Lazarillo de Tormes : Resumen |

Estas notas fueron aportadas por miembros de la comunidad . Agradecemos sus contribuciones y te animamos a que hagas las tuyas propias.

El libro comienza con un pr√≥logo escrito por un narrador an√≥nimo que afirma que incluso si sabe que lo criticar√°n por lo que est√° a punto de escribir, debe hacerlo porque debe revelar la verdad. Tambi√©n se disculpa de antemano por ser torpe y atribuye su incapacidad para escribir correctamente porque es un ni√Īo pobre que no recibi√≥ una buena educaci√≥n. El narrador tambi√©n afirma que ten√≠a un cierto prop√≥sito en mente cuando escribi√≥ el libro, pero no revela cu√°l es su prop√≥sito.

En el primer cap√≠tulo, el narrador se presenta como L√°zaro de Tormes, un ni√Īo nacido en una familia pobre y obligado a vivir sin padre cuando su padre fue exiliado por ser sorprendido robando en el molino. Su padre muere poco despu√©s en una guerra iniciada por la Iglesia contra un grupo de musulmanes africanos llamados moros. Luego, la madre de L√°zaro se vio obligada a mudarse a otra ciudad para buscar trabajo, pero se da a entender que durante alg√ļn tiempo tuvo que decidirse a prostituirse para mantenerse a s√≠ misma y a su hijo. Con el tiempo empez√≥ a trabajar en la casa del Comendador de La Magdalena donde pasaba los d√≠as lavando ropa y cocinando para los dem√°s sirvientes. Ella se volvi√≥ a casar al final con otro sirviente, un hombre negro llamado Zaide y juntos tuvieron un hijo.

Sin embargo, después de un tiempo, los empleados notaron a la familia y Zaide fue acusado de robar comida. Debido a esto, fue castigado y él, la madre de Lázaro y Lázaro se vieron obligados a irse. La madre de Lázaro comenzó a trabajar en una posada y después de un tiempo, entró un ciego y le pidió a la madre de Lázaro que le diera su hijo. Al no tener otra opción, ella estuvo de acuerdo y los dos se fueron de la ciudad pronto.

Vivir con el ciego no es f√°cil para L√°zaro ya que tiene hambre casi todo el tiempo. Para alimentarse, L√°zaro decide robarle al ciego y pronto se vuelve extremadamente h√°bil en eso. Tambi√©n aprende a robarle vino, pero el ciego lo atrapa r√°pidamente. Luego viajan a una ciudad llamada Escalona donde el ciego profetiza que L√°zaro sufrir√° en el futuro y basa sus profec√≠as en varios malos augurios como cuerdas que cuelgan del techo y cuernos montados en la pared. El ciego casi mata a L√°zaro un d√≠a cuando le roba unas salchichas y bebe su vino, pero la esposa del posadero donde se hospedaban el ciego y L√°zaro lo cuida hasta que se recupera. Tras el incidente, L√°zaro decide dejar al ciego lo antes posible y surge una oportunidad pocos d√≠as despu√©s. Luego, L√°zaro enga√Īa al ciego para que se lastime y luego huye de √©l.

En el segundo cap√≠tulo, L√°zaro se encuentra con un sacerdote y el sacerdote acepta tomarlo como sirviente. Las cosas no van mejor con el cura y L√°zaro siempre tiene hambre. Sin embargo, el sacerdote se alimenta regularmente con el pan que se supone que se usa en la iglesia durante la comuni√≥n. La √ļnica ocasi√≥n en que L√°zaro puede comer es durante los funerales y llega al punto en que reza para que la gente muera para poder comer.

L√°zaro convence a un calderero para que le d√© la llave del cofre del cura y desde ese d√≠a en adelante come peque√Īas cantidades de pan del cofre del cura. L√°zaro enga√Īa al cura haci√©ndole creer que los ratones se han comido el pan y el cura comienza a tender trampas para los ratones que cree que est√°n robando el pan. El sacerdote se enoja m√°s a medida que pasa el tiempo y L√°zaro se vuelve incapaz de robar comida porque el sacerdote protege su pecho. Entonces, una noche, el cura descubre la llave de L√°zaro y se da cuenta de lo que debe haber sucedido. L√°zaro es golpeado y tarda 15 d√≠as en recuperarse. Cuando se recupera, el cura lo lleva a la calle donde lo encontr√≥ y le dice que nunca regrese.

Lázaro va a Toledo y por un tiempo sobrevive mendigando. Sin embargo, después de que sus heridas se curan, la gente ya no le da dinero y en su lugar le dice que busque un trabajo. Lázaro es tomado como sirviente por un escudero que encuentra a Lázaro en las calles. Lázaro sigue al escudero a medida que avanza el día, pero cada vez tiene más hambre y más hambre a medida que pasan las horas. Cuando Lázaro llega a la casa del hacendado, lo interrogan sobre su pasado y le dicen que le darán comida en la cena. Lázaro trata de tener paciencia a pesar de tener mucha hambre y su nuevo amo lo elogia por eso. Lázaro saca una de sus hogazas de pan que consiguió de la mendicidad y cuando el hacendado lo ve, también le pide pan y se lo come rápido. Lázaro se da cuenta rápidamente de que el escudero apenas tiene suficiente para comer y se da cuenta de que el escudero no podrá mantenerlo. A pesar de esto, esa noche duerme cerca del escudero, hambriento y desanimado.

