leonce pontellier



An├ílisis de personajes L├ęonce Pontellier

El marido materialista de Edna permanece en la oscuridad a lo largo de la novela: no se da cuenta de su obsesión por Robert Lebrun o su insatisfacción consigo mismo, y no se da cuenta de que ella lo dejó cuando alquila su propia casa y se muda de su mansión. Su intenso enfoque en su negocio lo ciega al proceso emocional de crecimiento y autorrealización por el que está pasando su esposa. Considera a su esposa más una posesión o una empleada que una persona, y la trata en consecuencia.

Cuando ella realiza el acto altamente controvertido de abandonar su d├şa de recepci├│n porque no est├í de humor para recibir visitas, la reacci├│n de ├ęl se basa completamente en c├│mo sus acciones afectar├ín sus perspectivas comerciales. Sus objetivos son estrictamente financieros y superficiales; quiere ┬źacompa├▒ar la procesi├│n┬╗ que es la vida de la clase alta.

L├ęonce siente que puede comprar favores con dinero, reemplazando la amabilidad o la sensibilidad hacia su esposa con obsequios elaborados. Para cr├ędito de L├ęonce, ├ęl sigue asiduamente al Dr. Mandelet para que d├ę rienda suelta a Edna con sus caprichos, incluso si su comportamiento lo molesta mucho. Pero todav├şa no es rival para la cada vez m├ís individualista Edna. Su esposa ideal es una mujer-madre como Madame Ratignolle, un papel que Edna ya no puede desempe├▒ar.



Deja un comentario