nana



Análisis del personaje de Nana

De hecho, hay dos Nanas en la novela: una es la simple chica de la calle que quiere ser respetada pero no hace nada por ganarse el respeto de nadie; la otra es la simb├│lica Nana que representa a la diosa del amor er├│tico y que encarna el concepto de sexualidad extrema.

Simple Nana es una ni├▒a de un hogar roto: su padre muri├│ de alcoholismo y su madre de hambre. Ella es producto de las alcantarillas de Par├şs, y su entorno influye en sus acciones a lo largo de la novela. Nunca puede escapar por mucho tiempo del entorno del que procede. Independientemente de cu├ínto lujo o elegancia la rodee, peri├│dicamente regresa a las calles para recoger hombres al azar solo para aliviar su sensaci├│n de aburrimiento.

Esta Nana no tiene rasgos particularmente notables. Carece de inteligencia, talento e intelecto. A veces, puede responder espont├íneamente, como cuando trata brevemente de ser fiel a Georges Hugon, o puede tener un perverso sentido de la lealtad, como cuando se apega a Fontan a pesar de su brutalidad. Pero en general, ella es una chica simple de las alcantarillas de Par├şs que tiene el cuerpo m├ís magn├şfico y delicioso en ese momento.

Es como la segunda Nana que se vuelve famosa. Su cuerpo f├şsico es tal que excita y despierta en el var├│n los m├ís b├ísicos y elementales impulsos lujuriosos. La sexualidad emana de cada poro de ella y apela a los instintos animales del sexo opuesto. Provoca la corrupci├│n del amor apelando a los instintos m├ís bajos y bestiales de los hombres.

Como producto de su entorno, Nana tambi├ęn ha adoptado los valores de ese entorno que en realidad no son valores. Durante el transcurso de la novela, Zola no deja ninguna inmoralidad intransigente para Nana. Es incapaz de ser fiel a nadie, enga├▒a constantemente a todas las personas con las que se relaciona, no respeta a ninguna persona o instituci├│n, se acuesta con cualquiera en cualquier momento y, lo m├ís importante, arrastra a todos a su nivel. El inter├ęs por su personaje radica en que en ocasiones puede ser caprichosa, generosa, odiosa, espont├ínea y proyectiva. Ella aprecia el poder de su sexualidad y lo usa para su m├íximo beneficio.

Finalmente, representa los valores de una determinada edad. Cuando gasta el dinero de forma extravagante, cuando act├║a de manera caprichosa y cuando exige demasiado a los hombres que la adoran, se convierte en un s├şmbolo de la ├ępoca que sacrificaba las virtudes por los placeres.



Deja un comentario