Resumen del libro



Resumen del libro

Volumen uno

La joven Emma Woodhouse, cuyo ama de llaves y amiga desde hace mucho tiempo, la Sra. Taylor, acaba de casarse con el Sr. Weston, se consuela un poco al quedarse sola con su anciano padre, alegando que ella misma hizo la boda. Un viejo amigo de la familia, el Sr. George Knightley, no le cree, pero en su certeza decide que tambi√©n debe casarse con el joven rector, el Sr. Elton. Entre sus amigos y conocidos en el pueblo grande y populoso de Highbury, comienza a notar a la joven Harriet Smith, la belleza ileg√≠tima de diecisiete a√Īos que vive en la casa de la Sra. Goddard.

Decidida a mejorar a Harriet primero, Emma desalienta su interés en el digno Robert Martin de Abbey-Mill Farm, declara que Harriet debe ser de padres más amables que los suyos y establece a Harriet como la futura esposa de Elton.

Al socializar con los dos, Emma hace un dibujo de Harriet que el Sr. Elton lo admira y se va a Londres para que lo enmarquen. Esto parece tan prometedor para Emma que cuando Harriet recibe una carta de propuesta de Robert Martin, Emma lo desacredita y ayuda a Harriet a escribir una carta de rechazo, a pesar de que el Sr. Knightley no tiene nada más que respeto por Robert. Los eventos que siguieron convencen a Emma de que Harriet y el Sr. Elton está desarrollando una relación mutua y ella está orgullosa del aparente éxito de su empresa, al tiempo que afirma que ella misma nunca se casará.

Para las vacaciones de Navidad, el Sr. y la Sra. John Knightley, respectivamente hermano de George Knightley y hermana de Emma, ‚Äč‚Äčvienen de Londres con sus cinco hijos para visitar Woodhouses. El 24 de diciembre, que resulta ser un mal d√≠a de nieve, todos ellos, incluidos George Knightley y el Sr. Elton, ve a cenar con los Weston. La discusi√≥n gira en torno a Frank Churchill, el apuesto y refinado hijo de Weston de un matrimonio anterior (Frank tom√≥ el nombre de su t√≠o cuando vino a vivir con √©l), pero un hijo que nunca fue visto en Highbury. John Knightley, en particular, encuentra extra√Īamente inapropiado que Frank a√ļn no haya visitado a su padre reci√©n casado, a pesar de que Frank vive a cierta distancia en Yorkshire con los Churchill. Ha habido cartas de √©l, por supuesto, y una agradable sorpresa de la cena es el anuncio de que una carta reciente dice que Frank estar√° de visita dentro de quince d√≠as, un anuncio que le recuerda a Emma que si ella nosotros estamos casarse alguna vez, Frank le convendr√≠a en edad, car√°cter y condici√≥n.

La nieve se acumula hasta el punto de que los visitantes sienten que deben irse si quieren llegar a casa a salvo. Para su consternaci√≥n, Emma se encuentra sola con el Sr. Elton en el segundo vag√≥n. Pero ella se desconcierta a√ļn m√°s cuando √©l comienza a declararle insistentemente su amor y cuando se sorprende al saber que ella pensaba que √©l estaba enamorado de Harriet. La negativa de Emma del Sr. Elton es firme, pero a ella le preocupa mucho que nunca haya pensado seriamente en Harriet. Su preocupaci√≥n y autocr√≠tica contin√ļan durante la noche, mezcladas con resentimiento por la impertinencia de las aspiraciones de Elton para s√≠ misma. Afortunadamente para ella, durante los pr√≥ximos d√≠as todos est√°n confinados en su casa por el clima. En el primer buen d√≠a, los John Knightley regresan a Londres mientras el Sr. Elton le informa al Sr. Woodhouse en una nota de que se va de visita a Bath: Es el desafortunado deber de Emma informar a Harriet sobre el Sr. Elton y la consuele, culp√°ndose internamente por estar en el mal. Adem√°s de esta decepci√≥n en sus planes, descubre que Frank Churchill una vez m√°s ha tenido que posponer su visita porque la Sra. Churchill est√° enfermo, una condici√≥n que muchos en Highbury dudan. George Knightley, en particular, cuestiona el verdadero sentido del deber de Frank hacia el Sr. Weston y, en una conversaci√≥n con Emma, ‚Äč‚Äčindica que no comparte la tendencia general de Highbury (y de Emma) de pensar muy bien del joven que el pueblo nunca ha visto.

