Nuevo Testamento de la Biblia



Resumen y an√°lisis de G√°latas

Resumen

La ocasi√≥n para esta carta fue una controversia que se desarroll√≥ entre las iglesias de Galacia, y especialmente la de Antioqu√≠a, sobre la cuesti√≥n de exigir a los cristianos gentiles que obedecieran la Ley Mosaica. Una ley muy discutida se refer√≠a a la circuncisi√≥n, un rito religioso que significaba lo mismo para los jud√≠os que el bautismo lleg√≥ a significar para los cristianos en un per√≠odo posterior. Los cristianos cuya formaci√≥n hab√≠a sido en el juda√≠smo no ve√≠an ninguna raz√≥n por la cual este rito no deber√≠a ser obligatorio para todos los cristianos, como lo era para los jud√≠os. Tal como lo entend√≠an, las leyes dadas por Dios a trav√©s de Mois√©s eran vinculantes para todo el tiempo y nunca podr√≠an ser anuladas por los seres humanos ni por ning√ļn conjunto de circunstancias que pudieran surgir.

Cuando las personas de origen gentil se hicieron seguidores de Jes√ļs y buscaron ser admitidos en las iglesias cristianas, no vieron ning√ļn valor particular en la observancia del rito de la circuncisi√≥n y quer√≠an ser excusados ‚Äč‚Äčde ello. Pablo, invitado a trabajar con el elemento gentil en la iglesia, simpatizaba con su posici√≥n. Las experiencias que encontr√≥ con la Ley Mosaica antes de su conversi√≥n lo convencieron de que nadie podr√≠a salvarse por la mera obediencia a un conjunto de leyes externas. Su propia conversi√≥n a la fe cristiana se produjo por la convicci√≥n de que el esp√≠ritu manifestado en la vida de Jes√ļs se posesionaba de los corazones y las mentes de las personas y les permit√≠a salvarse. As√≠ que si los cristianos gentiles estaban pose√≠dos por este esp√≠ritu, que para Pablo era el verdadero significado de la fe, poco o nada importaba si se ajustaban a la letra de la Ley Mosaica. Mientras Pablo permaneci√≥ con estas iglesias, los elementos jud√≠os y gentiles parec√≠an llevarse bien sin serios problemas, cada grupo siguiendo los dictados de su conciencia individual. Pero despu√©s de que Pablo partiera en uno de sus viajes misionales, comenzaron los problemas cuando funcionarios prominentes de la iglesia en Jerusal√©n visitaron las iglesias reci√©n establecidas en Galacia.

Estos visitantes de la iglesia insistieron en que la ley concerniente a la circuncisi√≥n, as√≠ como los dem√°s requisitos de la Ley Mosaica, eran vinculantes para todos los cristianos, incluidos los que proven√≠an de un trasfondo gentil. Adem√°s, lanzaron un feroz ataque contra Pablo por su actitud en este asunto. Incluso lo acusaron de ser un impostor y culpable de enga√Īar a los miembros de la iglesia. En respuesta a estas acusaciones, Pablo escribi√≥ la Ep√≠stola a los G√°latas.

Al comienzo de la carta, Pablo expresa asombro por lo que sucedi√≥ durante su ausencia de los g√°latas. Asombrado por la actitud de los supuestos l√≠deres de la iglesia de Jerusal√©n, se siente profundamente decepcionado cuando estos hermanos visitantes persuaden a la gente entre la que trabajaba para que abandonen el mensaje que √©l proclamaba y aceptaran como obligatorios los requisitos caracter√≠sticos de la religi√≥n jud√≠a. legalismo. Respondiendo a la acusaci√≥n de que no es un l√≠der calificado de la comunidad cristiana, Pablo defiende su apostolado declarando que Jesucristo, no los hombres, lo llam√≥ a ese oficio. En apoyo de esta afirmaci√≥n, analiza las experiencias que lo llevaron a su conversi√≥n y las circunstancias en las que llev√≥ a cabo su obra entre las iglesias. Describe su relaci√≥n con las llamadas ¬ęcolumnas de la iglesia¬Ľ en Jerusal√©n, explicando tanto el prop√≥sito como el resultado de sus conferencias con ellos. Aunque no recibi√≥ de ellos ninguna orientaci√≥n sobre el contenido del mensaje que deb√≠a proclamar, fueron plenamente informados del trabajo que estaba realizando y dieron su aprobaci√≥n, especificando en particular que deb√≠a dedicar sus principales esfuerzos a trabajar con las personas que ingresaban al iglesia de origen gentil.

Despu√©s de esta introducci√≥n, Pablo pasa al punto principal de la carta: explicar y aclarar su posici√≥n en relaci√≥n a la Ley, lo que hace detallando sus usos y limitaciones como medio para obtener la salvaci√≥n. La Ley, sostiene, revela los defectos del car√°cter de una persona. En este sentido, su funci√≥n es como la de un espejo, que revela las manchas pero no las quita. √Čl escribe: ¬ęAs√≠ que la ley fue encargada para llevarnos a Cristo, a fin de que fu√©semos justificados por la fe¬Ľ. Cuando se ha logrado este objetivo, la Ley ya no es necesaria: ¬ęCiertamente, nadie es justificado ante Dios por la ley¬Ľ. Solo por la fe en Cristo las personas son justificadas. Por fe Pablo entiende algo m√°s que un mero asentimiento intelectual a una serie de hechos relativos a la vida terrena de Jes√ļs. Significa un compromiso por parte de un individuo con el estilo de vida ejemplificado en la persona de Jes√ļs. Una persona pose√≠da por el mismo esp√≠ritu presente en Jes√ļs ser√° salvada del pecado y de la muerte espiritual que trae el pecado. Los deseos de esa persona y toda su naturaleza ser√°n tan transformados que har√° lo correcto porque quiere actuar de esa manera y no porque crea que es un deber que cumplir para obtener una recompensa.

