roberta alden



Análisis de personajes Roberta Alden

La novia de fábrica de Clyde cree en la vida y el amor. Al igual que Clyde, desea una vida mejor y mejores perspectivas de matrimonio, pero no se hace grandes ilusiones acerca de casarse con la riqueza y el lujo. Ella cree en la efectividad de sus esfuerzos y el valor de continuar su educación. La moralidad es importante para ella, pero el poder de eros la domina. Antes de su muerte, se contenta con una fachada de respetabilidad.

Al igual que Elvira, Roberta es hija de un campesino pobre. La pobreza de su familia la obliga a trabajar en una f├íbrica cercana. Aunque su apariencia, encanto y moral son superiores a los de su comunidad rural, los j├│venes adecuados la identifican como un ┬źtipo de f├íbrica┬╗. Su conocimiento de los hombres y el control de la natalidad es muy limitado.

Su timidez proviene en gran medida de sentimientos de inferioridad, un legado de sus primeros d├şas en la f├íbrica. Se siente atra├şda no solo por el encanto y la posici├│n de Clyde, sino tambi├ęn por sus atributos f├şsicos. Su respuesta a la naturaleza es sensual y serena cuando recoge nen├║fares y cuando arrastra la mano por el lago. Enamorada de Clyde, luego se siente culpable pero contin├║a con la aventura. La desesperaci├│n se convierte en esperanza cuando Clyde accede a casarse con ella.

Rompiendo el tab├║ social al hablar con los extranjeros de la f├íbrica, Roberta tambi├ęn rompe un tab├║ de la f├íbrica al reunirse con su supervisor. Ella no solo conoce a Clyde en secreto, sino que tambi├ęn viola su c├│digo sexual. Por el bien de Clyde (y no para deshonrar a su familia), busca un aborto y, en su defecto, contempla el suicidio. Detr├ís de ella hay un rastro de evasi├│n y enga├▒o. En un ├║ltimo esfuerzo por salvar su respetabilidad y la de su familia, amenaza a Clyde con un matrimonio temporal, sabiendo que ├ęl es indiferente a ella.

El cad├íver de Roberta es objeto de poderosas simpat├şas por parte del fiscal. De su cabeza, Burton Burleigh arranca algunos mechones de cabello para enmarcar a Clyde. En el juicio, Mason le pone a Clyde un largo mech├│n casta├▒o claro de su ┬źcabello de amor muerto┬╗. Periodistas, panfletistas y el fiscal explotan las pat├ęticas cartas de Roberta. Y, a trav├ęs de Mason, la corte la escucha hablar, como si saliera de la tumba.



Deja un comentario