Los temas de Truman Show |

Truman ha crecido en Seahaven Island y, a pesar de que todas las personas que lo rodean son actores contratados, sus reacciones a su mundo son completamente reales. Por tanto, ¬ęThe Truman Show¬Ľ difumina las l√≠neas entre la realidad y la ficci√≥n, que, seg√ļn su creador, Christof, es la raz√≥n por la que resulta tan convincente. El problema es que cuando Truman comienza a explorar sus instintos y deseos humanos naturales, el programa debe intentar seguirle el ritmo. Es mucho m√°s f√°cil para Christof ejercer este tipo de poder emocional cuando Truman es joven e impresionable, pero cuando se acerca a los 30, sabe que hay respuestas m√°s all√° de lo que ve frente a √©l. Por lo tanto, la simulaci√≥n comienza a fallar, porque en √ļltima instancia, hay un l√≠mite para la falsificaci√≥n (la pared de la c√ļpula).

El show de Truman es una s√°tira y contiene una alegor√≠a religiosa apenas velada. El acertadamente llamado Christof es un personaje misterioso con un complejo de Dios que usa su omnipresencia para controlar a Truman, tanto f√≠sica como mentalmente, por el bien de las calificaciones. Weir y Niccol llaman la atenci√≥n de los espectadores sobre hasta d√≥nde est√°n dispuestos a llegar los medios para ganar audiencia. Weir ha dicho que estaba editando El show de Truman durante la muerte de la princesa Diana, y aunque ciertamente culpa a los paparazzi que la sacaron de la carretera, afirma que la audiencia que consumi√≥ su identidad p√ļblica fue igualmente c√≥mplice. Del mismo modo, el p√ļblico de Truman es c√≥mplice de su trampa, ya que Christof (un s√≠mbolo de los medios todopoderosos) ser√≠a impotente sin su atenci√≥n.

Christof cre√≥ Seahaven Island en su visi√≥n de la utop√≠a, que Thomas More defini√≥ como ¬ęuna comunidad o una sociedad que posee cualidades muy deseables o perfectas¬Ľ. La versi√≥n de la utop√≠a de More era una isla con una sola salida, al igual que la isla Seahaven. Sin embargo, la visi√≥n de More de la utop√≠a solo es ¬ędeseable¬Ľ si todos los que viven all√≠ comparten la misma definici√≥n de ¬ęperfecci√≥n¬Ľ. Sin embargo, la visi√≥n de Christof es solo suya: le dice a Truman que Seahaven es mejor que lo que existe fuera de √©l, pero Truman no ha visto lo suficiente como para tomar esta decisi√≥n por su cuenta. Truman pasa la totalidad de la pel√≠cula buscando la verdad sobre lo que existe m√°s all√° de los horizontes de su mundo, y queda muy claro que har√° todo lo que est√© a su alcance para escapar del alcance de Christof. Christof puede verse a s√≠ mismo como el creador de una utop√≠a, pero en realidad es un d√©spota. Por lo tanto, la utop√≠a de Christof es la distop√≠a de Truman (que es lo opuesto a una utop√≠a: un entorno o comunidad que es indeseable o aterrador).

En 1931, James Truslow Adams defini√≥ el sue√Īo americano de la siguiente manera: ¬ęla vida deber√≠a ser mejor, m√°s rica y m√°s plena para todos, con oportunidades para cada uno seg√ļn su capacidad o logro¬Ľ, independientemente de la clase social o las circunstancias del nacimiento. Con el tiempo, este idealismo ha aparecido en varias encarnaciones visuales. Sin embargo, en las d√©cadas de 1950 y 1960, las comedias de situaci√≥n de televisi√≥n ambientadas en los suburbios parec√≠an encarnar todo lo que buscaban los estadounidenses con movilidad ascendente: una casa en los suburbios, un buen trabajo, un autom√≥vil y relativa seguridad y previsibilidad. Peter Weir imagin√≥ El show de Truman como una s√°tira, invocando estas im√°genes omnipresentes para construir la reluciente jaula de Truman. Weir encontr√≥ inspiraci√≥n para el aspecto de la pel√≠cula estudiando detenidamente comedias de situaci√≥n de televisi√≥n ic√≥nicas como ¬ęOzzie y Harriet¬Ľ y ¬ęI Love Lucy¬Ľ. La creaci√≥n de Christof es una protecci√≥n contra el mundo exterior ¬ęenfermo¬Ľ que ha pervertido el sue√Īo americano. La pel√≠cula de Weir apunta al vac√≠o de la b√ļsqueda de ese sue√Īo, un concepto que es tan irreal como Seahaven Island.

