Resumen: Recitatif (Toni Morrison)

El cuento Recitatif se divide en ¬ęencuentros¬Ľ, cada uno de los cuales es una uni√≥n o reencuentro entre los personajes Twyla y Roberta.

Primer encuentro:

Al encontrarse en un hogar estatal para ni√Īos, Twyla y Roberta se hacen amigas debido a circunstancias similares. Ambos residen actualmente en St. Bonny’s porque sus madres no pudieron brindarles la atenci√≥n adecuada. Ninguno de los ni√Īos conoce la realidad de lo que est√° sucediendo con sus madres, a Roberta le dicen que su madre est√° enferma y a Twyla le dicen que su madre ¬ębaila toda la noche¬Ľ. Las chicas son de diferentes razas (blancas y negras), pero el lector no aprende qu√© chica es cu√°l. A pesar de estas diferencias, lo que ambos han pasado es lo que los hace tan buenos amigos. Pasan su tiempo en St. Bonny’s evitando a las ni√Īas mayores que se portan mal, obteniendo F’s felices y burl√°ndose de Maggie, la cocinera sorda y muda con ¬ępiernas como par√©ntesis¬Ľ.

El domingo de Pascua, sus madres vienen a visitarlos, y mientras las ni√Īas esperan que las mujeres se agraden, la madre de Roberta, que es muy severa y religiosa, desde√Īa estrechar la mano de la madre de Twyla, Mary, que lleva pantalones ajustados y un abrigo de piel andrajosa. Twyla est√° muy frustrada y avergonzada por su madre, quien, aunque es bonita, es grosera.

Finalmente, Roberta deja la casa; aunque las chicas prometen mantenerse en contacto, no lo hacen.

Segundo encuentro:

Ocho a√Īos despu√©s, en la d√©cada de 1960, Twyla y Roberta se reencuentran casualmente. Twyla trabaja como mesera en Howard Johnson y un d√≠a ve a Roberta entrar con dos hombres. Le sorprende la escasa ropa y el abundante maquillaje de Roberta, as√≠ como su comportamiento superficial y coqueto con los hombres. Twyla se desanima por la condescendencia de Roberta de que Twyla no sabe qui√©n es Jimi Hendrix (el m√ļsico que Roberta y los hombres van a ver) y su aparente desinter√©s por volver a conectarse, y el encuentro termina con Twyla preguntando groseramente c√≥mo est√° la madre de Roberta.

Tercer encuentro:

Doce a√Īos despu√©s del segundo encuentro, las mujeres se reencuentran. Ambos est√°n casados ‚Äč‚Äčy chocan con los carritos de la compra en un nuevo supermercado. El encuentro parece mucho m√°s agradable que el anterior. Twyla comparte que est√° casada con James, un bombero, y tiene un hijo. Roberta es extremadamente rica, est√° casada con un hombre de la industria inform√°tica; ella tiene cuatro hijastros.

Su agradable conversaci√≥n est√° un tanto contaminada cuando Roberta dice en un momento que el recuerdo de Twyla de que Maggie se cay√≥ en el huerto de St. Bonny est√° equivocado, que las ni√Īas mayores la empujaron y rasgaron su ropa. Roberta dice que Twyla debe haber bloqueado ese recuerdo.

Cuarto Encuentro:

En fecha desconocida, las mujeres se reencuentran. Es una √©poca de luchas raciales por el transporte forzoso en autob√ļs. Se supone que enviar√°n al hijo de Twyla, Joseph, a una escuela a cierta distancia, y ella apoya en gran medida el transporte en autob√ļs.

Un día, Twyla pasa por la escuela a la que se supone que debe ir Joseph y ve un piquete de mujeres. Una de ellas es Roberta y Twyla se detiene para hablar con ella. Roberta está en contra de los autobuses para la integración, lo que molesta a Twyla. Las dos mujeres intercambian palabras acaloradas y las otras mujeres que hacen piquetes se acercan y mecen el auto de Twyla. Algunos policías lo rompen y Twyla se va. Otro elemento desconcertante de esta conversación es que Roberta le dice a Twyla que Twyla pateó a Maggie y la empujó hacia abajo, y que Maggie era en realidad negra; Twyla no recuerda a Maggie como negra y no cree que haya empujado a la mujer sorda y muda en absoluto.

Twyla hace su propio letrero que responde directamente al de Roberta y durante varios d√≠as se une a los piqueteros del lado pro-bus. Hace m√°s se√Īas que responden a Roberta y las otras mujeres piensan que est√° un poco fuera de lugar. Finalmente, hace una se√Īal que pregunta ‚Äú¬ŅEST√Ā BIEN TU MADRE?‚ÄĚ, Y Roberta deja de venir.

Quinto Encuentro:

En Nochebuena, algunos a√Īos despu√©s del encuentro anterior, los dos se encuentran por √ļltima vez en una tranquila cafeter√≠a. Twyla est√° comprando un √°rbol de Navidad de √ļltima hora y Roberta parece estar de fiesta con amigos.

Roberta se disculpa por lo que dijo la √ļltima vez; minti√≥ cuando dijo que Twyla empuj√≥ a Maggie. Ella explica que quer√≠a que las ni√Īas mayores empujaran a Maggie porque ve√≠a a Maggie como su madre, el s√≠mbolo de sus propias frustraciones. Twyla siente lo mismo. Despu√©s de un momento, Roberta comienza a llorar y pregunta: ¬ę¬ŅQu√© diablos le pas√≥ a Maggie?¬Ľ

Deja un comentario