Personajes de Cuentos cortos de Poe |

El protagonista an√≥nimo de ¬ęEl pozo y el p√©ndulo¬Ľ que se ve obligado a sufrir torturas durante la Inquisici√≥n. Es un poco dado a los frecuentes desmayos, pero en general se las arregla para superar su miedo y mantener su cordura y habilidades l√≥gicas.

El líder de las fuerzas francesas que derrota a la Inquisición en Toledo y finalmente salva al protagonista.

Un grupo de figuras anónimas y en gran parte invisibles que es responsable del juicio y tortura del narrador.

El príncipe despreocupado cuyo país es golpeado por la Muerte Roja. Decide ignorar la enfermedad e invita a un grupo de nobles sanos a esconderse de los estragos de la Muerte Roja con él en una abadía. Después de varios meses, celebra un lujoso baile de máscaras para los nobles. Próspero tiene miedo a la muerte y se enoja cuando aparece en sus inmediaciones.

Un grupo que sigue al Príncipe Próspero y se esconde cuando su país es golpeado por la Muerte Roja. Tienen miedo a la muerte y festejan salvajemente para olvidar sus miedos.

Una figura silenciosa que aparece y trae la Muerte Roja a los cortesanos que han estado de fiesta escondidos.

El asesino del anciano que dice ser más hipersensible que loco. No puede soportar la mirada del anciano, lo que provoca la matanza. Aunque lleva a cabo el asesinato con mucho cuidado y de manera sistemática, se distrae con el sonido del corazón latiendo del muerto.

Un hombre desprevenido que trata bien al narrador de ¬ęEl coraz√≥n delator¬Ľ, pero que sin embargo lleva a su compa√Īero al asesinato.

Los tres hombres que llegan a la casa del asesino para investigar un chillido se escuchan en la noche. Sin sospechar nada, se sientan con el asesino a charlar antes de que este le muestre la mano.

Un hombre que le ha hecho da√Īo a Montresor. Tiene debilidad por el vino y har√° cualquier cosa para ver una cosecha rara.

El narrador de ¬ęEl barril de amontillado¬Ľ, que se siente insultado por Fortunato y jura venganza. Aprovecha la debilidad de Fortunato por el vino y lo conduce a las catacumbas de la familia Montresor.

Un personaje invisible en ¬ęEl barril de amontillado¬Ľ que, seg√ļn Montresor, puede querer probar el amontillado. Fortunato menosprecia su inteligencia y su conocimiento del vino.

Una vez amable amante de los animales que cae bajo la influencia del alcohol y comienza a tratar a su gato Plutón con crueldad, desencadenando una cadena de eventos en los que se vuelve cada vez más inmoral y posiblemente loco, hasta que finalmente se convierte en un asesino.

Una persona amable y moral que se casa con el narrador de ¬ęEl gato negro¬Ľ y defiende al nuevo gato de su violencia.

Un gato negro grande e inteligente que es maltratado por su due√Īo. El gato de reemplazo, a quien el narrador odia, se parece mucho a Plut√≥n, excepto por un parche de pelaje blanco en su pecho, lo que lleva a la ca√≠da del narrador.

Un grupo de hombres que vienen a investigar la casa del narrador. No sospechan hasta que escuchan el llanto del gato.

Un maestro del an√°lisis que resuelve delitos examin√°ndolo todo y coloc√°ndose en la mente del criminal.

Un amigo cercano de C. Auguste Dupin que es inteligente pero no tiene la misma perspicacia que su socio. √Čl narra los misterios de una manera que muestra admiraci√≥n por las habilidades de su amigo.

La mujer mayor que se encuentra con la garganta profundamente cortada y el cuerpo destrozado. Tiene una hija llamada Camille L’Espanaye.

La hija de Madame L’Espanaye que es encontrada estrangulada y metida en una chimenea en un doble asesinato.

Un empleado que entrega cuatro mil francos a los L’Espanayes tres d√≠as antes de su brutal asesinato. Es arrestado a pesar de la falta de pruebas, y Dupin elige ayudarlo porque en el pasado le hizo un favor.

El propietario del Ourang-Outang que no puede evitar que el animal mate brutalmente a los L’Espanayes. Es un franc√©s de un barco malt√©s y aparece en la puerta de Dupin en respuesta al anuncio de Dupin que busca al due√Īo de un Ourang-Outang perdido.

El prefecto de la policía parisina. No es tan imaginativo como Dupin y ocasionalmente confía en el detective para resolver sus casos más difíciles, aunque no siempre agradece la ayuda.

Un ministro inteligente y audaz que también es un funcionario del gobierno. Roba una carta confidencial y la utiliza para el chantaje político. Oculta la carta y la policía parisina, dirigida por Monsieur G., es absolutamente incapaz de localizarla.

Enamorado de la muerta Ligeia, cuya belleza e inteligencia admiraba tanto (aunque no puede recordar los detalles de c√≥mo se conocieron), el devastado narrador se casa con Rowena pero solo puede so√Īar con su primera esposa.

La hermosa y erudita primera esposa del narrador, Ligeia tenía una apariencia aparentemente tranquila que ocultaba sus feroces pasiones. Era alta y delgada, con cabello negro, ojos negros brillantes y piel pálida. Ella condenó la injusticia de la muerte y creía que el hombre solo muere porque su voluntad no es lo suficientemente fuerte como para evitar su muerte.

