Oscar Wilde va a la corte 1895



Ensayos críticos Tres juicios: Oscar Wilde va a la corte 1895

Wilde cre√≠a tanto en su forma de vida que acab√≥ pasando varios a√Īos en prisi√≥n tras sus intentos por defenderlo.

En cuesti√≥n estaba la relaci√≥n de Wilde con Lord Alfred (¬ęDouglas¬Ľ). Wilde ten√≠a cuarenta a√Īos en el momento de los juicios; Lord Alfred ten√≠a diecis√©is a√Īos menos, pero no era un ni√Īo, a los veinticuatro, y ciertamente no era inocente. Se conocieron a principios del verano de 1891. Douglas era un devoto admirador de la novela de Wilde, El retrato de Dorian Gray, alegando que lo hab√≠a le√≠do nueve o catorce veces. Lord Alfred era un joven delgado, guapo e impetuoso que ya ten√≠a una relaci√≥n muy dif√≠cil con su padre. Tuvo relaciones homosexuales con varios chicos en Oxford y fue chantajeado en la primavera de 1892. Era especialmente irresponsable con el dinero, insistiendo a menudo en que Wilde gastara generosas sumas en √©l.

El padre de Lord Alfred, el Octavo Marqu√©s de Queensberry (1844-1900), estaba enojado por la relaci√≥n entre su hijo y Wilde y trat√≥ de desacreditarlo. Mientras Douglas visitaba Argelia, el padre esperaba interrumpir la presentaci√≥n de apertura de la obra de Wilde. La importancia de ser honesto pero fue desviado. El 18 de febrero de 1895, dej√≥ una tarjeta para Wilde en el Albemarle Club, dirigida ¬ęA Oscar Wilde posando somdomita¬Ľ, con errores ortogr√°ficos en la √ļltima palabra. La actividad homosexual era ilegal en Inglaterra.

Wilde ten√≠a varias opciones. Habiendo sido acusado, p√ļblicamente, por escrito, podr√≠a tener motivos para ejercitar una acci√≥n por difamaci√≥n contra el Marqu√©s. La tarjeta ciertamente fue vista por el portero del sal√≥n, Sidney Wright, quien sab√≠a que un insulto era intencional y anot√≥ cuidadosamente los detalles de la llegada de la tarjeta, aunque no pudo d√°rsela a Wilde hasta dentro de diez d√≠as. Wilde le escribi√≥ a su buen amigo, Robert Ross, dici√©ndole que se sent√≠a obligado a procesar penalmente al marqu√©s. Ross aconsej√≥ sabiamente a Wilde que ignorara la tarjeta y permitiera que Lord Alfred y su padre resolvieran sus diferencias. Otra alternativa era que Wilde visitara Francia por un tiempo y esperara a que se calmaran los √°nimos.

El mayor problema de Wilde fue que la acusaci√≥n era cierta. Wilde ha tenido varias relaciones de este tipo con j√≥venes, incluido Douglas. Una declaraci√≥n escrita no es calumniosa si es verdadera. Sin embargo, Wilde asegur√≥ a sus abogados que la acusaci√≥n era falsa. Hay alguna evidencia de que Wilde trat√≥ de retirarse del juicio en el √ļltimo momento, diciendo que no pod√≠a pagar, pero Lord Alfred se mantuvo firme en querer demandar a su padre y prometi√≥ apoyo financiero de familiares.

El juicio de Queensberry comenzó en el Tribunal Penal Central (Old Bailey) el 3 de abril de 1895. El juicio salió mal para Wilde. Le preguntaron por varios El retrato de Dorian Gray y las relaciones entre hombres mayores y jóvenes en esa novela, y fue acusado de tratar con otros hombres jóvenes, no solo con Lord Alfred. Sir Edward Clarke, su abogado, aconsejó a Wilde que se retirara, esperando en privado (más tarde reveló) que Wilde pudiera escapar del país. Wilde tuvo varias horas durante las cuales podría haber hecho esto. Ross y otros lo animaron a huir, pero se quedó. Se emitió una orden de arresto contra Wilde desde que la justificación de Queensberry obligó a las autoridades a reconocer la culpabilidad implícita de Wilde. Wilde escribió a noticias de la noche que no podía ganar el caso sin enfrentar a Douglas con su padre en la corte y decidió no hacerlo, una respuesta calculada de Wilde.

El segundo juicio comenz√≥ el 26 de abril. Clarke volvi√≥ a representar a Wilde, esta vez sin pagar honorarios. La parte m√°s dram√°tica del juicio involucr√≥ un poema escrito por Douglas y titulado ¬ęDos amores¬Ľ, que termina con las palabras ¬ęSoy el amor que no se atreve a pronunciar su nombre¬Ľ. Cuando se le pregunt√≥ qu√© podr√≠a significar eso, Wilde respondi√≥ con tanta elocuencia que muchos en la galer√≠a rompieron en aplausos, aunque algunos silbaron. Wilde aludi√≥ a Miguel √Āngel y Shakespeare, entre otros, como hombres mayores que ten√≠an un ¬ęprofundo afecto espiritual¬Ľ por los hombres m√°s j√≥venes en ¬ęla forma m√°s noble de afecto¬Ľ. Argument√≥ que tales relaciones fueron malinterpretadas en gran medida en el siglo XIX y la raz√≥n por la que fue juzgado. No te atrevas a pronunciar el nombre de ese noble amor, concluy√≥, porque fue muy mal entendido. El discurso probablemente influy√≥ en la incapacidad del jurado para acordar un veredicto.

El tercer juicio, un segundo intento de enjuiciar a Wilde (tras la suspensi√≥n del jurado del segundo juicio), comenz√≥ el 22 de mayo. Una vez m√°s, los amigos instaron a Wilde a huir del pa√≠s, pero √©l le escribi√≥ a Lord Alfred que ¬ęno quer√≠a que lo llamaran cobarde o desertor¬Ľ. La fiscal√≠a se benefici√≥ del juicio anterior y gan√≥. Wilde fue declarado culpable de comportamiento indecente con hombres, un cargo menor, pero por el cual recibi√≥ la sentencia m√°xima seg√ļn la Ley de Enmienda de la Ley Penal: dos a√Īos de trabajos forzados.

Quienes est√©n familiarizados con la historia del per√≠odo pueden notar paralelismos entre el Caso Dreyfus (1894-1906) en Francia y los juicios de Oscar Wilde en Inglaterra. Alfred Dreyfus era hijo de un fabricante textil jud√≠o; se uni√≥ al ej√©rcito y ascendi√≥ al rango de capit√°n. Fue acusado de vender secretos militares a los alemanes y condenado por traici√≥n en diciembre de 1894. El juicio fue muy irregular y la condena se bas√≥ en pruebas insuficientes. Gran parte del √≠mpetu por el juicio provino de pol√≠ticos conservadores, grupos antisemitas y publicaciones como el peri√≥dico. La Libre Parole. Alentaron al p√ļblico a creer que los jud√≠os franceses eran desleales. El novelista √Čmile Zola dirigi√≥ a otros intelectuales y pol√≠ticos en una campa√Īa a favor de Dreyfus. Despu√©s de dos juicios m√°s y una agitaci√≥n considerable, finalmente se indult√≥ a Dreyfus y se anul√≥ el juicio. Dreyfus hab√≠a sido perseguido por motivos religiosos y pol√≠ticos; Oscar Wilde fue perseguido por ser homosexual.



Deja un comentario