Noche de Walpurgis



Resumen y Análisis Parte 1: Noche de Walpurgis

Resumen

Ha pasado casi un a├▒o desde la muerte de Valentine y Faust ha vuelto a abandonar a Gretchen. Ahora es la noche de Walpurgis (30 de abril), el momento de la reuni├│n anual de brujas y esp├şritus en la cima del Brocken en las monta├▒as Harz (ubicadas en el centro de Alemania) para celebrar una org├şa sat├ínica. La cima de la monta├▒a est├í cubierta de enjambres de demonios que bailan y cantan. Las tensiones aumentan hasta un loco crescendo del mal mientras Mephisto gu├şa a Fausto a trav├ęs de su asamblea diab├│lica, present├índole todos los esp├şritus infernales de la leyenda medieval e induci├ęndolo a participar en sus ritos. Mientras participa en un baile er├│tico con una joven bruja, Fausto de repente nota que un rat├│n sale de la boca de su pareja. El impacto le hace recordar a Gretchen. ├ël tiene una visi├│n de ella encadenada, se angustia y comienza a alejarse. Mephistopheles inmediatamente entra en acci├│n. Da una interpretaci├│n fantasiosa de la visi├│n y trata de distraer a Fausto llev├índolo a un teatro en la ladera de la monta├▒a.

Análisis

Fausto fue llevado a la celebraci├│n de Walpurgis para completar su degradaci├│n y hacer permanente su lapso de moralidad. Este episodio puede interpretarse simb├│licamente como el descenso a los infiernos prometido en el ┬źPreludio en el Teatro┬╗. La atm├│sfera de la escena es de maldad, magia oscura y confusi├│n fant├ística. Las brujas y los demonios con los que se encuentra Faust son encarnaciones de todas las facetas del mal. Sus caracterizaciones o funciones sat├ínicas reflejan muchos incidentes anteriores en el poema y le dan a Fausto una amarga lecci├│n sobre la verdadera naturaleza de su ┬źnueva vida┬╗. Aqu├ş, en la monta├▒a, Fausto se ve obligado a enfrentarse a la terrible realidad de su propia degeneraci├│n, pero en el ├║ltimo momento su sensibilidad moral hace un ├║ltimo esfuerzo por afirmarse. Recuerda a Gretchen y el amor por ella que fue su primera apuesta real en la vida.



Deja un comentario