Libro II



Resumen y An√°lisis Libro II

Resumen

Zeus, cumpliendo su promesa a Tetis de que ayudar√≠a a los troyanos, le env√≠a a Agamen√≥n un enga√Īoso sue√Īo de esperanza. Agamen√≥n est√° absolutamente convencido de su sue√Īo de poder derrotar a los troyanos de una vez por todas en la batalla de la ma√Īana siguiente. Entonces, lleno de falsas esperanzas, √©l y su consejo planean un ataque masivo en Troya.

Pero para poner a prueba la lealtad de su ej√©rcito antes de lanzar este ataque masivo, Agamen√≥n anuncia a los soldados que nueve a√Īos de guerra son m√°s que suficientes; deben volver a casa. Para su sorpresa, sus tropas reaccionan a su sugerencia con gran entusiasmo. Rompiendo filas, se apresuran a preparar sus barcos para el viaje de regreso. Solo gracias a los esfuerzos de Odiseo, guiado por Atenea, se detiene la loca carrera por los barcos. Odiseo convence a los aqueos de que es mucho m√°s honorable quedarse y conquistar Troya. El sabio N√©stor une su voz a la de Odiseo y el ej√©rcito accede a quedarse y luchar.

Ofreciendo un sacrificio a Zeus, Agamen√≥n ordena al ej√©rcito que se prepare para el ataque. Luego da una espl√©ndida rese√Īa de todo el ej√©rcito aqueo, dando as√≠ a Homero la oportunidad de enumerar todos los contingentes aqueos y sus h√©roes.

Cuando se reciben noticias de la maniobra aquea en Troya, Hektor ordena a sus tropas que se preparen para enfrentarse a los aqueos en la llanura frente a Troya. Luego, mientras las tropas troyanas marchan a través de las puertas de la ciudad, Homero nos hace un repaso de los líderes troyanos y las ciudades que les enviaron ayuda militar.

An√°lisis

El Libro II se divide en dos grandes segmentos: el sue√Īo de Agamen√≥n y el reencuentro de los hombres despu√©s de intentar regresar a sus barcos, y el gran cat√°logo de reyes, h√©roes y barcos griegos que llegaron a Troya.

El cat√°logo es una ruptura significativa con la acci√≥n de la epopeya, sirviendo como una lista de todos los personajes involucrados en el resto del poema, as√≠ como un recordatorio de que ocho a√Īos de lucha precedieron al comienzo de esta historia. El cat√°logo tambi√©n es de inter√©s para historiadores y otros estudiosos que utilizan sus descripciones de m√°s de 150 lugares y personajes como fuente para recopilar informaci√≥n sobre la Edad del Bronce en Grecia.

El an√°lisis de la informaci√≥n encontrada en estos dos cat√°logos de ej√©rcitos enfrentados ha sido de gran valor para historiadores, ling√ľistas y arque√≥logos en la reconstrucci√≥n de un per√≠odo importante y poco conocido de la historia griega temprana. La presencia de estos cat√°logos en el Il√≠ada es un buen ejemplo de la forma en que Homero compon√≠a sus poemas bas√°ndose en la tradici√≥n hist√≥rica y literaria.

La primera parte del Libro II trata del falso sue√Īo que Zeus le env√≠a a Agamen√≥n. En este caso, el dios no aconseja ni ayuda al humano, sino que en realidad lo enga√Īa en un esfuerzo por infligir da√Īo a los griegos. Hay m√°s de un indicio en el uso que hace Zeus de este falso sue√Īo de que cree que puede vencer al destino y ser capaz de evitar que los griegos ganen a los troyanos. Lo m√°s obvio es que la intervenci√≥n de Zeus muestra que los dioses no siempre est√°n preocupados por las consecuencias que sus acciones puedan tener sobre los humanos. El falso sue√Īo causa muerte y destrucci√≥n tanto para griegos como para troyanos, pero este hecho no entra en el pensamiento de Zeus. Que los humanos sean mortales es de poca importancia para los dioses inmortales.

