Lejos de la multitud enloquecida



Resumen y Análisis Capítulo 1

Resumen

Gabriel Oak, de 28 a√Īos, inspeccion√≥ sus campos en una c√°lida ma√Īana de diciembre. Desde detr√°s de un seto, vio un carro amarillo conducir por el camino, el conductor del carro caminaba al lado. Cuando el conductor del carro volvi√≥ sobre su camino para recuperar un trasero perdido, los caballos se detuvieron. Esta demora le permiti√≥ a Oak ver la variada variedad de art√≠culos para el hogar del vag√≥n, con plantas y macetas. Entronizada encima de todo estaba una hermosa joven de cabello oscuro con una chaqueta carmes√≠. Asegur√°ndose de que el carromato estaba fuera de la vista, tom√≥ un espejo. Su sonrisa, vacilante al principio, se ampli√≥ en su reflejo satisfactorio. Se sonroj√≥ cuando ¬ęsimplemente se observ√≥ a s√≠ misma como un producto justo de la Naturaleza en el tipo femenino¬Ľ. Al escuchar regresar al conductor del carromato, volvi√≥ a colocar el vidrio.

Despu√©s de que los dos reanudaron su viaje, Gabriel dej√≥ su ¬ęlugar de espionaje¬Ľ y los sigui√≥ por el camino. En el peaje, el coche se detuvo. No impresionado por la protesta del conductor del carro de que la ni√Īa se neg√≥ a pagar otros dos peniques, el portero se neg√≥ a dejar pasar el carro. Gabriel dio un paso adelante, le entreg√≥ dos peniques al guardi√°n y le dijo: ¬ęDeja pasar a la ni√Īa¬Ľ. La chica lo mir√≥ despreocupadamente. ¬ęEs posible que haya mirado a Gabriel en una escala de minutos, pero no los pronunci√≥; lo m√°s probable es que no sintiera ninguno¬Ľ.

Gabriel no estuvo en desacuerdo con el comentario del guardabosques sobre el atractivo de la chica en retirada. Pero, tal vez irritado por su desprecio, sostuvo que ella ten√≠a sus defectos, siendo el mayor ¬ęlo que siempre es… vanidad¬Ľ.

An√°lisis

¬ęLejos de la multitud enloquecida¬Ľ era como Thomas Hardy quer√≠a que vi√©ramos su amada patria y los tipos que la habitaban. As√≠, el aislamiento proporcion√≥ tanto el tema como el t√≠tulo de la novela. Lejos de la multitud enloquecida bien podr√≠a titular toda su serie de novelas de Wessex.

En el primer p√°rrafo, el rostro amable de Gabriel Oak nos sonr√≠e. Sus rasgos son promedio, su ropa sencilla y su ¬ęcolor moral era una especie de mezcla de pimienta y sal¬Ľ. Incluso su idiosincrasia es suave: usa un reloj grande con una manecilla de horas defectuosa. Sin inmutarse, comprueba la hora mirando las ventanas de los vecinos o consultando la posici√≥n de las estrellas. Despreocupado por el paso del tiempo, sigue haciendo lo que cree correcto. Se preocupa por sus semejantes y es capaz de juzgarlos.

Hardy, con ojo de artista, amaba el color y la l√≠nea del paisaje. Entonces personaliz√≥ la naturaleza. Sus caballos eran ¬ęsensatos¬Ľ, su gato ¬ęentrecerraba los ojos¬Ľ ve√≠a p√°jaros ¬ęcari√Īosamente¬Ľ. Su delineaci√≥n de las personas era en parte caricatura, como con Gabriel, y en parte retrato, como con la joven que Hardy muestra a trav√©s de los ojos de Gabriel. La primera foto de Hardy de estos dos j√≥venes ser√° contrarrestada por un retrato suave y bien iluminado en el cap√≠tulo final, cuando ambos hayan madurado.

Los cr√≠ticos atribuyen a la primera profesi√≥n de Hardy, la arquitectura, la responsabilidad de su sentido de la forma, tanto literaria como est√©tica. Esta, su primera novela exitosa, fue dise√Īada para ser serializada; uno de los resultados de esto es la inclusi√≥n de un poco de suspenso al final de cada cap√≠tulo para mantener al lector ansioso por el siguiente.



Deja un comentario