matrimonio y divorcio



Resumen y Análisis Libro II: El Discurso de la Utopía: Matrimonio y Divorcio

Resumen

Las mujeres no se casan antes de los 18 a√Īos y los hombres antes de los 22. Quienes se dan abrazos prohibidos, ya sea antes o despu√©s del matrimonio, son severamente castigados. Creen que si se toleraran tales libertades, se desalentar√≠a a la gente a casarse.

La elecci√≥n de pareja se trata como un asunto de suma importancia. Antes de que las dos partes den su consentimiento final, la joven, acompa√Īada de una tranquila matrona, se presenta desnuda al futuro novio y, en circunstancias similares, el joven se muestra desnudo a la futura novia. Encuentran extra√Īo que en otros pa√≠ses a las partes en un matrimonio no se les permita tal inspecci√≥n en la elecci√≥n de un c√≥nyuge para toda la vida. Nadie, dicen, comprar√≠a un caballo cubierto con una manta de modo que solo se vean la cabeza y los cascos.

No se permite el divorcio, excepto en los casos de adulterio o ¬ęmaldad insoportable¬Ľ por parte de una de las partes. Se prev√© que una pareja se separe si se encuentran incompatibles, siempre que puedan obtener el consentimiento del Senado, pero esto se permite en raras ocasiones y solo despu√©s de una deliberaci√≥n seria.

Si cualquiera de las partes de un matrimonio es declarado culpable de adulterio, él o ella es sentenciado a la esclavitud, mientras que el cónyuge inocente es libre de volver a casarse.

An√°lisis

Es evidente en todo utop√≠a que se defienda enf√°ticamente la relaci√≥n familiar y que se defienda la permanencia del matrimonio. El concepto de amor rom√°ntico o el ¬ęgran enamoramiento¬Ľ no se trae a discusi√≥n, pero est√° claro que se consider√≥ importante que las partes fueran sociables. Obviamente, los ut√≥picos no ten√≠an ning√ļn uso para los matrimonios de conveniencia, porque se habr√≠an basado en consideraciones relacionadas con la riqueza o posiblemente los t√≠tulos familiares.

La importancia dada a la elección educada de los socios se muestra en la práctica de organizar la exposición de candidatos desnudos. Es difícil no sospechar que Moro estaba siendo algo gracioso en su tratamiento de este pasaje y, sin embargo, debe admitirse que la práctica concuerda con el énfasis habitual de los utópicos en una vida guiada por principios racionales.

Las dificultades puestas en el camino para obtener el divorcio est√°n en consonancia con el plan de asegurar un alto grado de permanencia en el matrimonio. Adem√°s, como cat√≥lico, deber√≠a tratar el divorcio como una propuesta peligrosa de √ļltimo recurso. Sus puntos de vista aqu√≠, si podemos asumir que son sus puntos de vista, pueden parecer conservadores seg√ļn los est√°ndares modernos, pero hace algunas concesiones sorprendentes para las excepciones a las regulaciones estrictamente ortodoxas de su iglesia. El hecho es que las leyes de divorcio han alcanzado las propuestas de Moro solo en este siglo y solo en unos pocos pa√≠ses.



Deja un comentario