Pablo presenta una serie de argumentos en apoyo de su posici√≥n sobre la Ley. Por ejemplo, se refiere a Abraham como el padre de los fieles e insiste en que la justicia de Abraham no se pudo haber obtenido obedeciendo las leyes de Mois√©s porque esas leyes no se dieron hasta siglos despu√©s de la muerte de Abraham. Por lo tanto, Abraham debe haber obtenido la justicia por la fe. Pero si la justicia de Abraham se logr√≥ por la fe, lo mismo debe ser cierto para todos sus descendientes espirituales. Cuando Dios hizo su gran promesa a Abraham, todos los descendientes de Abraham estaban incluidos. Los cristianos son, seg√ļn Pablo, de la simiente de Abraham, porque est√° dicho: ¬ęSi sois de Cristo, entonces sois simiente de Abraham, y herederos seg√ļn la promesa¬Ľ. Este mismo punto se elabora un poco m√°s en la alegor√≠a de los dos hijos de Abraham. Un hijo, Ismael, naci√≥ de una esclava, pero el otro hijo, Isaac, naci√≥ de una mujer libre. Ismael representa a las personas que est√°n bajo la servidumbre de la Ley, e Isaac representa a las personas que son libres en Cristo: ¬ęPara la libertad Cristo nos ha hecho libres. Estad, pues, firmes, y no os dej√©is agobiar por el yugo de la servidumbre. .¬Ľ

La Epístola a los Gálatas concluye con una descripción del tipo de vida que vivirá una persona que está llena del Espíritu de Dios, una vida que contrasta fuertemente con el tipo de vida que vivirá una persona que tiene deseos carnales. La calidad de vida está determinada por si un individuo está o no poseído por el Espíritu de Cristo.

An√°lisis

G√°latas es importante por varias razones. En primer lugar, est√° entre los primeros, si no los m√°s antiguo de todos los escritos del Nuevo Testamento. La carta nos da una idea de los problemas que surgieron en las iglesias cristianas del primer siglo despu√©s de la muerte f√≠sica de Jes√ļs y, lo m√°s importante de todo, revela uno de los elementos m√°s esenciales en la concepci√≥n del cristianismo de Pablo. La carta a veces se ha llamado ¬ęla declaraci√≥n de independencia de Pablo¬Ľ, una designaci√≥n que significa libertad de la esclavitud a las leyes de cualquier tipo, ya sean leyes humanas o leyes divinas. En este punto en particular, Pablo definitivamente rompi√≥ no solo con el juda√≠smo, sino tambi√©n con los cristianos de ascendencia jud√≠a que pensaban en la nueva religi√≥n en t√©rminos de obediencia tanto a la ley mosaica como a las leyes enunciadas por Jes√ļs.

Estas dos concepciones antag√≥nicas del cristianismo generalmente eran sostenidas respectivamente por elementos jud√≠os y gentiles en la membres√≠a de la iglesia cristiana. Los de origen jud√≠o ten√≠an lo que podr√≠a llamarse una visi√≥n legalista de la religi√≥n; el elemento gentil bajo el liderazgo de Pablo cre√≠a en una concepci√≥n m√≠stica. De acuerdo con este √ļltimo punto de vista, la salvaci√≥n nunca puede lograrse tratando de obedecer los requisitos de la Ley. La naturaleza humana est√° constituida de tal manera que una persona necesariamente sigue los deseos del coraz√≥n, y mientras esos deseos sean contrarios a los requisitos de la Ley, resultar√° en desobediencia y un sentimiento de culpa.

Cuando Pablo habla de la salvaci√≥n por la fe, se est√° refiriendo a la situaci√≥n en la que se han cambiado los deseos para que coincida lo que se quiere hacer con lo que se debe hacer, transformaci√≥n que la humanidad no puede realizar sola, sino que s√≥lo puede darse cuando la El Esp√≠ritu de Dios en Cristo toma posesi√≥n de los corazones y las mentes. La salvaci√≥n, la esencia misma del misticismo cristiano, significa una uni√≥n, o unidad, del individuo y Dios. En otras palabras, Dios habita dentro de la vida del individuo, cuya naturaleza se cambia as√≠ de uno que es propenso a hacer el mal a uno que es propenso a hacer el bien. A carreira terrena de Jesus √© significativa porque ilustra o que pode acontecer a qualquer ser humano que permite que o Esp√≠rito de Deus tome posse total dele, uma id√©ia claramente expressa por Paulo quando diz: ¬ęJ√° estou crucificado com Cristo e n√£o mais viva, mas Cristo vive en m√≠¬Ľ.

El argumento de Pablo no convenció a todos los miembros de la comunidad cristiana. Muchos miembros, especialmente aquellos de origen y entendimiento judíos, todavía tenían una visión legalista. El conflicto entre las interpretaciones legalista y mística de la religión se puede rastrear a lo largo de todos los períodos sucesivos de la historia cristiana y sigue siendo uno de los temas vitales de la teología contemporánea.



Deja un comentario