La segunda esposa del narrador, a diferencia de su predecesora Ligeia en que es rubia y de ojos azules. No ama a su marido y, cuando se enferma, le asustan las apariciones invisibles en la c√°mara nupcial.

Después de que el narrador y el viejo sueco sobreviven a una tormenta que casi vuelca su barco, es arrojado por la borda a un barco misterioso que se dirige hacia el sur. Normalmente algo propenso a preocuparse, comienza a sentirse emocionado por lo que puede ser su destrucción y escribe un relato de su viaje que coloca en una botella y arroja al mar.

El otro superviviente de la tormenta. Es supersticioso pero esperanzado, y muere en la segunda tormenta cuando aparece el barco negro.

El capit√°n de un barco que viaja desde Java a las islas de la Sonda que ignora las preocupaciones del narrador sobre una tormenta inminente.

Los antiguos marineros que dirigen el barco rumbo al Polo Sur. Hablan un idioma extranjero y su entusiasmo vence su desesperación a medida que se acercan a descubrir los secretos de la región sur.

El narrador, que tiene una predilección heredada por ser temperamental y resiente al otro William Wilson por ser capaz de seguirle el ritmo sin esfuerzo y por ser tan parecido a él. Cae cada vez más en el vicio, pero siempre es detenido por la aparición de su otra figura en la sombra, y finalmente se enfurece lo suficiente como para atacar a su seguidor.

Un ni√Īo que comparte su nombre, fecha de nacimiento y apariencia con el narrador. Parece disfrutar imitando al narrador y finalmente comienza a seguirlo, apareciendo solo cuando el narrador est√° a punto de participar en el vicio.

El pastor y director de la escuela en ¬ęWilliam Wilson¬Ľ, quien tiene un doble papel como reverendo y como el gobernante severo de la escuela.

Un estudiante un tanto tonto en Oxford, de una familia que se ha unido recientemente a la nobleza. Est√° atrapado por los planes de juego de William y casi lo lleva a la ruina financiera.

El ayuda de c√°mara del narrador. Lleva a su amo a un castillo abandonado para que el herido pueda pasar la noche en el interior.

Herido, lo llevan a un castillo abandonado para pasar la noche, pero permanece despierto porque está fascinado por los retratos. Después de un tiempo, se da cuenta de un retrato particularmente realista y lee con entusiasmo su descripción.

El pintor de ¬ęEl retrato ovalado¬Ľ. Lo √ļnico que ama tanto como a su esposa es su arte. √Čl es temperamental y apasionado y no se da cuenta de que su pintura de su esposa le est√° quitando la vida lentamente mientras ella le modela.

Amorosa, hermosa y obediente, se sienta para el retrato que hace su esposo de ella a pesar de que odia su arte por competir con su amor por ella. Sin embargo, no se queja, incluso cuando el acto de pintar le quita la vida lentamente.

El narrador de ¬ęLos hechos en el caso de M. Valdemar¬Ľ, le interesa lo que ocurre cuando se intenta hipnotizar a un paciente en la c√ļspide de la muerte, por lo que le escribe a su amigo moribundo Valdemar y le pide a Valdemar que sea su sujeto de prueba. .

Un hombre que generalmente no est√° fuertemente influenciado por el hipnotismo. Se est√° muriendo de tuberculosis y acepta permitir que P. lo hipnotice al borde de la muerte.

Los médicos asistentes en el lecho de muerte de M. Valdemar que deciden observar los intentos de P. de detener la muerte mediante el mesmerismo.

Un estudiante de medicina que acompa√Īa a P. y escucha a Valdemar dar permiso para el experimento de mesmerismo. Se desmaya cuando el hipnotizado Valdemar anuncia que est√° muerto.

El conocimiento del narrador de entierros prematuros pasados ‚Äč‚Äčy su miedo a la muerte lo llevan a volverse catal√©ptico, lo que aumenta a√ļn m√°s su paranoia hasta que una experiencia desconcertante lo saca de su miedo.

Algo asustado por las alturas, sigue al anciano hasta la cima de una monta√Īa, donde escucha la historia de su gu√≠a sobre el Maelstr√∂m.

Un hombre valiente e inteligente. √Čl y sus dos hermanos est√°n acostumbrados a desafiar al Maelstr√∂m para pescar, hasta que un d√≠a un hurac√°n los atrapa en el remolino. Se las arregla para escapar, pero ha envejecido visiblemente.

El hermano mayor del anciano, se vuelve loco de terror tras la muerte de su hermano menor y se niega a soltar el barco y ser salvo con su hermano mediano.

Un amigo de Legrand que acompa√Īa a Legrand y J√ļpiter en la b√ļsqueda de un tesoro a pesar de sus sospechas de que su amigo ha perdido la cordura.

Un hombre inteligente pero algo misántropo que parece haber perdido la cordura después de ser mordido por un insecto dorado, pero en realidad está oliendo el tesoro de un pirata. Para encontrarlo, usa sus habilidades de resolución de acertijos para descifrar los secretos en un trozo de pergamino.

El sirviente de Legrand, que habla patois, es obediente y ferozmente leal a Legrand, pero es dado a la exageración y la preocupación.

Deja un comentario