La reacci√≥n de Agamen√≥n al sue√Īo cuestiona a√ļn m√°s su idoneidad como l√≠der. Primero, acepta el sue√Īo sin cuestionarlo. En segundo lugar, decide poner a prueba la voluntad de batalla de sus hombres ofreci√©ndoles la posibilidad de regresar a casa en lugar de continuar la guerra. Para los hombres que han estado fuera de casa, esposas e hijos durante m√°s de ocho a√Īos, la oferta parece valer mucho m√°s que la gloria y el honor, y se produce casi un tumulto de hombres que se precipitan hacia los barcos. En tercer lugar, no es Agamen√≥n sino Odiseo y N√©stor quienes hacen que los corazones y las mentes de los hombres vuelvan a la guerra y al honor personal.

Esta cuesti√≥n de la guerra y el honor de los hombres se enfoca claramente a trav√©s del discurso de Tersites y la respuesta de Odiseo al mismo. Tersites, un guerrero griego f√≠sicamente deformado, argumenta con fuerza y ‚Äč‚Äčeficacia que no vale la pena pelear la guerra y que Agamen√≥n es un l√≠der defectuoso, que constantemente toma la mayor parte del bot√≠n para s√≠ mismo y ahora aliena a Aquiles en el proceso. Su argumento, por fuerte que sea, no es rival para el ataque verbal de Odiseo a Tersites. Odiseo afirma que Tersites es un plebeyo y no debe hablar en contra de reyes y nobles. Ulises sugiere adem√°s que Tersites carece de orgullo u honor personal porque no quiere pelear. Adem√°s, la falta de honor de Tersites se ve simb√≥licamente reforzada por su apariencia deformada. Odiseo acent√ļa su ataque golpeando a Tersites en la espalda con un cetro, levantando una roncha y haciendo que las l√°grimas fluyan. Esta humillaci√≥n p√ļblica y el etiquetado de Tersites terminan con toda conversaci√≥n sobre el regreso a casa. El orgullo y el honor exigen que los soldados luchen. Solo aquellos deformados en mente y cuerpo argumentar√≠an lo contrario.

Tambi√©n en el Libro II, Homero comienza a utilizar el √©pico o comparaci√≥n extendida m√°s frecuentemente. Estos s√≠miles se usan a lo largo del trabajo con m√°s frecuencia que el s√≠mil simple m√°s com√ļn. Por ejemplo, en la l√≠nea 544, Homero compara los ej√©rcitos con ¬ębandadas de p√°jaros voladores, gansos o grullas¬Ľ, y luego agrega la apariencia espec√≠fica de los p√°jaros y la ubicaci√≥n precisa, ¬ęalrededor de la salida del Cayster¬Ľ, donde migran los p√°jaros. Otros s√≠miles pueden abarcar una p√°gina o m√°s. Estos s√≠miles, cuando se examinan, agregan muchos detalles y comentarios sobre las escenas individuales en las que ocurren. El an√°lisis de s√≠miles espec√≠ficos produce una comprensi√≥n m√°s profunda de la obra en su conjunto.

Glosario

égida un escudo llevado por Zeus y más tarde por su hija Atenea y ocasionalmente por Apolo; un signo de la protección de Zeus.

Cat√°logo de barcos lista de reyes griegos y sus pa√≠ses en el Libro II. Esta lista de un grupo de guerreros, pa√≠ses u otros elementos es un dispositivo √©pico relativamente com√ļn.

símil épico un símil es una comparación usando me gusta o Como. Una símil épico es un símil extenso que puede durar diez, veinte o más líneas y puede contener varios puntos de comparación.

ep√≠tetos un nombre o t√≠tulo descriptivo. Frases como ¬ędomador de caballos¬Ľ, ¬ępeludo¬Ľ o ¬ęmuy grande¬Ľ se asocian a menudo con un personaje en particular o, a veces, con un grupo de guerreros. El ep√≠teto era un recurso o convenci√≥n √©pica que ayudaba al poeta en el proceso de composici√≥n oral.

Micenas Reino aqueo de Agamenón. Micenas fue probablemente el más famoso de todos los reinos griegos.

tersites Soldado griego criticando verbalmente a Agamen√≥n. Es feo y algo deformado y tratado como un personaje c√≥mico. Es el √ļnico soldado com√ļn que tiene un papel de orador en el Il√≠ada. Odiseo lo derriba verbal y f√≠sicamente.



Deja un comentario