las cartas pastorales



Resumen y An√°lisis Las Cartas Pastorales

Resumen

Tres breves cartas en el Nuevo Testamento est√°n dirigidas a pastores cristianos. Tradicionalmente, estas cartas se han atribuido a Pablo bajo la suposici√≥n de que las escribi√≥ mientras estaba preso en Roma. Dos est√°n dirigidas a Timoteo, un joven cuyos padres se hab√≠an hecho cristianos antes de que Pablo los visitara en la ciudad de Listra en Asia Menor. Timoteo se uni√≥ a Pablo en sus actividades misioneras y continu√≥ ministrando a las iglesias despu√©s de que Pablo fuera prisionero en Roma. La tercera carta est√° dirigida a Tito, un joven nacido de padres gentiles que se convirti√≥ al cristianismo y que fue uno de los delegados enviados por la iglesia en Antioqu√≠a para acompa√Īar a Pablo y Bernab√© cuando iban a Jerusal√©n para una reuni√≥n del concilio. Nada se dice en ninguna de las cartas a Timoteo acerca de la ocasi√≥n para escribir, pero la Ep√≠stola a Tito menciona que Pablo est√° en prisi√≥n.

Los eruditos del Nuevo Testamento generalmente no están de acuerdo si estas cartas, al menos en su forma actual, fueron escritas por Pablo. Las razones para no creer que Pablo es el autor se basan en parte en el estilo y el vocabulario de las cartas, que son bastante diferentes de lo que encontramos en las cartas más antiguas que escribió Pablo. Las concepciones teológicas que Pablo usó con tanta frecuencia están ausentes, pero la razón principal por la que algunos eruditos creen que Pablo no escribió estas cartas es que el orden eclesiástico que estas cartas presuponen no existía en los días de Pablo. Tal vez las cartas fueron escritas por alguien que era admirador de Pablo y que escribió el tipo de instrucción que creía que Pablo aprobaría.

1 Timoteo

1 Timoteo fue escrito para dar instrucciones en el servicio y la administraci√≥n de la iglesia, y para advertir contra las falsas ense√Īanzas en las iglesias. Ciertas formas de adoraci√≥n deben ser observadas y ciertos tipos de conducta deben ser estrictamente evitados. Como tanto los obispos como los di√°conos eran necesariamente nombrados en las iglesias, era muy importante que se respetaran estos oficios y que se prestara cuidadosa atenci√≥n a la selecci√≥n de hombres para ocuparlos. El obispo debe ser intachable, moderado, digno, de disposici√≥n pac√≠fica y no amante del dinero. Los di√°conos deben ser tambi√©n hombres de mente seria, libres de codicia y concienzudos en todas sus actividades. Deben ser probados primero, y solo aquellos que est√°n libres de culpa deben poder servir en ese cargo.

La carta contiene una advertencia especial contra las falsas creencias y pr√°cticas asociadas con el gnosticismo. Por ejemplo, el autor especifica el ascetismo que defend√≠an algunos gn√≥sticos en sus esfuerzos por superar las demandas del cuerpo f√≠sico, y el m√©todo opuesto que defend√≠an otros que ense√Īaban que la indulgencia en diversas formas de sensualidad lograr√≠a el mismo prop√≥sito. Tanto el ascetismo como el exceso de indulgencia se basaban en la concepci√≥n gn√≥stica de que la materia es mala; s√≥lo lo que es esp√≠ritu es bueno. Tambi√©n se advierte a los cristianos que no se dejen enga√Īar por los mitos imp√≠os que formaban parte del tipo especial de conocimiento que los gn√≥sticos consideraban esencial para la salvaci√≥n. La carta expresa desaprobaci√≥n de aquellos que intentan aprovecharse de la religi√≥n y contiene instrucciones sobre la actitud que deben tener los cristianos al tratar con viudas, ancianos y esclavos.

2 Timoteo

Escrito por un misionero experimentado, 2 Timoteo insta a Timoteo a reconocer que la perseverancia es una de las cualidades clave esenciales para un predicador exitoso del evangelio. Evidentemente, surgieron situaciones dentro de las iglesias que fueron especialmente difíciles para los pastores cristianos. Timoteo debe mantenerse firme y reavivar el don de Dios que está dentro de él. Debe estar dispuesto a soportar las penalidades cuando sea necesario y comportarse como un buen soldado de Dios. Necesita coraje y humildad para llevar a cabo las tareas que se le asignan. Al combatir la falsa doctrina, debe abstenerse de todo lo que es innoble y debe demostrar que puede distinguir las palabras de verdad de las falsas doctrinas. Puede obtener ayuda e inspiración del ejemplo de Pablo, quien ahora está al final de su carrera y está a punto de recibir la corona de justicia. La carta termina con saludos personales a los miembros de la iglesia.

