Los temas del donante |

Al eliminar tanta variación personal como sea posible a favor de la Igualdad y una sociedad predecible, la comunidad de Jonas ha rechazado las posibilidades verdaderamente utópicas de una sociedad donde las personas son libres de hacer avanzar la sociedad. El resultado es una distopía de conformidad. Una serie de conversaciones entre Jonas y The Giver muestra que la lógica totalitaria para restringir la elección de ropa, trabajo, cónyuge e hijos de cada persona resulta del miedo a tomar decisiones equivocadas. Sin embargo, como Jonas se da cuenta después de escapar de la comunidad, preferiría poder elegir su destino que permanecer en la seguridad de una comunidad que normalmente ni siquiera permite a sus ciudadanos elegir el momento y la forma de morir. Aunque la posibilidad de la elección individual a veces implica un riesgo, también expone a Jonas a una amplia gama de experiencias gozosas de las que su comunidad ha sido apartada. Sus conversaciones con The Giver lo llevan a comprender tanto las ventajas como las desventajas de la elección personal y, al final, considera que los riesgos valen la pena por los beneficios.

Como lo explic√≥ The Giver, un aspecto clave de la decisi√≥n de su sociedad de establecer la Igualdad en lugar de exponer a las personas a los riesgos de la variaci√≥n clim√°tica o elecciones equivocadas fue su deseo de permanecer a salvo de los dolores que la humanidad y la naturaleza sol√≠an sufrir. En una de las formulaciones cl√°sicas de Benjamin Franklin, ¬ęAquellos que pueden renunciar a la libertad esencial para obtener un poco de seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad¬Ľ, y la sociedad de Jonas ha elegido permanentemente la seguridad sobre la libertad. Las desventajas de esta elecci√≥n se vuelven demasiado claras ya que, por ejemplo, los ciudadanos no cuestionan su forma de vida o incluso sus √≥rdenes de matar a los j√≥venes y a los viejos mediante la liberaci√≥n. Adem√°s, la ausencia de dolor en su sociedad los insensibiliza a las emociones, incluidas las positivas. El dador retrata lo que podr√≠a llamarse hoy un tipo extremo de sociedad ¬ęsostenible¬Ľ, una en estasis que no puede sacar lecciones de sus errores ni recordar sus errores para prevenir otros en el futuro, especialmente sin la ayuda de El Receptor. √Čsta es una sociedad en la que no se puede decir que los humanos se realicen como seres humanos; su desarrollo se atrofia de muchas maneras en nombre de la estabilidad y la previsibilidad.

Mientras que compartir sentimientos cada noche tiene como objetivo explicar y resolver las emociones del día, Jonas aprende que las emociones más importantes son aquellas que no se pueden explicar o discutir, sino que solo se sienten, como los Stirrings o el amor de una familia. En muchos casos a lo largo de la novela, Jonas siente instintivamente que algo está bien, pero permite que su intelecto lo convenza de que está mal, como cuando toma las píldoras para contrarrestar los Stirrings o cuando intenta argumentar con The Giver que el amor y la familia pueden ser muy peligrosos. Sin embargo, al final de la novela, Jonas ha aprendido a abrazar la gama completa de emociones humanas, incluidas hasta cierto punto las negativas, y permite que sus emociones y su instinto den forma a sus acciones. Por el contrario, los otros ciudadanos de la comunidad, como Fiona y el padre de Jonas, no han aprendido a permitir que sus emociones revelen su carácter y les ayuden a desarrollar un sentido de lo que está bien y lo que está mal, por lo que no se sienten culpables por administrar inyecciones letales como parte de sus trabajos.

