Sinbad el marinero – Las mil y una noches


Las siete historias de Simbad el Marinero son descripciones de sus viajes. Todos son similares pero a√ļn diferentes. Las historias fueron contadas al gobernante Shahryar por Scheherezade.

Uno de cada viaje Simbad estaba convencido de que morir√≠a, pero su fe en Al√° lo mantuvo con vida. Siempre dec√≠a que cada viaje era el √ļltimo, pero nunca se calmaba. Quer√≠a viajar y ver el mundo.

Todas las historias tienen el mismo comienzo. El viaje es tranquilo y placentero, pero luego algo sucede. Simbad siempre fue salvado por Alá y su fe en él creció con cada viaje.

Después de que Simbad el Marinero le contó sus historias a Simbad el Portador, le dio 700 jilgueros. Contó las historias para que Sinbad el Portador apreciara más su vida y creyera más en Allah. Después de eso, Simbad el Portador se arrepintió de sus pecados y le pidió perdón a Allah.

Scherezade le cont√≥ historias de Simbad el Marinero y muchos otros y todo fue posible en sus historias. Los personajes principales pasan de la pobreza a la riqueza y viceversa, seg√ļn lo que merecen. Nada termina, y siempre existe la posibilidad de que una historia contin√ļe.

El Emperador trajo a algunos de sus mejores hombres para escribir sus cuentos y hoy son conocidos con el nombre de ¬ęLas Mil y Una Noches¬Ľ.

Género: historia

Lugar: mar e islas

Tiempo: indefinido, pero se supone que es verano porque mencionan ciertas frutas.

Resumen del libro

Sinbad el marinero

Simbad fue portador y vivi√≥ bajo el r√©gimen del califa Harun al-Rashid. Como porteador, ten√≠a que llevar la carga sobre su cabeza. √Čl era un hombre pobre.

Llevaba una carga pesada todos los días, por lo que decidió sentarse en un banco y tomarse unos minutos para descansar. Había una tienda cerca, y cuando Sinbad vio el lujo, comenzó a agradecer a Allah.

El due√Īo de la tienda lo escuch√≥ y envi√≥ a un chico a traerlo, Simbad. Simbad entr√≥ en la casa y se maravill√≥ de todo lo que hab√≠a en ella. El anfitri√≥n vino a darle la bienvenida a Sinbad y luego le pidi√≥ que repitiera las l√≠neas que estaba diciendo fuera de la tienda.

El presentador luego decidi√≥ contarle a Sinbad, el portador, todo sobre la historia que cambi√≥ su vida. √Čl te cont√≥ todo lo que sucedi√≥ antes de volverse rico y feliz.

Sinbad the Mariner ha realizado siete viajes, cada uno de los cuales es una historia mágica. Simbad el marinero creía que todo era gracias a Allah, porque todo está destinado a ser y uno no puede escapar de su fe.

el primer viaje

Simbad el Marinero contó la historia de su primer viaje. Viajó mucho, vio muchas islas y luego se detuvo cerca de una que parecía el mismo cielo.

√Čl y su tripulaci√≥n desembarcaron y encendieron un fuego para poder cocinar algo. Unos cocinaban y otros paseaban por la isla.

Todos estaban felices y alegres, pero no duró mucho. El capitán le dijo que tenían que correr hacia el barco porque la isla era un pez gigante a punto de sumergirse en el mar.

Algunos de ellos se salvaron, pero algunos permanecieron en el pez gigante. Simbad el Marinero se quedó en el pez, pero Allah le envió un abrevadero de madera y se salvó. Así que vino a otra isla.

Un día decidió salir a caminar y explorar la isla. Vio a un hombre montado en un caballo gigante.

El hombre lo llevó a una cámara subterránea. Allí conoció a un emperador que le encomendó una misión. Tuvo que anotar todos los barcos que desembarcaron en la isla.

Un día, llegó un barco de Bagdad y Sinbad el Marinero decidió irse a casa con él.

el segundo viaje

Simbad el Marinero decidió viajar de nuevo. Llegó a una isla que también parecía el Cielo.

Sinbad estaba cansado, así que se durmió en la isla y cuando despertó, estaba solo. Su tripulación se fue sin él. Como se quedó solo, tenía que hacer algo para sobrevivir.

Vio un pájaro gigante y decidió atarse a sus piernas con la esperanza de que ella lo llevara a una isla habitada.

El p√°jaro lo llev√≥ a la cima de una monta√Īa y debajo hab√≠a un valle. Fue hasta el final del valle y vio algo extra√Īo. Un trozo de carne cay√≥ del cielo. Se at√≥ en la carne, y luego vino un √°guila y lo llev√≥ a la cima de la monta√Īa.