Volumen dos

Aunque la se√Īorita Bates, como una habladora inofensiva pero compulsiva, es desagradable a los ojos de Emma, ‚Äč‚ÄčEmma les hace un llamado al deber a ella y a la Sra. Bates y descubre que la sobrina hu√©rfana de la se√Īorita Bates, Jane Fairfax, llegar√° la pr√≥xima semana para una visita de dos meses. Jane al llegar es elegante, consumada y reservada, y Emma no la quiere; de ‚Äč‚Äčhecho, le gusta a√ļn menos cuando se entera de que Jane y Frank Churchill se conocieron en Weymouth.

George Knightley est√° a punto de compartir algunas noticias con Emma cuando llegan la se√Īorita Bates y Jane para anunciar que el Sr. Elton, todav√≠a en Bath, se comprometi√≥ con Augusta Hawkins all√≠. M√°s tarde, Harriet viene a decir que encontr√≥ a Robert Martin y su hermana en la tienda del centro de Ford, pero Emma se distrae informando las noticias sobre el Sr. Elton.

Frank Churchill finalmente llega y es muy ameno y animado. Desde el momento de su primera visita a Woodhouses, es evidente que el Sr. y la Sra. A Weston le gustaría hacer un matrimonio entre él y

emma; pero la llamada termina cuando se va a ver a Bates y Jane Fairfax. En reuniones posteriores, Frank convence a Emma, ‚Äč‚Äčy ‚Äč‚Äčen su discusi√≥n sobre Jane y su reserva, Frank est√° perfectamente de acuerdo con Emma. La fe en √©l se tambalea cuando huye a Londres solo para cortarse el pelo, pero regresa descarado y sigue brillando. En una fiesta organizada por los Cole, Frank se sienta junto a Emma. Jane, se sabe, recibi√≥ un piano nuevo. Cuando Emma sugiere que el Sr. Dixon, el esposo de la amiga de Jane en Irlanda, lo envi√≥, Frank acepta cort√©smente. Durante un baile improvisado en los Coles, Emma y Frank luego planean un baile en el Crown Inn, pero todo se derrumba cuando Frank tiene que irse debido a la Sra. Churchill. Antes de irse, Frank visita a los Bates y luego a los Woodhouse, dejando a Emma bastante convencida de que √©l est√° enamorado de ella, aunque puede imaginarse simplemente rechaz√°ndolo.

Emma ahora piensa que est√° enamorada de Frank, pero sus cartas a la Sra. Weston tambi√©n hace pensar a Emma que puede prescindir de √©l. Mientras tanto, su atenci√≥n est√° en Harriet y la Sra. Augusta Elton, que tiene soltura sin elegancia, es vanidosa y muy habladora, y demuestra ser una organizadora y ¬ęmanager¬Ľ insufrible. El se√Īor. Knightley muestra tanto respeto por Jane Fairfax que Emma piensa que podr√≠a estar enamor√°ndose, pero √©l declara que nunca le pedir√≠a que se casara con √©l.

En una cena que Emma organiza obedientemente para los Elton, Jane revela que siempre recoge su correo en el correo, y la Sra. Elton insiste en ayudarla en general encontrando un puesto de institutriz para ella. Pero Jane, de quien ahora se espera que se quede con los Bates más tiempo del que pretendía originalmente, dice que no quiere que se intente nada por el momento. En medio de las cosas, el Sr. Weston llega con la noticia de que Frank volverá a estar con ellos pronto porque, por orden del médico, la Sra. Churchill tiene previsto venir a Londres para una estancia en mayo.

