Resumen del libro



Resumen del libro

El narrador se presenta como un hombre que vive bajo tierra y se refiere a sí mismo como una persona rencorosa cuyo acto está dictado por su maldad. Luego, de repente, admite que en realidad no es rencoroso, porque le resulta imposible ser cualquier cosa: no puede ser rencoroso ni heroico; sólo puede ser nada. Esto se debe a que es un hombre de conciencia aguda y tal persona está automáticamente inactiva porque considera muchas consecuencias de cualquier acto antes de realizarlo y, por lo tanto, nunca llega a hacer nada. En cambio, una persona que no es muy inteligente puede realizar constantemente todo tipo de acciones porque nunca se molesta en considerar las consecuencias.

El hombre de conciencia aguda descubre que ni siquiera puede cometer un acto de venganza porque nunca sabe la naturaleza exacta del insulto. Tal hombre está plagado de una imaginación activa que lo lleva a exagerar cualquier tipo de insulto hasta que se disfraza desproporcionadamente del insulto original. En este punto, es ridículo intentar cualquier acto de venganza.

Es f√°cil para otras personas clasificarse a s√≠ mismos, pero el Hombre Subterr√°neo sabe que ninguna simple clasificaci√≥n puede definir la esencia de su existencia; por lo tanto, s√≥lo puede concluir que no es nada. Sin embargo, en la sociedad, los cient√≠ficos y materialistas est√°n tratando de definir exactamente qu√© es un hombre para crear una sociedad que funcione para el mejor beneficio del hombre. El Hombre Subterr√°neo se opone a esta tendencia porque sostiene que nadie puede saber realmente cu√°l es la mejor ventaja del hombre. Tal sociedad tendr√≠a que ser formulada sobre la base de la teor√≠a de que el hombre es un ser racional que siempre act√ļa para su mejor beneficio. Pero la historia del hombre demuestra que rara vez lo hace.

The Underground Man luego se√Īala que algunas personas aman las cosas que no son para su mejor ventaja. Mucha gente, por ejemplo, necesita sufrir y se ennoblece con el sufrimiento; sin embargo, el cient√≠fico y el racionalista quieren quitar el sufrimiento de su sociedad ut√≥pica, quitando as√≠ algo que el hombre desea apasionadamente. Lo que el Hombre Subterr√°neo quiere no es certeza cient√≠fica, sino la libertad de elegir su propia forma de vida.

The Underground Man concluye que para el hombre de inteligencia consciente, lo mejor que puede hacer es no hacer nada. Su justificaci√≥n para escribir estos Notas del metro es que todo hombre tiene alg√ļn recuerdo que quiere purgar de su ser, y el Hombre Subterr√°neo contar√° su recuerdo m√°s opresivo.

Hace diecis√©is a√Īos, cuando ten√≠a 24, viv√≠a una existencia muy aislada y sombr√≠a, sin amigos ni contactos m√°s que sus compa√Īeros de trabajo. Para escapar del tedio de esta vida, recurri√≥ a una vida de imaginaci√≥n. All√≠ podr√≠a crear escenas en las que hab√≠a sido insultado y luego crear formas de vengarse. Pero nunca cumpli√≥ sus sue√Īos.

Cuando su aislamiento se hizo insoportable, visitaba a su superior inmediato en su casa. Una vez, sin embargo, sintiendo la necesidad de ¬ęabrazar a la humanidad¬Ľ, se vio impulsado a renovar su relaci√≥n con un antiguo compa√Īero de escuela, Simonov. Al llegar a la casa, encontr√≥ a Simonov con dos antiguos compa√Īeros de escuela discutiendo sobre una fiesta de despedida que estaban planeando para Zverkov. The Underground Man se invit√≥ a s√≠ mismo a la fiesta, aunque siempre hab√≠a odiado a Zverkov y no lo hab√≠a visto desde sus d√≠as de escuela.

A la fiesta, el Hombre Subterr√°neo sin saberlo lleg√≥ una hora antes (la hora hab√≠a sido cambiada) y, en el transcurso de la noche, arm√≥ una escena repulsiva. Cuando los dem√°s se fueron para ir a un burdel, le rog√≥ a Simonov algo de dinero para poder ir tambi√©n. Estaba avergonzado y horrorizado por lo que hab√≠a hecho, pero sigui√≥ a sus compa√Īeros al burdel.

Cuando llegó, estaba decidido a abofetear a Zverkov, pero no pudo encontrarlo; se sintió aliviado al descubrir que todos ya se habían retirado. Luego conoció a Liza, una prostituta con la que se retiró. Más tarde se despertó y le contó en un lenguaje pomposo las miserias de la prostitución. Sabía que estaba haciendo esto en parte por efecto y en parte porque se sentía rechazado por sus amigos. Al salir, le dio a Liza su dirección y le dijo que lo visitara. Ella prometió hacerlo.

Durante el d√≠a siguiente y los d√≠as siguientes, el Hombre Subterr√°neo se horroriz√≥ ante la posibilidad de que apareciera Liza. Sab√≠a que no podr√≠a seguir fingiendo la noche anterior. Y una noche, cuando √©l estaba teniendo una discusi√≥n absurda con su sirviente, ella lleg√≥. Le avergonzaba que ella lo viera en tanta pobreza y en una posici√≥n tan absurda. √Čl se puso hist√©rico y ella lo consol√≥. M√°s tarde la insult√≥ y le dijo que solo estaba fingiendo todo lo que dec√≠a. Cruelmente, le dio cinco rublos por sus servicios, pero antes de irse, ella arrug√≥ el billete de cinco rublos y lo dej√≥ sobre su escritorio. Corri√≥ tras ella para disculparse, pero no pudo encontrarla. Su verg√ľenza por su conducta todav√≠a lo preocupa.



Deja un comentario