: Resumen de la Odisea |

Diez a√Īos despu√©s de la ca√≠da de Troya, el h√©roe griego victorioso Odiseo a√ļn no ha regresado a su √ćtaca natal. Una banda de pretendientes alborotadores, creyendo que Ulises estaba muerto, ha invadido su palacio, cortejando a su fiel, aunque debilitada, esposa, Pen√©lope, y revisando su reserva de comida. Con el permiso de Zeus, la diosa Atenea, la mayor aliada inmortal de Odiseo, aparece disfrazada e insta al hijo de Odiseo, Tel√©maco, a buscar noticias de su padre en Pilos y Esparta. Sin embargo, los pretendientes, liderados por Antinoo, planean tenderle una emboscada a su regreso.

Mientras Tel√©maco sigue el rastro de Ulises a trav√©s de las historias de sus antiguos compa√Īeros de armas, Atenea organiza la liberaci√≥n de Ulises de la isla de la hermosa diosa Calipso, de quien ha sido prisionero y amante durante los √ļltimos ocho a√Īos. Ulises zarpa en una balsa improvisada, pero el dios del mar Poseid√≥n, cuya ira Odiseo provoc√≥ antes en sus aventuras al cegar al hijo de Poseid√≥n, el c√≠clope Polifemo, evoca una tormenta. Con la ayuda de Atenea, Ulises llega a los feacios. Su princesa, Nausicaa, que est√° enamorada del guapo guerrero, abre el palacio al extra√Īo. Ulises retiene su identidad todo el tiempo que puede hasta que finalmente, a petici√≥n de los feacios, cuenta la historia de sus aventuras.

Ulises relata cómo, después de la Guerra de Troya, sus hombres sufrieron más pérdidas a manos de los Kikones, y luego estuvieron casi tentados a quedarse en la isla de los Lotus Eaters drogados. Luego, el cíclope Polifemo devoró a muchos de los hombres de Odiseo antes de que un ingenioso plan de Odiseo permitiera que el resto escapara, pero no antes de que Odiseo revelara su nombre a Polifemo y así comenzara su guerra personal con Poseidón. Luego, el dios del viento Ailos le proporcionó a Ulises una bolsa de vientos para ayudarlo a regresar a casa, pero la tripulación abrió la bolsa con avidez y envió el barco a la tierra de los gigantes, devoradores de hombres, de Lestrigones, de donde nuevamente lograron escapar.

En su siguiente parada, la diosa Circe enga√Ī√≥ a los hombres de Ulises y los convirti√≥ en cerdos. Con la ayuda del dios Hermes, Ulises desafi√≥ su hechizo y transform√≥ a los cerdos en hombres. Permanecieron en su isla durante un a√Īo en el regazo del lujo, con Ulises como su amante, antes de seguir adelante y resistir las tentaciones de las seductoras y peligrosas Sirenas, navegando entre el monstruo marino Escila y los remolinos de Caribdis, y sondeando las profundidades. del Hades para recibir una profec√≠a del vidente ciego Tiresias. Descansando en la isla de Helios, los hombres de Ulises desobedecieron sus √≥rdenes de no tocar los bueyes. En el mar, Zeus los castig√≥ y todos menos Ulises murieron en una tormenta. Fue entonces cuando Ulises lleg√≥ a la isla de Calipso.

Ulises termina su historia y los feacios le dan obsequios y lo llevan a casa en un barco. Atenea disfraza a Odiseo de mendigo y le indica que busque a su viejo porquerizo, Eumeo; ella recordar√° a Tel√©maco de sus propios viajes. Con la ayuda de Atenea, Tel√©maco evita la emboscada de los pretendientes y se re√ļne con su padre, quien revela su identidad solo a su hijo y al porquero. Dise√Īa un plan para derrocar a los pretendientes con su ayuda.

Disfrazado de mendigo, Ulises investiga su palacio. Los pretendientes y algunos de sus antiguos sirvientes generalmente lo tratan con rudeza mientras Odiseo eval√ļa la lealtad de Pen√©lope y sus otros sirvientes. Pen√©lope, que nota el parecido entre el mendigo y su marido presuntamente muerto, propone un concurso: por fin se casar√° con el pretendiente que puede ensartar el gran arco de Ulises y disparar una flecha a trav√©s de una docena de cabezas de hacha.

Solo Ulises puede llevar a cabo la haza√Īa. Arco en mano, dispara y mata al pretendiente Antinoo y revela su identidad. Con Tel√©maco, Eumeo y su cabrero Filoitio a su lado, Odiseo lidera la masacre de los pretendientes, ayudado solo al final por Atenea. Ulises se re√ļne con amor con Pen√©lope, su conocimiento de su cama que construy√≥ la prueba que supera su escepticismo de que √©l es un impostor. Fuera de la ciudad, Ulises visita a su padre enfermo, Laertes, pero un ej√©rcito de familiares de los pretendientes los encuentra r√°pidamente. Con el est√≠mulo de una Atenea disfrazada, Laertes derriba al cabecilla, el padre de Antinoo. Antes de que la batalla pueda avanzar m√°s, Atenea, al mando de Zeus, ordena la paz entre los dos bandos.

Deja un comentario