: Resumen de sudor |

La historia corta comienza con Delia Jones, una lavandera trabajadora, que intenta adelantarse en su trabajo el domingo por la noche. Mientras ordena la ropa sucia en el piso de su casa, siente que algo se desliza sobre su hombro, lo que la asusta terriblemente porque le tiene miedo a las serpientes. Sin embargo, pronto queda claro que el objeto que le ha rozado el hombro y ha caído al suelo no es una serpiente en absoluto, sino el látigo del abusivo marido de Delia, Sykes, que entra en escena.

Sykes critica a Delia por lavar la ropa de los blancos en su casa el domingo, el d√≠a de reposo. √Čl le grita y amenaza con estropear y ensuciar toda la ropa cuidadosamente ordenada de Delia, pero esto no impide que Delia trabaje. Ella se√Īala que es precisamente su trabajo como lavandera para los blancos lo que les proporciona la vida. Ella se defiende con una tenacidad inusual, amenazando a Sykes con una sart√©n de hierro en previsi√≥n de una de sus palizas habituales. Sykes se sobresalta y se va enojado. Dado que se sabe que Sykes tiene una amante, Delia espera que pase la noche en su casa.

El pr√≥ximo s√°bado frente a la tienda, varios hombres del pueblo est√°n hablando de Sykes y Delia. Recuerdan lo bonita que sol√≠a ser Delia cuando se cas√≥ con Sykes hace 15 a√Īos. Es evidente que Sykes no es muy popular entre ellos. Los hombres incluso hablan de asesinarlo. Poco despu√©s, Sykes llega a la tienda con su novia Bertha. Casualmente, Delia pasa por la tienda cuando sale del trabajo. A Sykes le da un inmenso placer burlarse de Delia haciendo desfilar a Bertha.

Un d√≠a, Sykes trae a casa una enorme serpiente para aterrorizar a√ļn m√°s a Delia. Todos los d√≠as, Delia le ruega a Sykes que se deshaga del aterrador animal, pero √©l no tiene piedad. Una vez, mientras hac√≠a su trabajo, Delia encuentra la serpiente en la canasta con la ropa sucia. Aterrorizada, sale r√°pidamente de la casa y se va a dormir al granero. Cuando se despierta, Delia ve a Sykes entrar a la casa. Un momento despu√©s, ella lo oye gritar, por lo que se dirige hacia la casa. De pie junto a la puerta, Delia ve que Sykes ha sido mordido por la serpiente. Ella duda. En un momento, siente l√°stima por Sykes, pero finalmente se aleja de la puerta y espera a que muera.

Deja un comentario