Resumen del libro



Resumen del libro

Winston Smith es miembro del Partido Exterior. Trabaja en el Departamento de Registros del Ministerio de la Verdad, reescribiendo y tergiversando la historia. Para escapar de la tiran√≠a del Gran Hermano, al menos dentro de su propia mente, Winston comienza un diario, un acto punible con la muerte. Winston est√° decidido a seguir siendo humano en circunstancias inhumanas. Sin embargo, las telepantallas se colocan en todas partes: en su casa, en su cub√≠culo en el trabajo, en la cafeter√≠a donde come, incluso en los ba√Īos. Todos sus movimientos son observados. Ning√ļn lugar es seguro.

Un d√≠a, mientras est√° en el obligatorio Two Minute Hate, Winston llama la atenci√≥n de un miembro del Inner Party, O’Brien, a quien cree que es un aliado. Tambi√©n llama la atenci√≥n de una chica de cabello oscuro del Departamento de Ficci√≥n, quien cree que es su enemigo y quiere que lo destruyan. Unos d√≠as despu√©s, Julia, la chica de cabello oscuro que Winston cree que est√° en su contra, le entrega en secreto una nota que dice ¬ęTe amo¬Ľ. Winston se esfuerza por llegar a conocerla y, cuando finalmente lo hacen, Julia idea un complicado plan mediante el cual pueden estar solos.

Solos en el campo, Winston y Julia hacen el amor y comienzan su alianza contra el Partido y el Gran Hermano. Winston se las arregla para asegurar una habitaci√≥n encima de una tienda donde √©l y Julia pueden ir a sus citas rom√°nticas. Winston y Julia se enamoran, y aunque saben que alg√ļn d√≠a ser√°n atrapados, creen que el amor y la lealtad que sienten el uno por el otro nunca les ser√° arrebatado, ni siquiera en las peores circunstancias.

Finalmente, Winston y Julia le confiesan a O’Brien, a quien creen que es miembro de la Hermandad (una organizaci√≥n clandestina destinada a derrocar al Partido), su odio por el Partido. O’Brien les da la bienvenida a la Hermandad con una serie de preguntas y hace arreglos para que Winston reciba una copia de ¬ęel libro¬Ľ, el traicionero volumen del inframundo escrito por su l√≠der, Emmanuel Goldstein, un antiguo aliado del Gran Hermano convertido en enemigo.

Winston recoge el libro en un mitin de guerra y lo lleva a la sala de seguridad donde lo lee con Julia dormitando a su lado. Los dos son perturbados por un ruido detr√°s de una pintura en la habitaci√≥n y descubren una telepantalla. Son arrastrados y separados. Winston se encuentra en las profundidades del Ministerio del Amor, una especie de prisi√≥n sin ventanas donde pasa d√≠as solo. Finalmente, llega O’Brien. Inicialmente, Winston cree que O’Brien tambi√©n ha sido atrapado, pero pronto se da cuenta de que O’Brien est√° all√≠ para torturarlo y quebrantar su esp√≠ritu. El Partido siempre ha sabido de los ¬ęcr√≠menes¬Ľ de Winston; de hecho, O’Brien ha estado observando a Winston durante los √ļltimos siete a√Īos.

O’Brien pasa los siguientes meses torturando a Winston para cambiar su forma de pensar, para emplear el concepto de duplicidad, o la capacidad de tener en mente simult√°neamente dos ideas opuestas y creer en ambas. Winston cree que la mente humana debe ser libre y, para seguir siendo libre, se le debe permitir creer en una verdad objetiva, como 2 + 2 = 4. O’Brien quiere que Winston crea que 2 + 2 = 5, pero Winston es pese.

Finalmente, O’Brien lleva a Winston a la habitaci√≥n 101, la habitaci√≥n m√°s temida de todas en el Ministerio del Amor, el lugar donde los prisioneros encuentran su mayor temor. El mayor temor de Winston son las ratas. O’Brien coloca una m√°scara hecha de malla de alambre sobre la cabeza de Winston y amenaza con abrir la puerta para liberar ratones en la cara de Winston. Cuando Winston grita: ¬ę¬°Hazle esto a Julia!¬Ľ abandona su √ļltimo vestigio de humanidad.

Winston es un hombre cambiado. Est√° sentado en el Chestnut Tree Caf√©, mirando las telepantallas y angustiado por los resultados de las batallas diarias en el frente. Volvi√≥ a ver a Julia. Ella tambi√©n est√° cambiada, luciendo m√°s vieja y menos atractiva. Ella admite que ella tambi√©n lo enga√Ī√≥. Al final, no hay duda, Winston ama al Gran Hermano.



Deja un comentario