Como Receptor de la Memoria, El Dador tiene que recurrir a sus recuerdos de las experiencias más terribles de la humanidad para asesorar al Comité de Ancianos cada vez que tengan una experiencia inusual, como la del avión deshonesto, o cuando quieran cambiar las reglas. , como agregar un tercer hijo a cada unidad familiar. También se reitera varias veces que, aunque Jonas tiene poca sabiduría verdadera al comienzo de la novela, la aprende a través de sus nuevos recuerdos y a través de su discusión de estos recuerdos con The Giver. Al final, su respeto por la vida humana obtenido a través de los recuerdos le permite comprender lo que debe hacer para beneficiar a la comunidad en general. Mientras tanto, la falta de recuerdos que tiene el resto de la comunidad les impide ajustar sabiamente sus propios destinos, por lo que siguen aterrorizados por el cambio y se ven obligados a permanecer en una existencia estática y estancada.

Como ocurre con muchas sociedades que en √ļltima instancia terminan como distop√≠as en la literatura, la comunidad de Jonas parece inicialmente dise√Īada para ser una utop√≠a. La sociedad es segura, hay pocas muertes prematuras, la familia de Jonas parece ser cari√Īosa y solidaria, y Jonas ha aprendido a valorar el compartir, la igualdad y la honestidad, entre otras virtudes. Sin embargo, se demuestra que la seguridad de la sociedad es equivalente al estancamiento, y los miembros de la sociedad se vuelven tan obedientes e incondicionales que ni siquiera cuestionan el valor de la liberaci√≥n si sus trabajos requieren que a veces sacrifiquen a las personas. Por √ļltimo, El dador muestra que la l√≠nea entre la utop√≠a y la distop√≠a puede ser delgada, ya que la falta de moderaci√≥n en valores como la seguridad a menudo resulta en la restricci√≥n de la libertad y el rechazo de la sabidur√≠a. Vemos gradualmente la aparente utop√≠a convertirse en una distop√≠a a trav√©s de los ojos de Jonas, quien finalmente rompe con los principios de su sociedad despu√©s de presenciar la liberaci√≥n del beb√© gemelo por parte de su padre.

Jonas ha aprendido desde la primera infancia a conformarse y ser parte del colectivo, por lo que cuando es seleccionado como El Receptor de la Memoria, inmediatamente siente la soledad que proviene de ser un individuo especial en una sociedad donde casi todos son simplemente un engranaje en el rueda m√°s grande. Sus recuerdos de tragedias como la guerra lo alejan a√ļn m√°s de sus amigos, incluso a medida que se acerca m√°s a El Dador y a Gabriel, quienes pueden compartir sus recuerdos y, por lo tanto, eventualmente forman dos ramas de su nueva vida. de facto familia. La soledad obliga a Jonas a ver a su comunidad desde un punto de vista m√°s cr√≠tico a medida que comienza a ver las debilidades del sistema. Sin embargo, de su aislamiento tambi√©n aprende el valor del amor y la pertenencia a medida que los experimenta a trav√©s de la memoria del Dador. Adem√°s, Jonas finalmente aprende los placeres de la soledad, que es una forma positiva de experimentar la soledad.

El concepto de liberaci√≥n se introduce al principio de la novela, durante la an√©cdota de Jonas sobre el piloto en formaci√≥n que vuela por error sobre la comunidad. El concepto se menciona continua y misteriosamente sin explicaci√≥n suficiente hasta casi el final de la novela. El misterio de la muerte y Elsewhere se hace eco de la incertidumbre sobre la muerte que enfrentan los humanos durante su vida. En la novela se exploran m√ļltiples tipos de lanzamiento. Los Ancianos son liberados al final de una vida larga y plena, y ciudadanos como Roberto a menudo se alegran de su Ceremonia de Liberaci√≥n. Mientras tanto, aquellos que cometen errores importantes o rompen las reglas, como el piloto en entrenamiento, son ejecutados sumariamente. El castigo parece demasiado severo y se suma al aura dist√≥pica de la comunidad. Adem√°s, en los casos de Gabriel y el gemelo, algunos son ejecutados sin ning√ļn motivo, salvo que es inconveniente no hacerlo. Jonas considera que la √ļltima categor√≠a de asesinatos es la m√°s ofensiva de todas porque trunca vidas enteras. Jonas encuentra estos ultrajes particularmente atroces porque ha desarrollado un mayor aprecio por la vida humana individual debido a sus recuerdos recibidos.

Deja un comentario