Personajes de La Casa de Bernarda Alba

Una anciana que, junto con su hijo, le pide sobras a una de las criadas de Bernarda. La codicia de este ├║ltimo al negar la petici├│n del primero ayuda a caracterizar el mundo de la obra.

Aunque nunca habla ni sube al escenario, Pepe es un personaje importante. Un joven del pueblo que actualmente busca esposa, su presencia vuelve locas a todas las chicas y ayuda a avivar la amargura entre ellas.

La matriarca tiránica de la familia, sesenta años. Insiste en mantener a sus hijas a raya y está dispuesta a utilizar la violencia y las amenazas para hacerlo.

Madre de Bernarda, ochenta a├▒os. Una anciana senil a la que Bernarda mantiene encerrada en la parte trasera de la casa. Aunque parece despotricar sin sentido, juega el papel de un or├ículo a trav├ęs de la sabidur├şa que incrusta en sus discursos.

La hija mayor de Bernarda, treinta y nueve a├▒os. La ├║nica hija del primer matrimonio de Bernarda. Su nombre se traduce aproximadamente como ┬źangustia┬╗. Mujer triste y fea, pero ├║nica hija con dote, est├í comprometida con Pepe el Romano.

Segunda hija mayor de Bernarda, treinta años. Una mujer rencorosa y amargada, aunque quizás la hija con el sentido más realista de las limitaciones que enfrenta una mujer en su mundo.

La tercera hija mayor de Bernarda, veintisiete años. La más asustada y chismosa de las hijas, es ella quien cede más fácilmente a las exigencias y expectativas de Bernarda.

La cuarta hija mayor de Bernarda, veinticuatro a├▒os. Su nombre se traduce aproximadamente como ┬źsufrimiento┬╗ y refleja su persistente depresi├│n. Jorobada, una vez estuvo comprometida con un hombre, pero Bernarda lo arruin├│.

La hija menor de Bernarda, veinte a├▒os. La ├║nica hija que voluntariamente hace alarde de las restricciones de Bernarda y declara su verdadera individualidad. La hero├şna tr├ígica de la obra.

Mujeres sin nombre que sirven a la casa Alba. Ellos deliberadamente chismean con La Poncia sobre la casa, revelando serios resentimientos de clase.

La doncella principal de Bernarda, posiblemente la mujer que mejor conoce a Bernarda. A los sesenta a├▒os, es una voz de sabidur├şa a lo largo de la obra, aunque una sabidur├şa te├▒ida de resentimiento de clase y odio hacia Bernarda.

Un amigo de Bernarda, cincuenta a├▒os. Muy religiosa y consumida por el arrepentimiento por haber dejado que su esposo desterrara a su hija.

Doscientas mujeres vestidas de negro que visitan la casa Alba tras el funeral del marido de Bernarda.

Deja un comentario