resumen del juego



resumen del juego

Antonio, un importante comerciante veneciano, es un hombre rico, respetado y popular. Entre sus muchos amigos se encuentra un joven llamado Bassanio, que le debe mucho dinero a Antonio. Bassanio quisiera pagarle a su amigo, pero hasta ahora no ha podido hacerlo. Sin embargo, ahora siente que puede haber encontrado una manera, pero nuevamente necesitar√° un pr√©stamo de Antonio. En Belmont, dice Bassanio a Antonio, vive una hermosa joven y rica heredera. Bassanio est√° seguro de que puede ganar su mano en matrimonio, pero no puede salir ¬ęde la mano¬Ľ. Si quiere causar una buena impresi√≥n, tiene que verse al menos tan bien como sus otros pretendientes adinerados. Antonio le dice a su joven amigo que con mucho gusto le prestar√≠a cualquier cantidad de dinero que necesite, pero en este momento √©l mismo est√° corto de efectivo. Todo vuestro dinero est√° inmovilizado en vuestros barcos mercantes, que todav√≠a est√°n en el mar. Sin embargo, Antonio no defraudar√° a Bassanio. Conoce a un usurero que probablemente le prestar√° la cantidad necesaria, y Bassanio puede usar el buen nombre de Antonio como garant√≠a para el pr√©stamo.

En Belmont, Portia habla con Nerissa, su confidente, dici√©ndole lo cansada que est√° del flujo constante de pretendientes y c√≥mo quiere liberarse de la perversa obligaci√≥n de la voluntad de su padre: Portia no puede elegir a su propio marido; ella solo puede casarse con el hombre que elige el correcto de tres ata√ļdes, uno de oro, uno de plata y uno de plomo; uno contiene su retrato y ese es su ata√ļd de la suerte. Hasta el momento, ninguno de sus pretendientes ha decidido arriesgarse a elegir uno de los ata√ļdes, lo cual es bueno, porque a Portia no le gusta ninguno. Sin embargo, cuando Nerissa menciona el nombre de Bassanio, un posible pretendiente, el estado de √°nimo de Portia se aclara. Una vez visit√≥ Belmont y Portia qued√≥ impresionada con √©l.

Mientras tanto, en Venecia, Shylock, un rico prestamista judío que alberga un odio secreto hacia Antonio, acordó prestarle a Bassanio tres mil ducados por tres meses, bajo fianza de Antonio. Abandonando su alta tasa de interés habitual, Shylock exige que si vence el día de pago y no se devuelve el dinero, puede cortar una libra de carne del cuerpo de Antonio. Antonio está de acuerdo porque todos sus barcos deben regresar a Venecia un mes antes de la fecha de vencimiento de la fianza.

Se desarrolla una trama secundaria rom√°ntica cuando Lorenzo, un amigo cercano de Antonio y Bassanio, se enamora de la hija de Shylock, Jessica. √Čl logra salirse con la suya disfraz√°ndola de ni√Īo, y ella logra llevarse consigo una buena cantidad de los ducados de su padre. Por supuesto, esto enfurece a Shylock y jura venganza. Poco despu√©s, Bassanio y Graciano parten hacia Belmont, donde la ¬ęferia de Portia¬Ľ acaba de despedir al pr√≠ncipe de Marruecos y al pr√≠ncipe de Arag√≥n, dos pretendientes m√°s frustrados y frustrados. Cuando Bassanio pide elegir uno de los ata√ļdes, Portia inmediatamente se enamora de √©l y le ruega que espere unos d√≠as antes de elegir uno de los ata√ļdes. Se ha enamorado de Portia e insiste en arriesgarse. Rechaza el oro, luego la plata; finalmente elige el ata√ļd de plomo y, cuando lo abre, encuentra un retrato de Portia. Tanto √©l como Portia est√°n encantados y planean casarse de inmediato, junto con Nerissa y Gratiano, quienes tambi√©n se han enamorado. La felicidad reina en Belmont hasta que Bassanio recibe una carta de Antonio despidi√©ndose de √©l, pues sus barcos se han perdido en el mar y le es imposible vivir despu√©s de que Shylock haya recogido su libra de carne. Bassanio, horrorizado, parte instant√°neamente hacia Venecia con el dinero que Portia le da para pagar la fianza.