Durante su entrevista ¬ęTruTalk¬Ľ, Christof explica que ¬ęThe Truman Show¬Ľ se financia mediante la colocaci√≥n de productos y que todo lo que hay en el programa est√° a la venta. Weir invoca comerciales de las d√©cadas de 1950 y 1960, cuando personajes como la esposa de Truman, Meryl y su mejor amigo, Marlon, miran directamente a la c√°mara y muestran un art√≠culo por el que se les paga por respaldar. Esto les recuerda a los espectadores El show de Truman y ¬ęThe Truman Show¬Ľ que toda la vida de Truman es en realidad una empresa comercial; El propio Truman se ha convertido en una mercanc√≠a bajo la mirada de Christof. La pel√≠cula de Weir postula el mundo representado por los comerciales, y su promesa de ese mundo es falsa.

El activo m√°s valioso que posee Truman es √©l mismo. Despu√©s de 29 a√Īos de vivir toda su vida en televisi√≥n, Truman es una entidad invaluable. Sin √©l, ¬ęThe Truman Show¬Ľ no ser√≠a nada. Sin embargo, cuando decide liberarse, Truman ejerce este poder, representando la rebeli√≥n final contra su se√Īor supremo, Christof. Truman est√° realmente dispuesto a morir para salir de Seahaven Island, y Christof se ve obligado a enfrentarse a su creaci√≥n y rogarle que se quede. As√≠ como Eva no pudo resistir la tentaci√≥n de la manzana, Truman no puede sofocar su curiosidad por ver qu√© hay fuera del Ed√©n de Christof. La pel√≠cula es un poco una historia sobre la mayor√≠a de edad, ya que las ilusiones de Truman sobre s√≠ mismo se hacen a√Īicos. La b√ļsqueda de la verdad merece el riesgo de lo desconocido.

[The Truman Show] es tan, si no m√°s, relevante como lo fue cuando sali√≥ en 1998. Con la creciente popularidad del g√©nero de la televisi√≥n de realidad y el habitual ¬ęcompartir en exceso¬Ľ que viene con el acceso a las redes sociales, se ha vuelto cada vez m√°s dif√≠cil diferenciar qu√© tiene de real una persona y qu√© es una construcci√≥n destinada al consumo de una audiencia, por peque√Īa que sea. Si bien Truman Burbank ha crecido en un entorno totalmente fabricado con actores que interpretan los roles de todos sus amigos y familiares, sus reacciones y emociones son reales. Christof cita la ¬ęautenticidad¬Ľ de Truman como la raz√≥n por la que a tanta gente le encanta verlo, pero tambi√©n es el aspecto m√°s dif√≠cil de mantener del programa. Se necesitan miles de personas y casi 5,000 c√°maras ocultas para brindar a los espectadores la autenticidad que aman en Truman. Sin embargo, en el transcurso de la pel√≠cula, Weir deja en claro que a pesar de que vive bajo vigilancia 24 horas al d√≠a, 7 d√≠as a la semana, las emociones y los sue√Īos de Truman son suyos. ¬ęNunca tuviste una c√°mara en mi cabeza¬Ľ, le dice Truman a Christof antes de dejar Seahaven Island por primera y √ļltima vez.

Deja un comentario