Volumen tres

Cuando Frank Churchill regresa, Emma se da cuenta de que no hay apego de su parte. Ahora se est√° llevando a cabo el baile en el Crown Inn. Cuando Harriet demuestra que no tiene compa√Īeros de baile y el Sr. Elton obviamente la desprecia, George Knightley, que no ha bailado antes, la lleva galantemente al set y luego incluso baila con Emma.

Al día siguiente, Frank rescata a Harriet de unos gitanos, y Emma cree ver que algo se desarrolla entre ellos, pero decide no interferir: será un mero plan pasivo. Harriet indica que está interesada en alguien por encima de ella y Emma está segura de que es Frank. Durante una reunión en la que juegan un juego de palabras, Frank le lanza palabras a Jane que hacen que George Knightley sospeche que los dos están involucrados, pero Emma no le cree.

En junio, se lleva a cabo una fiesta de fresas en Donwell Abbey, propiedad de George Knightley. Emma observa a George y Harriet caminando juntos. Frank no llega; Jane Fairfax se va temprano para irse a casa; y finalmente Frank llega agitado, para nada como siempre. Al d√≠a siguiente, en una fiesta de exploraci√≥n de Box Hill, Emma y Frank coquetean; Jane parece inc√≥moda; y Emma es grosera con la se√Īorita Bates. Cuando Emma va a hacer las paces a la ma√Īana siguiente, descubre que Jane ha aceptado el puesto de ama de llaves y se ir√° pronto. Frank tambi√©n tiene que irse, pero de inmediato, ya que la Sra. Churchill est√° enfermo y, de hecho, pronto muere. Emma siente pena por que Jane tenga que tomar una posici√≥n, pero sus atenciones son rechazadas.

Diez d√≠as despu√©s, los Weston reciben una breve carta de Frank en la que les explica que √©l y Jane est√°n comprometidos desde que estaban juntos en Weymouth; El se√Īor. Churchill ahora da su consentimiento. Resulta que Harriet no estaba pensando en Frank, sino en George Knightley. Cuando Emma descubre esto, se da cuenta del hecho de que el Sr. Knightley no debe casarse con nadie m√°s que consigo misma y desear√≠a no haber visto nunca a Harriet y haberla dejado casarse con Robert Martin. Knightley regresa de un viaje de negocios, descubre la noticia y se solidariza con Emma, ‚Äč‚Äčquien le asegura que Frank nunca la cautiv√≥. La revelaci√≥n lleva a Knightley a declarar sus propios sentimientos por Emma, ‚Äč‚Äčy ‚Äč‚Äčse comprometen, aunque Emma sabe que no pueden casarse mientras tenga que cuidar a su padre, ya que no puede dejarlo y √©l no dejar√° su casa. . .

Una carta muy razonable de Frank a la Sra. Weston explica satisfactoriamente su conducta en Highbury y la necesidad de secretos de √©l y de Jane. Emma se siente aliviada, pero parece que no puede calmarse por lo de Harriet, que ahora va a visitar a los John Knightley en Londres. Emma y Jane se reconcilian como amigas; George Knightley decide que, dado que Emma no puede dejar a su padre, √©l se mudar√° con ellos; por lo que se necesitan las fuerzas persuasivas combinadas de Emma, ‚Äč‚Äč‚Äč‚ÄčKnightley y los Weston para lograr que el Sr. Woodhouse acepta el matrimonio. Cuando Harriet decide casarse con Robert Martin, Emma se siente lo suficientemente libre como para que, despu√©s de algunas t√°cticas dilatorias del Sr. Woodhouse, ella y George Knightley se casan en ¬ęperfecta felicidad¬Ľ.



Deja un comentario