Se encontró con un grupo de comerciantes y viajó con ellos de regreso a Bagdad. Vivió una vida sin preocupaciones, pero pronto quiso emprender una nueva aventura.

el tercer viaje

Viajaron a otro mar cuando el viento los golpe√≥ y los llev√≥ a la monta√Īa de los monos. Nadie sali√≥ vivo de esa monta√Īa. Los monos rodearon el bote y los arrojaron a la isla donde vieron un castillo.

Entraron al castillo, y estaba vac√≠o, por lo que decidieron pasar la noche all√≠. Por la ma√Īana, un gran monstruo los despert√≥, agarr√≥ a su capit√°n y lo tir√≥ al suelo. Despu√©s de eso, le pisote√≥ el cuello, exigi√≥ que se encendiera un fuego y luego as√≥ y se comi√≥ al capit√°n.

La misma situaci√≥n sucedi√≥ al d√≠a siguiente cuando los marineros quer√≠an enga√Īar al monstruo y matarlo. Antes del anochecer, otro de ellos estaba muerto. Despu√©s de esta masacre, el monstruo decidi√≥ dormir.

Los marineros agarraron las lanzas y se las clavaron en los ojos. Se las arreglaron para vencerlo así.

Construyeron un barco y regresaron a Bagdad. Sinbad el Marinero vivió feliz, pero su voz interior lo hizo viajar nuevamente.

el cuarto viaje

Sinbad el Marinero ha emprendido otro viaje. Todo iba bien hasta que una tormenta partió el barco por la mitad. Allah lo salvó nuevamente enviándole un trozo de tabla que lo ayudó a llegar a una isla.

Deambularon por la isla hasta que encontraron un grupo de hombres desnudos y lograron salvarse porque eran mucho m√°s inteligentes.

Despu√©s de eso, Simbad termin√≥ en un peque√Īo pueblo. Los ciudadanos lo acogieron y el emperador lo cas√≥ con su hija. Pas√≥ sus d√≠as en paz, pero un d√≠a decidi√≥ regresar a Bagdad. Aunque pensaba que ten√≠a todo lo que necesitaba para vivir bien, quer√≠a una nueva aventura.

el quinto viaje

De nuevo Sinbad viajó de isla en isla. Se encontró con muchas desgracias y terminó en una gran isla donde se metió en serios problemas.

Incluso lo acompa√Īaba un anciano que no dejaba de decirle lo afortunado que es de estar vivo. Sinbad salv√≥ su vida, y ahora el anciano no quer√≠a dejar su lado. Simbad fue sabio, as√≠ que emborrach√≥ al anciano y se escap√≥ de √©l.

Se salvó gracias a Dios. Trabajó en una isla para recaudar dinero para su viaje de regreso a Bagdad. Cuando llegó a casa, se olvidó de sus problemas y decidió planear una nueva aventura.

el sexto viaje

Simbad viajó con un grupo de mercaderes. Tuvieron un viaje feliz, pero el capitán le puso fin. Observó que se desviaron y descargaron en una isla.

Todos los mercaderes murieron pronto y Simbad se quedó solo. Simbad tenía que sobrevivir, así que deambuló hasta que encontró un emperador que vivía una vida feliz. Con su ayuda, finalmente pudo regresar a Bagdad.

el séptimo viaje

Simbad obtuvo algo de dinero de su viaje anterior, pero a√ļn quer√≠a viajar m√°s. Tuvieron un viaje placentero, pero luego el capit√°n le dijo que el viento los llevaba a mares remotos.

Fueron atacados por balas que se pueden comparar con las monta√Īas m√°s grandes. Todos sab√≠an que no saldr√≠an con vida.

Simbad se recordó a sí mismo que cada vez que estaba en problemas, rezaba a Allah y él lo salvaría, pero, de nuevo, se metía en problemas. Le ha jurado a Allah que si sobrevive, esta vez nunca volverá a navegar y buscará problemas. Allah lo salvó y Simbad nunca más viajó.

Personajes: Simbad el Marinero, Simbad el Transportista, capit√°n, mercaderes, emperadores

an√°lisis de personajes

Sinbad el marinero – el rico comerciante que viv√≠a en Bagdad. Su vida estuvo llena de emociones porque no pod√≠a resistirse a nuevas aventuras. Los deseaba y quer√≠a ver nuevos lugares y aprender cosas nuevas. Se meti√≥ en muchos problemas, pero su fe en Allah era fuerte y siempre lo salv√≥. En su √ļltimo viaje, le prometi√≥ a Allah que ser√≠a el √ļltimo en sobrevivir. Vivi√≥ su vida en paz en Bagdad. Ten√≠a un gran coraz√≥n y estaba muy agradecido por su vida. Le cont√≥ la historia de su vida a Simbad el Portador porque sent√≠a que no respetaba su vida lo suficiente. Despu√©s de eso, Simbad el Portador comenz√≥ a creer en Al√° y estaba agradecido por su vida.

Se desconoce el autor, las historias son del libro de cuentos ¬ĽLas mil y una noches¬Ľ.



Deja un comentario