resumen del juego



resumen del juego

La obra comienza en el dormitorio de Raina Petkoff en un pueblo b√ļlgaro en 1885, durante la guerra serbo-b√ļlgara. Cuando comienza la obra, Catherine Petkoff y su hija, Raina, acaban de escuchar que los b√ļlgaros obtuvieron una tremenda victoria en una carga de caballer√≠a dirigida por el prometido de Raina, el mayor Sergius Saranoff, que est√° en el mismo regimiento que el padre de Raina, el mayor Paul Petkoff. . Raina est√° tan impresionada por las nobles haza√Īas de su prometido que teme que nunca podr√° estar a la altura de su nobleza. En ese mismo momento, la criada, Louka, entra precipitadamente con la noticia de que los serbios est√°n siendo perseguidos por las calles y que es necesario cerrar la casa y todas las ventanas. Raina promete hacerlo m√°s tarde y Louka se va. Pero mientras Raina est√° leyendo en la cama, se escuchan disparos, hay un ruido desde la ventana salediza y aparece un sucio soldado enemigo con un arma que amenaza con matarla si hace alg√ļn ruido. Despu√©s de que el soldado y Raina intercambian algunas palabras, Louka llama desde la puerta; ella dice que varios soldados quieren registrar la casa e investigar un informe de que un soldado enemigo serbio fue visto subiendo a su balc√≥n. Cuando Raina escucha la noticia, se vuelve hacia el soldado. Dice que est√° preparado para morir, pero ciertamente planea matar a algunos soldados b√ļlgaros en su habitaci√≥n antes de morir. Entonces, Raina decide impetuosamente esconderlo. Los soldados investigan, no encuentran a nadie y se van. Raina luego llama al hombre desde su escondite; ella se sienta nerviosa y distra√≠da sobre su arma, pero la encuentra descargada; el soldado no lleva cartuchos. Explica que en lugar de llevar balas, siempre lleva chocolates a la batalla. Adem√°s, √©l no es un enemigo; √©l es un suizo, un soldado profesional contratado por Serbia. Raina le da la √ļltima de sus cremas de chocolate, que √©l devora, afirmando que en realidad le salv√≥ la vida. Ahora que los soldados b√ļlgaros se han ido, Raina quiere que el ¬ęsoldado de chocolate con crema¬Ľ (como ella lo llama) vuelva a bajar por la tuber√≠a, pero √©l se niega; aunque pudo subir, no tiene fuerzas para bajar. Cuando Raina va tras su madre en busca de ayuda, el ¬ęsoldado de chocolate con crema¬Ľ se mete en la cama de Raina y se queda dormido al instante. De hecho, cuando vuelven a entrar, est√° durmiendo tan profundamente que no pueden despertarlo.

El Acto II comienza cuatro meses despu√©s en el jard√≠n del Mayor Petkoff. La sirvienta de mediana edad Nicola le est√° ense√Īando a Louka sobre la importancia de tener el debido respeto por la clase alta, pero Louka tiene un alma demasiado independiente para ser una sirvienta ¬ęadecuada¬Ľ. Ella tiene planes m√°s altos para ella que casarse con alguien como Nicola, quien, insiste, tiene el ¬ęalma de sirviente¬Ľ. El mayor Petkoff llega a casa de la guerra y su esposa Catherine lo saluda con dos datos: sugiere que Bulgaria deber√≠a haberse anexado a Serbia y le dice que instal√≥ un timbre el√©ctrico en la biblioteca. Llega el mayor Sergius Saranoff, prometido de Raina y l√≠der de la exitosa carga de caballer√≠a y, durante la discusi√≥n sobre el fin de la guerra, √©l y el mayor Petkoff cuentan la ahora famosa historia de c√≥mo un soldado suizo escap√≥ trepando por un balc√≥n y entrando en el dormitorio de una mujer noble b√ļlgara. Las mujeres se sorprenden de que se cuente una historia tan cruda frente a ellas. Cuando los Petkoff entran a la casa, Raina y Sergius hablan sobre su amor mutuo, y Raina declara rom√°nticamente que los dos han encontrado un ¬ęamor mayor¬Ľ.