A la ma√Īana siguiente, el hacendado se va y le dice a L√°zaro que debe ir al r√≠o y traer agua y tambi√©n que ordene la casa. L√°zaro hace precisamente eso, pero tambi√©n va por el pueblo pidiendo comida. Cuando el escudero regresa, los dos comen la comida que recibi√≥ L√°zaro y esto contin√ļa por algunas semanas m√°s. A pesar de saber que el escudero no tiene dinero, L√°zaro se niega a dejarlo, consider√°ndolo digno de su compasi√≥n.

Las cosas se ponen dif√≠ciles para ellos cuando el alcalde de la ciudad ordena a todos los pobres que abandonen la ciudad despu√©s de que fallaron las cosechas. Para evitar que lo obliguen a irse, L√°zaro deja de ir a la calle a mendigar y es alimentado por unas mujeres que viven cerca de √©l. Un d√≠a, el hacendado llega a casa con dinero y le dice a L√°zaro que en poco tiempo saldr√°n de la casa y se mudar√°n a un lugar mejor. Los dos pasan sus pr√≥ximos d√≠as comiendo bien y qued√°ndose adentro y durante este tiempo, el escudero le cuenta a L√°zaro la historia de su vida. Ese mismo d√≠a llegan los due√Īos de la casa y piden alquiler pero el hacendado no tiene dinero para d√°rselos. El escudero corre en medio de las noches y le preguntan a L√°zaro por su paradero. Despu√©s de que los terratenientes llegan a la conclusi√≥n de que L√°zaro no es responsable del hacendado, lo dejan en paz.

El siguiente capítulo es significativamente más corto que los anteriores y Lázaro menciona a su tercer maestro, un fraile de un monasterio con el que se quedó solo por un corto período de tiempo antes de huir.

En el quinto capítulo, Lázaro se convierte en criado de un vendedor de indulgencias en Toledo. El vendedor no tiene éxito durante un corto período de tiempo, y las personas afirman que los indultos que vendió eran falsos. se rompe una pelea entre el vendedor y un alguacil y al día siguiente, para resolver las cosas, el vendedor da un sermón en la iglesia. Cuando termina el sermón, el alguacil aparece de nuevo, afirmando una vez más que los indultos eran falsos. El vendedor ora para que Dios revele a la persona que tiene razón y justo cuando termina de orar, el alguacil cae al suelo y comienza a tener espuma y convulsiones. El vendedor reza por él y sus convulsiones cesan y el alguacil afirma que estaba poseído por el diablo. Entonces, las personas que presenciaron la escena terminan comprando indultos al vendedor.

Lázaro luego revela que el alguacil y el vendedor estaban trabajando juntos y que obtuvieron una buena ganancia con ello. En el pueblo vecino, el vendedor regalaba indultos gratuitamente porque la gente se mostraba reacia a comprarlos. Lázaro presenta más trucos utilizados por el vendedor, pero si bien está de acuerdo en que sus métodos no eran los correctos, el vendedor siempre trató a Lázaro con dignidad y le dio suficiente comida.

A continuaci√≥n, L√°zaro trabaja con un pintor de panderetas, pero tambi√©n sufri√≥ con √©l. Luego, trabaj√≥ con un capell√°n y despu√©s de cuatro a√Īos, lo dej√≥, c√≥modo con el dinero que gan√≥ y las cosas que pudo comprar durante ese per√≠odo.

En el √ļltimo cap√≠tulo, L√°zaro trabaja con un alguacil, pero el trabajo es peligroso y decide renunciar despu√©s de que su nueva madre casi muere una noche. Entonces, L√°zaro decide buscar trabajo en el gobierno, pensando que all√≠ no le puede pasar ning√ļn da√Īo. Trabaja como pregonero en Toledo y luego como vendedor de vino. Durante su tiempo como vendedor de vino, es notado por el arcipreste de San Salvador que arregla que L√°zaro se case con una de sus doncellas. La pareja est√° feliz por un tiempo e incluso son invitados a cenar en la casa del arcipreste de vez en cuando.

El libro termina con L√°zaro mencionando rumores sobre la infidelidad de su esposa, pero decide ignorarlos, alegando que es m√°s feliz de esa manera.

¡Actualiza esta sección!

Puede ayudarnos revisando, mejorando y actualizando esta sección.

Actualizar esta sección

Después de reclamar una sección, tendrá 24 horas para enviar un borrador. Un editor revisará el envío y publicará su envío o proporcionará comentarios.

Deja un comentario