: Resumen de la vida de Olaudah Equiano

Equiano comienza su narración en primera persona incluyendo varias cartas que dan fe tanto de la veracidad de su texto como de su buen carácter. Luego procede a su narración.

Naci√≥ en la provincia africana de Eboe y proporciona detalles culturales sobre esas personas. Cuando eran ni√Īos, √©l y su hermana fueron capturados por secuestradores y vendidos a traficantes de esclavos. Despu√©s de ser llevado a trav√©s de √Āfrica a la costa, fue enviado a las Indias Occidentales a trav√©s del horrible Pasaje del Medio.

Fue comprado con bastante rapidez por Michael Henry Pascal, un teniente de la Royal Navy. Pascal lo hab√≠a pensado como un regalo para amigos en Londres, pero en cambio mantuvo a Equiano como una ayuda para sus esfuerzos navales durante la Guerra de los Siete A√Īos. Durante este tiempo, Equiano escuch√≥ sobre el Dios cristiano y comenz√≥ a aprender a leer y escribir. A trav√©s de su habilidad en el mar, se volvi√≥ indispensable para Pascal y se acostumbr√≥ a su situaci√≥n.

Equiano empez√≥ a pensar en la libertad y esperaba que Pascal alg√ļn d√≠a la permitiera. Desafortunadamente, Pascal se enter√≥ de la ambici√≥n de Equiano y lo vendi√≥ cruelmente al Capit√°n Doran de la Encantadora Sally. Equiano estaba devastado, pero trat√≥ de resignarse a la voluntad de Dios. Doran, a su vez, vendi√≥ Equiano a Robert King, un comerciante cu√°quero rico y ben√©volo que trabajaba en Filadelfia. King era un maestro amable y Equiano trabajaba con diligencia y alegr√≠a para √©l. A pesar de que todav√≠a esperaba alg√ļn d√≠a comprar la libertad, el fuerte c√≥digo moral de Equiano le imped√≠a simplemente huir a menos que fuera abusado.

Equiano viaj√≥ a Am√©rica y las Indias Occidentales con King, notando los terribles castigos y el trato infligido a los africanos que trabajaban en las plantaciones all√≠. Se dio cuenta de que los negros libres de alguna manera estaban en peor situaci√≥n que los esclavos, ya que no ten√≠an un amo que los cuidara y no ten√≠an oportunidades de reparaci√≥n legal por los da√Īos. King permiti√≥ que su amigo, el capit√°n Thomas Farmer, tomara a Equiano como marinero en varios de sus viajes, en los que Equiano se distingui√≥. King y Farmer lo acusaron una vez de planear una fuga, pero la evidencia de lealtad de Equiano anul√≥ sus temores. Culpable por la acusaci√≥n, King prometi√≥ prestarle dinero a Equiano para su libertad si el esclavo pod√≠a recaudar una cantidad adecuada por s√≠ mismo.

Equiano finalmente recaudó suficiente dinero para comprar su manumisión en julio de 1766. Equiano lo describe como el día más feliz de su vida. Como estaba firmemente en deuda con la bondad de Farmer y King, continuó navegando con ellos, pero ahora como mayordomo y marinero a sueldo. Los viajes de Equiano lo llevaron a Turquía, Martinico, Georgia, Montserrat, Granada, Francia e incluso al Polo Norte. Esa misión buscó una ruta a la India, pero fue un fracaso. A lo largo de estos viajes, Equiano demostró ser inmensamente capaz e inteligente. Había aprendido a leer y escribir, y dominaba la navegación. También aprendió a peinarse, ocupación que asumió cuando más tarde vivió en Londres.

Después de varias experiencias cercanas a la muerte en la expedición al Polo Norte, Equiano decidió buscar a Dios de una manera más profunda que antes. Visitó varias iglesias y las encontró deficientes; prefería leer la Biblia solo en su alojamiento. Sin embargo, en un encuentro casual con un anciano metodista, llegó a comprender una nueva forma de interpretar la Biblia. Le quedó claro que las buenas obras por sí solas no podían procurar el regalo gratuito de la gracia y la salvación que Dios proveía. Después de algunas equivocaciones, Equiano pasó por una experiencia de conversión y se unió a la iglesia metodista. Por tanto, la religión impregnaba todos los aspectos de su vida y era crucial para moldear su identidad.

Despu√©s de algunos viajes m√°s, Equiano acept√≥ la propuesta de su amigo, el doctor Irving, de trabajar como supervisor en una nueva plantaci√≥n en Jamaica. Equiano no estuvo en Jamaica por mucho tiempo antes de cansarse de la vida all√≠. Naveg√≥ de regreso a Inglaterra y trabaj√≥ para el gobernador Macnamara durante un tiempo. Macnamara quer√≠a que Equiano sirviera como misionero en √Āfrica, pero el obispo de la Iglesia no aprob√≥ su petici√≥n. Equiano luego trabaj√≥ como parte del plan del gobierno para reubicar esclavos en Sierra Leona. Debido a la mala gesti√≥n y la miop√≠a, el plan fracas√≥. Equiano fue criticado por su papel en este fracaso, pero protesta con bastante firmeza por su inocencia. Tuvo el honor de presentar una petici√≥n a la Reina llamando la atenci√≥n sobre las atrocidades del comercio de esclavos y pidiendo su abolici√≥n. Tambi√©n pas√≥ un tiempo en Gales y se cas√≥ con la se√Īorita Susanna Cullen en 1791. En el cap√≠tulo final, presenta varios argumentos expl√≠citos al lector a favor de la abolici√≥n de la trata de esclavos. Equiano termina su narraci√≥n explicando que hab√≠a llegado a ver la mano invisible de Dios en cada evento de su vida. A trav√©s de esa comprensi√≥n, ha aprendido una lecci√≥n de ¬ęmoralidad y religi√≥n¬Ľ (236).

Deja un comentario