PARTE CERO: 7 de agosto de 1944



Resumen y An√°lisis PARTE CERO: 7 de agosto de 1944

Resumen

Toda la luz que no podemos ver comienza durante el √ļltimo a√Īo de la Segunda Guerra Mundial. Horas antes de que los aviones aliados bombardeen la ciudad francesa de Saint-Malo, lanzan panfletos advirtiendo a los residentes que evacuen. Se presentan los dos protagonistas de la historia, Marie-Laure LeBlanc, de 16 a√Īos, y Werner Pfennig, de 18 a√Īos. Ninguno de ellos evacu√≥ Saint-Malo. Marie-Laure est√° ciega y sola en la casa de su t√≠o abuelo Etienne. Werner es un soldado del ej√©rcito alem√°n, con √≥rdenes de alojarse en un hotel en Saint-Malo llamado ‚Äúel Hotel de las abejas‚ÄĚ, donde los alemanes han establecido su cuartel general.

Mientras los bombarderos aliados se acercan a Saint-Malo y suenan las sirenas, Marie-Laure y Werner se preparan para el bombardeo a su manera. Marie-Laure, en lugar de refugiarse, manipula una peque√Īa maqueta de madera de Saint-Malo que su padre le hizo, revelando un diamante escondido en su interior. Mientras tanto, Werner se refugia con otros dos soldados en el s√≥tano del hotel. Afuera, comienza el bombardeo.

An√°lisis

la novela comienza en promedios, frase latina que significa ‚Äúen medio de las cosas‚ÄĚ. La novela intercala la descripci√≥n del bombardeo de Saint-Malo con las narraciones de los personajes hasta este punto para reflejar la confusi√≥n y el caos de la ciudad cuando comienza el bombardeo. Si bien la narraci√≥n terminar√° explicando c√≥mo llegaron Marie-Laure y Werner a donde est√°n ahora, la parte cero es intencionalmente tensa e incierta.

Aunque Marie-Laure y Werner saben que se acercan las bombas, ninguno de los dos huye de la ciudad. Parecen ser v√≠ctimas del azar, en el lugar equivocado en el momento equivocado, e indefensos ante el poder de la guerra. Esta impotencia plantea una pregunta que aparece repetidamente en la novela: ¬Ņcu√°nto poder tienen los individuos para tomar decisiones durante una guerra? ¬ŅPodr√≠an Marie-Laure y Werner haber tomado decisiones diferentes a las que toman, o su destino est√° predeterminado por las situaciones en las que se encuentran?

Otra cuesti√≥n que plantea esta parte es la naturaleza del ‚Äúrefugio‚ÄĚ. Justo antes de que caigan las bombas, los pensamientos de Marie-Laure y Werner se vuelven hacia sus respectivas familias, y cada uno parece encontrar consuelo en ellas. Marie-Laure, que todav√≠a est√° en su habitaci√≥n y no se ha refugiado f√≠sicamente, dice el nombre de su padre mientras sostiene el diamante que le dej√≥. Como se rumorea que la piedra mantiene con vida a su poseedor, Marie-Laure recurre a ella como sustituto del refugio f√≠sico y de su padre.



Deja un comentario