En Venecia, a Shylock ya no le interesa el mero pago del dinero que se le debe. √Čl quiere venganza. Un cristiano le rob√≥ a su hija (y ella tom√≥ su dinero), y nada satisfar√° a Shylock excepto la fianza legal. En el tribunal de justicia, presidido por el duque de Venecia, Shylock se enfrenta a su enemigo, Antonio. Antonio est√° rodeado de sus amigos y en silencio se resigna a la muerte. Por todos lados, Shylock est√° rodeado de enemigos. Bassanio le ruega a Shylock que acepte el doble del dinero que le deben, pero Shylock se niega.

En este punto, Portia, disfrazada de abogada, y Nerissa, vestida como su asistente, ingresan a la sala del tribunal y le dicen al duque que fueron enviadas desde Padua por un abogado erudito, el Dr. Bellario, para defender el caso del acusado. Portia le ruega a Shylock que sea misericordioso, pero √©l no la escucha. Ella ofrece el usurero triple la cantidad que le deb√≠a, pero de nuevo Shylock no tendr√° nada de eso. Luego informa solemnemente a la corte que Shylock est√° completamente dentro de sus derechos legales. Luego le informa a Shylock que debe tener mucho cuidado. el debe cortar exactamente una libra de carne, y no debe derramar una derribar de la sangre de Antonio. Si falla, todas las tierras y bienes de Shylock ser√°n confiscados. Shylock decide apresuradamente que aceptar√° la triple fianza, pero Portia dice no; Shylock luego se ofrece a tomar solo los tres mil ducados originales, pero nuevamente Portia se niega, record√°ndole que fue √©l mismo quien exigi√≥ la interpretaci√≥n estricta de la ley. Adem√°s, dice, la ley tiene otro poder sobre √©l. Como es extranjero en Venecia y como trat√≥ de ¬ębuscar la vida¬Ľ de un ciudadano veneciano, toda su riqueza se puede dividir entre el ciudadano que intent√≥ destruir y el erario p√ļblico; adem√°s, la propia vida de Shylock est√° en peligro por lo que intent√≥ hacer.

El duque decide perdonarle la vida a Shylock, pero le da la mitad del dinero de Shylock a Antonio y el resto al estado. Antonio dice que no aceptar√° el dinero si Shylock acepta convertirse al cristianismo y si, en su testamento, acepta dejar su dinero a su hija Jessica y su nuevo esposo Lorenzo. Shylock, roto y derrotado, acepta todas estas condiciones y abandona la corte. Llenos de alegr√≠a, Antonio y sus amigos se ofrecen a pagarle al joven abogado lo que puedan, pero curiosamente, el abogado solo quiere cierto anillo que lleva puesto Bassanio. Bassanio est√° avergonzado porque su esposa le dio este anillo y le pidi√≥ que lo usara siempre. Pero el abogado insiste y, finalmente, Bassanio le entrega a rega√Īadientes el anillo de Portia. Nerissa tambi√©n logra h√°bilmente obtener de Gratiano un anillo que ella le dio. Luego, las dos damas regresan corriendo a Belmont para molestar a sus esposos sobre los anillos.

Cuando Bassanio y Gratiano, junto con Antonio, regresan a Belmont, sus esposas preguntan por los anillos perdidos. Portia y Nerissa insisten en que los hombres sin duda le dieron los anillos a otras dos mujeres. Los maridos juran que no es cierto, y solo despu√©s de que Portia y Nerissa hayan hecho pasar a sus maridos por largos y c√≥micamente agonizantes momentos de incomodidad, confiesan que ellos mismos eran el ¬ęm√©dico alfabetizado¬Ľ y el ¬ęempleado¬Ľ a quien llam√≥. As√≠, todo termina felizmente, ya que Portia le entrega a Antonio una carta inform√°ndole que tres de sus barcos han llegado sanos y salvos al puerto.



Deja un comentario