Lucio



Análisis del personaje de Lucio

Un caballero de nacimiento que hace compañía de proxenetas, putas y putas. Lucio es un joven descarado y frívolo, más interesado en hacer una broma que en la justicia, la amistad o la honestidad. Aunque acude en ayuda de Claudio y le hace saber sus dificultades a Isabella, parece disfrutar su papel de animadora cuando ella le hace un llamamiento a Angelo. Felizmente da evidencia contra Pompeyo e incluso testifica contra Isabella en la escena final. Un bromista casi sin conciencia, le brinda al público mucho humor en forma de insultos contra el duque, que sin saberlo dirige al propio duque. La familiaridad de Lucio con los personajes del inframundo y la sociedad lo convierte en un vínculo eficaz, que une la trama y la trama secundaria.



Deja un comentario