resumen del poema



resumen del poema

A la edad de treinta y cinco a√Īos, la noche del Viernes Santo del a√Īo 1300, Dante se encuentra perdido en un bosque oscuro y temible. Ve una monta√Īa soleada en la distancia e intenta escalarla, pero tres bestias, un leopardo, un le√≥n y un lobo, se interponen en su camino. Dante se ve obligado a regresar al bosque donde se encuentra con el esp√≠ritu de Virgilio, quien promete llevarlo en un viaje por el Infierno para que pueda entrar al Cielo. Dante acepta el viaje y sigue a Virgilio a trav√©s de las puertas del infierno.

Los dos poetas entran en el vest√≠bulo del Infierno, donde las almas de los intransigentes son acosadas por insectos que pican y condenados a perseguir una bandera en blanco por toda la eternidad. Los poetas llegan a las orillas del r√≠o Acheron, donde las almas esperan un pasaje al infierno propiamente dicho. El barquero, Caronte, accede a rega√Īadientes a llevar a los poetas al otro lado del r√≠o hasta el Limbo, el primer c√≠rculo del Infierno, donde Virgilio reside permanentemente. En el limbo, los poetas se detienen para conversar con otros grandes poetas, Homero, Ovidio, Horacio y Lucano, y luego ingresan a una gran ciudadela donde residen los fil√≥sofos.

Dante y Virgilio entran en el Infierno propiamente dicho, el segundo c√≠rculo, donde el monstruo, Minos, se sienta para juzgar a todos los condenados y los env√≠a al c√≠rculo apropiado seg√ļn su pecado. Aqu√≠, Dante conoce a Paolo y Francesca, los dos amantes infieles azotados por una tormenta de viento.

Los poetas pasan al tercer círculo, los Glotones, custodiados por el monstruo Cerbero. Estos pecadores pasan la eternidad revolcándose en lodo y lodo, y aquí Dante reconoce a un florentino, Ciacco, quien le da a Dante la primera de muchas profecías negativas sobre él y Florencia.

Al entrar en el cuarto círculo, Dante y Virgil se encuentran con los acaparadores y los derrochadores, que pasan la eternidad haciéndose rodar rocas gigantes.

Se trasladan al quinto círculo, el pantano que comprende el río Styx, donde Dante es abordado por un florentino, Filippo Argenti; él está entre los monstruos que luchan y luchan entre sí en el barro de Styx.

La ciudad de Dis comienza el Círculo VI, el reino de los violentos. Los poetas entran y se encuentran en el Círculo VI, reino de los Herejes, que residen entre miles en tumbas en llamas. Dante se detiene para hablar con dos pecadores, Farinata degli Uberti, la enemiga gibelina de Dante, y Cavalcante dei Cavalcanti, padre del poeta amigo de Dante, Guido.

Los poetas entonces comienzan a descender a un valle profundo. Aqu√≠ se encuentran con el Minotauro y ven un r√≠o de sangre hirviente, el Phlegethon, donde residen los violentos contra sus vecinos, tiranos y belicosos, cada uno en profundidad seg√ļn su pecado.

Virgil consigue que el centauro, Nessus, los lleve a través del río a la segunda ronda del círculo siete, los Suicidas. Aquí Dante le habla al alma de Pier delle Vigne y se entera de su triste historia.

En la tercera ronda del Círculo VII, un desierto inundado por una lluvia de ardientes copos de nieve, Dante reconoce y habla con Capaneus, un famoso blasfemo. También habla con su amado asesor y erudito Brunetto Latini. Esta es la ronda celebrada para los blasfemos, sodomitas y usureros.

Los poetas entran entonces en el Círculo VIII, que contiene diez simas o zanjas. El primer abismo es el hogar de los Alcahuetes y Seductores que pasan la eternidad azotados por látigos. El segundo abismo alberga a los Toadies, que residen en un canal de estiércol. El tercer abismo alberga a los simonistas, que son arrojados cabeza abajo en las pilas bautismales con las plantas de los pies en llamas. Dante habla con el Papa Nicolás, quien lo confunde con el Papa Bonifacio. En el cuarto abismo, Dante ve a los adivinos y adivinas, que pasan la eternidad con la cabeza hacia atrás y los ojos nublados por las lágrimas.

En el quinto abismo, los poetas ven a los pecadores del Injerto sumergidos profundamente en un río de alquitrán hirviendo y cortados por demonios.

En el sexto precipicio, los poetas se encuentran con los hip√≥critas, en su mayor√≠a religiosos condenados a caminar interminablemente en c√≠rculos vestidos con relucientes t√ļnicas de plomo. El principal pecador aqu√≠, Caif√°s, es crucificado en el suelo, y todos los dem√°s pecadores deben pasar por encima de √©l para pasar.

Dos frailes joviales muestran a los poetas el camino hacia la séptima fosa, donde los Ladrones tienen las manos cortadas y pasan la eternidad entre víboras que los convierten en serpientes que los muerden. Ellos, a su vez, deben morder a otro pecador para recuperar la forma humana.

En el octavo abismo, Dante ve muchas llamas que ocultan las almas de los Consejeros del Mal. Dante habla con Ulises, quien le cuenta su muerte.

En el noveno abismo, los poetas ven una masa de cuerpos horriblemente mutilados. Ellos fueron los sembradores de discordia, como Mahoma. Están caminando en círculo. Para cuando dan la vuelta al círculo, sus heridas se cierran, solo para abrirse una y otra vez. Llegan al décimo abismo los Forgers. Aquí ven a los pecadores afligidos por terribles plagas, algunos incapaces de moverse, algunos arrancándose las costras unos de otros.

Llegan al noveno círculo. Consiste en un lago helado gigante, Cocytus, en el que quedan atrapados los pecadores. Dante cree ver torres a lo lejos, que resultan ser los Gigantes. Uno de los gigantes, Anteo, toma a los poetas en la palma de su mano y los coloca suavemente en la parte más profunda.

El C√≠rculo IX se compone de cuatro rondas, cada una de las cuales alberga a los pecadores seg√ļn la gravedad de sus pecados. En la primera ronda, Caina, los pecadores est√°n congelados hasta el cuello en hielo.

En el segundo round, Antenora, los pecadores se congelan más cerca de sus cabezas. Aquí, Dante accidentalmente patea a un traidor en la cabeza y cuando el traidor no le dice su nombre, Dante lo trata salvajemente. Dante escucha la terrible historia del conde Ugolino, que está mordiendo la cabeza y el cuello del arzobispo Ruggieri, debido al trato traicionero de Ruggieri en el supramundo.

En la tercera ronda, Ptolomea, donde residen los Guest Traitors, Dante le habla a un alma que le ruega que le quite los visores de hielo, formados por lágrimas, de sus ojos. Dante promete hacerlo, pero después de escuchar su historia se niega.

La cuarta ronda del Círculo IX, y el pozo final del Infierno, Judecca, alberga a los Traidores de sus Amos, que están completamente cubiertos y atrapados en el hielo, y a Satanás, que está sumergido en el hielo hasta la cintura y tiene tres cabezas, cada una de las cuales un traidor mastica: Judas, Bruto y Casio.

Los poetas trepan por el costado de Satanás, pasando por el centro de gravedad, y se encuentran en la orilla del río Lethes, listos para hacer el largo viaje hacia el mundo superior. Entran en el mundo superior justo antes del amanecer del Domingo de Pascua y ven las estrellas en el cielo.



Deja un comentario