectiva positiva en el libro, enfatizando la caridad y la virtud. acci√≥n. Adams es un p√°rroco de boxeo, y tanto √©l como Joseph siempre act√ļan de acuerdo con sus creencias, defendi√©ndolas por la fuerza si es necesario. Adams se ofende por la ins√≠pida doctrina metodista de la fe contra las buenas obras; para √©l, los seres humanos se distinguen por lo que hacen: ¬ęun turco bueno y virtuoso, o un pagano, es m√°s aceptable a los ojos de su Hacedor que un cristiano vicioso y perverso, aunque su fe fuera tan perfectamente ortodoxa como la de S. .¬Ľ En la misma l√≠nea, Fielding defiende a trav√©s de Joseph un cierto grado de control. El autocontrol de Joseph contrasta con la pasi√≥n turbulenta de Lady Booby, en la que su raz√≥n tiene poco efecto. Pero el trato de Fielding siempre es c√°lido; Lady Booby, por ejemplo, no es condenada salvajemente; La raz√≥n de Fielding no es la de Swift. En el interior jose andresFielding escribi√≥ con la cabeza y su coraz√≥n; rechaz√≥ algunas cosas y accedi√≥ calurosamente a otras, por lo que el deleite positivo que tenemos en un libro que ciertamente tiene ecos de Shamela muestra cu√°n lejos ha llegado en su oficio literario.



Deja un comentario