Personajes de Antigone |

Ant√≠gona es hija y hermana de Edipo (ya que se cas√≥ con su propia madre). Ahora que Edipo y sus hermanos han muerto, Ant√≠gona e Ismena son los √ļltimos de la familia Labdaco. Despu√©s de que su padre se fue al exilio, Ant√≠gona y su hermana se criaron en la casa de Creonte. Sus hermanos Polyneices y Eteocles fueron v√≠ctimas de una brutal guerra por el poder, cada hermano muriendo por la mano del otro. Creonte ha declarado que Eteocles ser√° honrado con el entierro ya que era un defensor de Tebas, mientras que el cuerpo de Polinices se deja a los buitres y los perros. Es este edicto el que impulsa a Ant√≠gona a desafiar al estado, ya que cree que su hermano Polinices merece el mismo trato que Eteocles. Algunos cr√≠ticos ven a Ant√≠gona como demasiado moralista, incluso alienante, pero otros la reclaman como una feminista seminal, decidida a hacer lo correcto incluso desafiando la ley patriarcal. De hecho, Ant√≠gona captur√≥ la imaginaci√≥n del p√ļblico inmediatamente despu√©s de la primera representaci√≥n de la obra hace m√°s de 2.500 a√Īos, cuando sus hechos expandieron las posibilidades de la acci√≥n humana, reconcibieron el papel de la mujer en la sociedad y delinearon un nuevo tipo de personaje, uno que establece su conciencia individual y su creencia en el principio divino por encima y en contra del poder y la autoridad del estado.

Ismene, la √ļltima hermana sobreviviente de Ant√≠gona, es el contraste de su hermana m√°s fuerte. En comparaci√≥n con Ant√≠gona, casi no tiene agencia, principalmente porque le aterroriza desobedecer a los hombres en el poder. Ella no cree que las mujeres deban violar las leyes de los hombres, ya que son m√°s fuertes y merecen servidumbre. Ismene no ayuda a enterrar a Polinices, pero intenta reclamar la responsabilidad del entierro m√°s tarde para que pueda morir con Ant√≠gona. Ant√≠gona rechaza su ayuda e Ismene se salva. Esto refleja tanto su gran amor por su familia como su lugar como s√≠mbolo del status quo que es recompensada por recordar su lugar.

El Coro comenta sobre la acci√≥n e interact√ļa con Creonte, intercediendo activamente con consejos en un momento cr√≠tico al final de la obra. El Coro est√° compuesto por los ancianos tebanos, vitales para mantener el orden en la ciudad, y Creonte los convoca para ganarse su lealtad. Observan los acontecimientos que se desarrollan con simpat√≠a y un ojo perspicaz: compadecen a Creonte y Ant√≠gona, pero tambi√©n comentan cr√≠ticamente sus defectos.

Creonte, gobernante de Tebas tras la guerra, aprecia el orden y la lealtad por encima de todo. No puede soportar ser desafiado m√°s de lo que puede soportar ver desafiadas las leyes del estado. √Čl tiene el cuerpo de Polinices profanado mientras Eteocles es honrado porque siente que no puede dar una parte igual a ambos hermanos cuando uno era un traidor y el otro era leal. No reconoce que existen otras formas de justicia, y en su orgullo condena a Ant√≠gona, desaf√≠a a los dioses y se arruina a s√≠ mismo.

El Centinela trae la noticia de que Polinices ha sido enterrada y luego captura Ant√≠gona. Su discurso es un experimento interesante en la historia del drama griego, ya que intenta aproximarse a los ritmos y la dicci√≥n del habla natural. De manera similar, su psicolog√≠a refleja la de la l√≥gica y la raz√≥n m√°s simples: su √ļnica preocupaci√≥n es preservar su vida, y hace preguntas b√°sicas, en contraste con los elevados discursos de Creonte, Haemon, Ismene y Ant√≠gona sobre principios y √©tica.

Haemon es hijo de Creonte y Eur√≠dice y est√° comprometido para casarse con Ant√≠gona. En un di√°logo dram√°tico con su padre, Haemon defiende la base moral de las acciones de Ant√≠gona mientras advierte a su padre que la gente de Tebas simpatiza con su determinaci√≥n de enterrar a Polinices. √Čl y su padre se enojan, ya que √©l simplemente le pide a su padre que haga lo correcto para Thebes, y su padre sigue obstinadamente el camino de la menor resistencia. La devoci√≥n de Hemon por Ant√≠gona es clara; a su muerte, est√° tan angustiado que trata de matar a su padre y luego se suicida.

Tiresias, o Tiresias, es un profeta ciego que advierte a Creonte que los dioses no aprueban su tratamiento del cuerpo de Polinices o el castigo de Antígona. Creonte insulta a Tiresias, creyendo que simplemente lo está chantajeando por dinero, pero el profeta responde con una profecía que predice la muerte de uno de los hijos de Creonte y una advertencia de que toda Grecia despreciará al rey si no cede. Creonte se da cuenta de que Tiresias nunca se ha equivocado y que debe cumplir sus órdenes. El profeta es una parte importante de la visión de Sófocles: a través de Tiresias, se da a conocer la voluntad de los dioses, y su misma existencia implica que hay una voluntad definida de los dioses que está muy por encima del dominio de la ley del hombre.

El Mensajero informa de los suicidios de Ant√≠gona y Haemon al Coro y a Eur√≠dice. √Čl se va para seguir a Eur√≠dice cuando ella sale corriendo del dolor.

Eurídice es la esposa de Creonte y la madre de Haemon. Destrozada por el suicidio de su hijo, se suicida y maldice a Creonte por haber causado la tragedia.

El Segundo Mensajero informa del suicidio de Eurídice al Coro y a Creonte. Creonte, ya destrozado por la muerte de Haemon, se ve obligado a enfrentarse también al suicidio de su esposa.

Deja un comentario