Malcolm X (Malcolm Little, El-Hajj Malik El-Shabazz)



An√°lisis de personajes de Malcolm X (Malcolm Little, El-Hajj Malik El-Shabazz)

El narrador y personaje central de la Autobiografía, Malcolm se convirtió en una de las figuras políticas más importantes de su tiempo y, debido a este libro, su importancia probablemente ha aumentado, en lugar de disminuir, desde su muerte.

Sus tres nombres diferentes describen las tres fases de la carrera de Malcolm. Primero, fue Malcolm Little, el producto de un hogar negro del Medio Oeste, un hogar destrozado por la muerte de su padre y la interferencia de los trabajadores sociales. Era un ni√Īo que encajaba en el estereotipo del soci√≥logo, es decir, madur√≥ en una vida de crimen y depravaci√≥n. Como Malcolm X, se convirti√≥ en un s√≠mbolo del odio del hombre negro hacia el hombre blanco. Un ministro musulm√°n negro temerario y franco, Malcolm era un feroz separatista racial y enemigo del ¬ędiablo blanco¬Ľ. Durante el √ļltimo a√Īo de su vida, se convirti√≥ en Malcolm el Peregrino, a√ļn conservando la oratoria ardiente del per√≠odo anterior, pero buscando desesperadamente una forma de reconciliar los problemas raciales de Estados Unidos.

El narrador de la novela es una combinaci√≥n de las dos √ļltimas personalidades. Es un hombre de una honestidad intransigente consigo mismo y con su lector, decidido a contar hasta el √ļltimo fragmento degradante de la verdad sobre su vida delictiva para que su elevaci√≥n por encima de ella parezca a√ļn m√°s milagrosa. No pone excusas para la primera etapa de su vida. Siente que, como criminal negro, fue una creaci√≥n de la sociedad estadounidense dominada por blancos; sin embargo, asume la responsabilidad personal de sus acciones porque se ha dejado manipular por los blancos.

El cambio de Malcolm de un prometedor estudiante de secundaria a un traficante del gueto fue en gran parte una reacci√≥n a los blancos que lo trataban como si fuera una ¬ęmascota¬Ľ. Sin embargo, incluso en su carrera como traficante de drogas, contrabandista y ladr√≥n en Harlem, no estuvo libre del hombre blanco. Simplemente estaba actuando de acuerdo con las expectativas que la sociedad blanca ten√≠a de √©l; descendi√≥ a las profundidades de la Am√©rica blanca, pero no escap√≥ de ella.

En prisi√≥n, Malcolm se convirti√≥ en un musulm√°n negro y, tras su liberaci√≥n, ascendi√≥ r√°pidamente de rango para convertirse en un hombre poderoso en la Naci√≥n del Islam, solo superado por el propio Elijah Muhammad. Aun as√≠, sin embargo, Malcolm no era libre. Su ret√≥rica contra los blancos se bas√≥ en gran medida en el papel del hombre blanco como diablo, y todo lo que hizo o dijo durante este per√≠odo, estaba actuando ¬ęde acuerdo con la voluntad de Elijah Muhammad¬Ľ. Sin embargo, no se rebel√≥ contra la autoridad de Elijah Muhammad hasta que se hizo evidente que no ten√≠a elecci√≥n. A pesar de sus defectos, Muhammad salv√≥ literalmente la vida de Malcolm. Adem√°s, fue dif√≠cil para Malcolm pensar en actuar seg√ļn sus propias convicciones, especialmente despu√©s de tantos a√Īos de seguir ciegamente a Elijah Muhammad.

El √ļltimo a√Īo de la vida de Malcolm quiz√°s deber√≠a verse principalmente como un per√≠odo de transici√≥n. Unos d√≠as antes de su muerte, le dijo a un reportero que finalmente era ¬ęlo suficientemente hombre como para decirle que no puedo precisar cu√°l es mi filosof√≠a en este momento¬Ľ.

Durante su peregrinaje a La Meca, el ejemplo del Islam ayud√≥ a Malcolm a darse cuenta de la posibilidad de la reconciliaci√≥n racial, y sus viajes por √Āfrica enfatizaron para √©l la importancia de los dem√°s pueblos negros del mundo. Las dos organizaciones independientes que intent√≥ formar, Muslim Mosque, Inc. y la Organizaci√≥n para la Unidad Afroamericana, deben ser organizaciones pol√≠ticas laicas y de orientaci√≥n activista; el √ļltimo iba a tener una orientaci√≥n espec√≠ficamente panafricanista. Sin embargo, ninguna de las organizaciones estaba lo suficientemente desarrollada como para poder determinar qu√© podr√≠an haber logrado si hubieran tomado medidas.

En cierto sentido, Malcolm fue un fracaso. Antes de que pudiera consolidar sus ideas y actuar por su cuenta, fue asesinado. Y durante los √ļltimos d√≠as, Alex Haley nos cuenta que ha habido cr√≠ticas generalizadas por su inactividad. √Čl mismo parec√≠a frustrado y cansado el d√≠a de su muerte. Tal vez hubiera fracasado si hubiera vivido m√°s tiempo. Pero hay pistas tentadoras sobre direcciones futuras, especialmente en sus √ļltimas acciones y asociaciones. En las √ļltimas semanas de su vida, se dirigi√≥ a los manifestantes por los derechos civiles, por quienes hab√≠a expresado abiertamente su desprecio, en Selma, Alabama. Estaba programado para hablar con los Dem√≥cratas por la Libertad de Mississippi en Jackson, Mississippi, y se hab√≠a comprometido p√ļblicamente a llevar al Dr. King y otros al norte para lograr la igualdad de los negros en todo el pa√≠s. Quiz√°s sus m√©todos se hab√≠an vuelto menos controvertidos y hab√≠a formado una alianza con los moderados, quienes, en ese momento, simpatizaban m√°s con su filosof√≠a. Pero de alguna manera su muerte parece casi inevitable. A lo largo de su vida, Malcolm vivi√≥ con tiempo prestado; √©l mismo dice que nunca esper√≥ morir excepto violentamente. Y sus comentarios a Gordon Parks acerca de ser un m√°rtir de la hermandad indican la voluntad de morir para promover la causa de la reconciliaci√≥n.

Era, como se√Īala MS Handler, un orador terrible, pero un hombre totalmente comprometido y sincero. √Čl era incorruptible; sus principios no pod√≠an ser comprometidos por nadie, ni blanco ni negro. Vivi√≥ una vida muy puritana y espartana en sus √ļltimos d√≠as y esperaba lo mismo de todos los que le siguieron. Quiz√°s su significado √ļltimo radica en la descripci√≥n que hace Ossie Davis de √©l: representaba una forma de masculinidad negra casi imposible de lograr en la Am√©rica blanca. Era un hombre, desafiando a la sociedad, y la sociedad lo mat√≥ por eso.



Deja un comentario