: Resumen web de Charlotte |

Una ma√Īana, en la mesa del desayuno, Fern de ocho a√Īos ve a su padre salir de la casa con un hacha y le pregunta a su madre ad√≥nde va. Su madre da la impactante noticia de que el se√Īor Arable va a matar a un enano que naci√≥ la noche anterior. Fern persigue a su padre y lo convence de que perdone al enano, dici√©ndole que es injusto matar a un lech√≥n solo porque es peque√Īo. Conmovido por la s√ļplica de su hija, el Sr. Arable decide darle el enano para que lo cuide.

Fern nombra al lech√≥n Wilbur y lo cuida como a un beb√©, lo empuja en su cochecito junto a su mu√Īeca y lo alimenta con un biber√≥n. A las cinco semanas, el se√Īor Arable insiste en que se venda a Wilbur y se va a vivir al establo de Zuckerman al final de la calle.

Wilbur inicialmente lucha en el granero porque extra√Īa mucho a Fern, pero pronto se familiariza con nuevos amigos, el mejor de los cuales es una ara√Īa gris llamada Charlotte. Wilbur est√° fascinado por Charlotte, aunque al principio sospecha un poco de la forma en que atrapa su comida; no le gusta la idea de que ella hile insectos en su telara√Īa y les chupe la sangre. Pronto se da cuenta de que Charlotte es todo menos cruel y sedienta de sangre y que su m√©todo de alimentaci√≥n es completamente necesario para una ara√Īa.

Wilbur est√° completamente feliz durante los d√≠as de verano: Fern viene de visita y su nuevo amigo le cuenta historias emocionantes y tiene la paciencia para intentar entrenarlo sobre c√≥mo tejer una telara√Īa (aunque ella sabe muy bien que √©l nunca podr√° hacerlo) pero un d√≠a recibe una terrible noticia que pone fin a su actitud despreocupada.

La oveja le dice a Wilbur que el Sr. Zuckerman lo est√° engordando para la cena de Navidad y Wilbur est√° angustiado, est√° muy feliz en la granja y no quiere morir. Charlotte lo calma y le promete que no dejar√° que lo maten. A√ļn no ha descubierto c√≥mo salvarlo, pero est√° decidida a hacerlo.

Una ma√Īana, mientras Lurvy vierte las aguas residuales de Wilbur, se da cuenta de la centelleante telara√Īa de Charlotte en la niebla matutina. Las palabras ‘ALG√öN CERDO’ se han entretejido en la web. Lurvy est√° at√≥nito y pronuncia una oraci√≥n. R√°pidamente le dice al Sr. Zuckerman que est√° igualmente asombrado y pronto la noticia se esparce cerca y lejos.

Preocupada de que la gente se aburra de ‘ALGUNOS CERDOS’, Charlotte le pide a la rata Templeton que la ayude a encontrar m√°s palabras para escribir en su web. Sabiendo que si matan a Wilbur no tendr√° acceso a sus desperdicios, Templeton busca a rega√Īadientes recortes de peri√≥dicos para ayudar a Charlotte. La siguiente palabra que escribe es ‘TERRIFICA’ y despu√©s de eso, ‘RADIANTE’.

Mientras tanto, a la Sra. Arable le preocupa que Fern est√© pasando demasiado tiempo en el granero y se alarma a√ļn m√°s cuando su hija le cuenta sobre Charlotte y las historias que ella cuenta. La Sra. Arable decide ir a ver al Dr. Dorian para preguntarle qu√© opina de Fern pensando que los animales pueden hablar y qu√© opina de la misteriosa escritura en la web. El Dr. Dorian es muy tranquilo y racional y dice que el verdadero milagro no es la escritura en la red, sino el hecho de que una ara√Īa sabe instintivamente c√≥mo construir una red sin ning√ļn tipo de instrucci√≥n. √Čl dice que es muy posible que los animales puedan hablar y que la raz√≥n por la que los adultos no pueden escucharlos puede ser porque hablan demasiado para escuchar lo que sucede en la naturaleza.

Con la noticia de la propagaci√≥n del famoso cerdo de Zuckerman, los Zuckerman y Arable deciden llevar a Wilbur a la feria del condado. Charlotte acepta ir tambi√©n, aunque se siente cansada y pronto tiene que construir un saco para contener sus huevos. En la feria, Charlotte se siente decepcionada al ver que junto al corral de Wilbur hay un cerdo de primavera mucho m√°s grande llamado T√≠o. Sabiendo que es una feroz competencia, Charlotte decide tejer otra telara√Īa y una vez m√°s Templeton es enviado a buscar una palabra.

Los adultos y los ni√Īos se divierten en la feria y Avery y Fern est√°n particularmente emocionados de que se les permita irse sin sus padres toda la tarde. Fern pasa toda la tarde con Henry Fussy y van juntos a la noria. Durante meses, Fern recordar√° con nostalgia su √©poca en la noria con Henry.

Antes del anochecer, Charlotte teje su telara√Īa con la nueva palabra ‘HUMBLE’ escrita en ella y durante toda la noche hace su saco de huevos. Por la ma√Īana, los Zuckerman y Arables ven la web, pero tambi√©n notan que el t√≠o tiene una etiqueta azul en su bol√≠grafo: ya gan√≥ el primer premio. El Sr. Zuckerman ignora la etiqueta y les dice a todos que se animen y le den a Wilbur un ba√Īo de suero de leche. Todos los que se acercan a la pluma de Wilbur tienen algo bueno que decir sobre √©l.

De repente, por el altavoz se escucha una voz que le pide a Zuckerman que lleve a su famoso cerdo a la cabina de los jueces para un premio especial. Wilbur recibe una medalla por ser fenomenal y completamente fuera de lo com√ļn y el Sr. Zuckerman recibe $ 25. Desde que la escritura apareci√≥ por primera vez en la web, el milagro ha estado en la mente de todos. Despu√©s de las fotos de prensa y la conmoci√≥n, Wilbur vuelve a su pluma.

Wilbur nota que Charlotte est√° callada y no se ve bien. Ella le dice que est√° contenta ahora que sabe que √©l est√° a salvo; sabe que el Sr. Zuckerman nunca lo da√Īar√° ahora, pero le dice a Wilbur que est√° fallando y que estar√° muerta en uno o dos d√≠as. Wilbur, presa del p√°nico y angustiado, corre alrededor del corral, suplicando a Charlotte que vuelva a casa con √©l, pero no tiene suficiente energ√≠a para moverse. Wilbur decide tomar el saco de huevos de Charlotte y le promete a Templeton la primera opci√≥n de sus desechos si recupera el saco. Mientras Wilbur lleva el saco en la boca y lo llevan a la caja, √©l le gui√Īa un ojo a Charlotte y ella re√ļne toda la energ√≠a que puede para despedirse. Al d√≠a siguiente, mientras se desarma la noria, Charlotte muere.

De vuelta en el Zuckerman, Wilbur recibe una ruidosa bienvenida a casa. Espera pacientemente el nacimiento de los hijos de Charlotte y, a menudo, mira con nostalgia su telara√Īa rota y vac√≠a. Cuando sus hijos finalmente nacen, Wilbur se angustia al verlos soltar nubes sueltas de fina seda que los lleva lejos con la brisa. Sin embargo, tres de los hijos de Charlotte se quedan en el granero con Wilbur y se convierten en sus buenos amigos. A√Īo tras a√Īo, nacen nuevas ara√Īas para reemplazar a las viejas, pero nadie reemplaza a Charlotte en el coraz√≥n de Wilbur.

Deja un comentario