Los personajes de la letra escarlata |

Arthur Dimmesdale es un ministro respetado en Boston y el padre de Pearl. Mientras Hester esperaba a que su esposo llegara de Amsterdam, conoci├│ a Dimmesdale y tuvo una aventura ad├║ltera con ├ęl, que la llev├│ al nacimiento de su hija. Mientras Hester es p├║blicamente avergonzada por el adulterio, Dimmesdale debe sufrir la ignominia en silencio ya que nadie sabe de su culpabilidad. El sufrimiento comienza a cobrar su precio f├şsico, especialmente porque el esposo de Hester, Chillingworth, busca destruir Dimmesdale y es un recordatorio constante de la culpa y la verg├╝enza que alberga por su aventura con Hester. Al final de la novela, Dimmesdale admite ser el padre de Pearl y revela que tiene una letra escarlata grabada en su carne. Muere sobre el cadalso mientras sostiene la mano de Hester.

un apodo para el diablo. La leyenda habla de un Hombre Negro que habita en el bosque y hace que la gente escriba sus nombres en su libro, usando su propia sangre como tinta.

el habitante m├ís antiguo de la Aduana. Tiene el cargo independiente de Recaudador, lo que le permite evitar el politizado barajamiento de posiciones. Tambi├ęn protege a los otros hombres de ser despedidos, raz├│n por la cual muchos de los empleados son mayores.

el ex gobernador, que cree que a Hester no se le debe permitir criar a Pearl, ya que solo conducir├şa a la desaparici├│n espiritual de la ni├▒a. Decide permitir que Pearl se quede con su madre despu├ęs de que Dimmesdale suplica en su nombre.

Hester Prynne, la protagonista de la novela, es la madreperla. Ella debe usar la letra escarlata A en su cuerpo como castigo por su relaci├│n ad├║ltera con Arthur Dimmesdale, el ministro de la ciudad. Hester est├í casada con Roger Chillingworth, pero mientras Hester esperaba la llegada de su esposo desde ├ümsterdam, conoci├│ a Dimmesdale y se involucr├│ en la aventura ad├║ltera que condujo al nacimiento de Pearl. Hester nunca se arrepiente del todo de su ┬źcrimen┬╗, aunque s├│lo sea porque no puede entender c├│mo sus castigos pueden ser tan duros. Cuando el gobernador Bellingham ordena que le quiten a Pearl, Hester se pregunta si una mujer debe morir por seguir su coraz├│n, lo que llev├│ a Dimmesdale a interceder como una forma sutil de asumir la responsabilidad del asunto. Hester se entera de que Chillingworth est├í buscando destruir Dimmesdale, y decide que su matrimonio nunca fue santificado en primer lugar, porque su esposo tiene la furia hirviente del mismo diablo. Hester se empareja as├ş con Dimmesdale en el cadalso para sus momentos finales.

El Inspector es el patriarca de la Aduana. Su padre cre├│ el puesto para ├ęl y lo ha retenido desde entonces. Se le considera uno de los trabajadores m├ís felices, probablemente porque sabe que nunca ser├í destituido de su puesto.

el cl├ęrigo mayor de Boston y amigo de Arthur Dimmesdale.

un antiguo top├│grafo de la Aduana. Hawthorne, como narrador, afirma haber encontrado un paquete con su nombre, que contiene la historia de la novela.

la hermana del gobernador Bellingham. Ella es asesinada por ser una bruja despu├ęs de los eventos de la novela. Rutinariamente se cuela en el bosque durante la noche para realizar negocios encubiertos al servicio de ┬źEl Hombre Negro┬╗.

Hija de Hester. Pearl se caracteriza por ser una versi├│n viva de la letra escarlata. Ella constantemente causa tormento y angustia a su madre y a Dimmesdale a lo largo de la novela con su habilidad para decir la verdad y negarla cuando es m├ís necesario. Pearl es descrita como extremadamente hermosa pero carente de decencia cristiana. Despu├ęs de que Arthur Dimmesdale muere, la locura de Pearl se calma y finalmente se casa.

Esposo de Hester de Holanda. Chillingworth llega a Boston el d├şa en que Hester es p├║blicamente avergonzada y obligada a llevar la letra escarlata. Jura vengarse del padre de Pearl, y pronto se muda con Arthur Dimmesdale, quien Chillingworth sabe que ha cometido adulterio con su esposa. Su venganza se frustra al final de la novela, cuando Dimmesdale revela que ├ęl es el padre de Pearl antes de morir. Chillingworth, habiendo perdido el objeto de su odio, muere poco despu├ęs.

Deja un comentario