Cuando Raina va a buscar el sombrero para que puedan salir a caminar, Louka entra y Sergius le pregunta si sabe lo agotador que es involucrarse con un ¬ęamor superior¬Ľ. As√≠ que inmediatamente trata de abrazar a la atractiva sirvienta. Como est√° siendo tan descaradamente familiar, Louka declara que la Sra. Raina no es mejor de lo que es; Raina, dice, est√° teniendo una aventura mientras Sergius estaba fuera, pero se niega a decirle a Sergius qui√©n es el amante de Raina, a pesar de que Sergius lesiona accidentalmente el brazo de Louka mientras intenta arrancarle una confesi√≥n. Cuando se disculpa, Louka insiste en que la bese en el brazo, pero Sergius se niega y, en ese momento, Raina vuelve a entrar. Luego se llama a Sergio y entra Catalina. Las dos damas discuten porque ambas est√°n furiosas porque Sergio cont√≥ la historia del soldado fugitivo. A Raina, sin embargo, no le importa si Sergius se entera de esto; ella est√° cansada de su propiedad r√≠gida. En ese momento, Louka anuncia la presencia de un oficial suizo con un malet√≠n, llamando a la due√Īa de la casa. Su nombre es Capit√°n Bluntschli. Instant√°neamente, ambos saben que √©l es el ¬ęsoldado de chocolate con crema¬Ľ que le est√° devolviendo el viejo abrigo al Mayor con el que lo disfrazaron. los ayud√≥ en las negociaciones finales de la guerra; el anciano mayor insiste en que Bluntschli debe llevar al invitado hasta que tenga que regresar a Suiza.

El Acto III comienza justo despu√©s del almuerzo y tiene lugar en la biblioteca. El Capit√°n Bluntschli est√° manejando una gran cantidad de papeleo confuso de una manera muy eficiente, mientras que Sergius y el Mayor Petkoff solo observan. El mayor Petkoff se queja de que se ha perdido un viejo abrigo favorito, pero en ese momento Catherine toca el timbre de la biblioteca nueva, env√≠a a Nicola a buscar el abrigo y sorprende al mayor al recuperar su abrigo perdido. Cuando Raina y Bluntschli se quedan solos, ella lo felicita por lo guapo que se ve ahora que est√° lavado y cepillado. Entonces ella toma un tono altivo y noble y lo rega√Īa por ciertas historias que cont√≥ y el hecho de que ella tuvo que mentir por √©l. Bluntschli se r√≠e de su ¬ęactitud noble¬Ľ y dice que est√° satisfecho con su comportamiento. Raina se divierte; ella dice que Bluntschli es la primera persona en ver m√°s all√° de sus pretensiones, pero est√° desconcertada de que no haya tocado los bolsillos del abrigo viejo que ella le prest√≥; ella hab√≠a publicado una foto de s√≠ misma con la inscripci√≥n ¬ęPara mi soldado de crema de chocolate¬Ľ. En ese momento, llega un telegrama a Bluntschli inform√°ndole de la muerte de su padre y de la necesidad de que regrese a casa inmediatamente para mantener los seis hoteles que ha heredado. Cuando Raina y Bluntschli salen de la habitaci√≥n, Louka entra con la manga puesta de manera rid√≠cula para que su moret√≥n sea obvio. Sergio entra y le pregunta si puede curarlo ahora con un beso. Louka cuestiona su verdadera valent√≠a; ella se pregunta si √©l tiene las agallas para casarse con una mujer socialmente inferior a √©l, incluso si la amaba. Sergio lo afirma, pero ahora est√° comprometido con una chica tan noble que toda esta charla es absurda. Louka luego le advierte que Bluntschli es su rival y que Raina se va a casar con el soldado suizo. Sergio est√° furioso. Ve a Bluntschli e inmediatamente lo desaf√≠a a duelo; as√≠ que se retracta cuando Raina entra y lo acusa de hacer el amor con Louka solo para espiarla a ella y a Bluntschli. Mientras discuten, Bluntschli pregunta por Louka, que estaba escuchando en la puerta. La traen, Sergius se disculpa con ella, le besa la mano y, as√≠, se comprometen. Bluntschli pide permiso para convertirse en pretendiente de la mano de Raina, y cuando enumera todas las posesiones que posee (200 caballos, 9600 pares de s√°banas, diez mil cuchillos y tenedores, etc.), se le otorga permiso para casarse, y Bluntschli dice que lo har√°. Volver√© en dos semanas para casarme con Raina. Sucumbiendo al placer, Raina le regala una cari√Īosa sonrisa a su ¬ęsoldado de crema de chocolate¬Ľ.



Deja un comentario