tito

La Ep√≠stola a Tito contiene tres cap√≠tulos. De contenido similar a 1 Timoteo, especifica los requisitos para el oficio de obispo y da instrucciones para el nombramiento de los ancianos de la iglesia. Debido a que el obispo es el mayordomo de Dios, debe ser irreprensible, hospitalario y capaz de controlar su temperamento, y no debe ser arrogante, autocomplaciente ni destemplado. Debe tener un conocimiento firme de la palabra de Dios e instruir en la sana doctrina. Al tratar con los hombres y mujeres que son miembros de la iglesia, el obispo o anciano responsable debe instruir a la congregaci√≥n para que sea seria, moderada, sensata y sana en la fe, el amor y la constancia. A las mujeres se les debe ense√Īar a amar a sus esposos e hijos. A los hombres m√°s j√≥venes se les debe ense√Īar a controlarse a s√≠ mismos. A los esclavos se les debe ense√Īar a obedecer a sus amos, y los cristianos deben evitar el odio y la contienda. Se les debe animar a manifestar mansedumbre, gentileza y cortes√≠a, que son posibles gracias a la misericordia de Dios en Cristo.

Efesios

La Ep√≠stola a los Efesios dif√≠cilmente puede llamarse una carta pastoral, ya que no fue dirigida a un l√≠der de la iglesia en particular. No tenemos evidencia de que Pablo haya escrito la carta, aunque durante mucho tiempo se supone que lo hizo. La evidencia contenida en la carta misma sugiere fuertemente que la carta fue escrita despu√©s de la muerte de Pablo, probablemente por uno de sus disc√≠pulos que pudo haber querido que pareciera que Pablo escribi√≥ la carta debido al prestigio adicional que le dar√≠a su autor√≠a. Aunque Pablo hab√≠a estado con la iglesia en √Čfeso por un per√≠odo de unos tres a√Īos y ciertamente hab√≠a formado algunas amistades personales cercanas, la carta no contiene saludos personales a individuos en particular.

No se hace menci√≥n de la controversia jud√≠a sobre el legalismo, que se encuentra en casi todas las cartas de Pablo. El argumento m√°s convincente de todos de que Pablo no escribi√≥ la carta es el hecho de que se hace referencia a los ap√≥stoles y profetas como el fundamento de la iglesia; Pablo siempre insisti√≥ en que la iglesia no ten√≠a otro fundamento que Jesucristo. Evidentemente, la carta fue escrita a las iglesias en un momento en que la organizaci√≥n de la iglesia hab√≠a ido mucho m√°s all√° del punto alcanzado mientras Pablo a√ļn viv√≠a.

En la carta se exponen dos temas principales: la unidad de todas las cosas en Cristo y la iglesia cristiana como s√≠mbolo visible aqu√≠ en la tierra de esa unidad. El autor de la carta afirma que la vida de Jes√ļs revela el prop√≥sito divino que ha existido desde la creaci√≥n del mundo. La desuni√≥n secular se debe al pecado de la humanidad. El Esp√≠ritu de Dios manifestado en la vida de Jes√ļs aqu√≠ en la tierra mostr√≥ c√≥mo se puede superar esta desuni√≥n y restaurar la armon√≠a original. La superaci√≥n del mal en la vida de los seres humanos logra una unidad no solo entre los humanos y Dios, sino una unidad c√≥smica que une todas las cosas en la tierra y en el cielo. Por lo tanto, no hay necesidad de ning√ļn culto de poderes intermediarios entre el cielo y la tierra, como ense√Īaban los gn√≥sticos.

La unidad se logró entre judíos y gentiles a través de la persona de Cristo. Los gentiles, que una vez estuvieron separados del pueblo de Dios y que estaban en la esclavitud de los poderes malignos del universo, ahora reciben la salvación y se han hecho uno con los hijos de Dios a través de Jesucristo. Una nueva familia de Dios fue creada a través de la predicación de los apóstoles y profetas cristianos. La iglesia fue llamada a existir para dar testimonio del propósito divino y unir a personas de todas las razas y naciones en una sola comunidad en la que Dios mora a través de su Espíritu. La carta termina con instrucciones éticas a los miembros de la iglesia a partir de las cuales se puede lograr tal unidad. Debido a que la iglesia es el cuerpo visible de Cristo, debe fortalecerse en los lazos del amor a medida que cumple su misión en el mundo.

An√°lisis

Si bien las cartas pastorales difícilmente pueden atribuirse directamente a Pablo, contienen pasajes que tienen todos los indicios de la autoría paulina. La influencia de Pablo se puede ver en ciertos pasajes, aunque estos pasajes ahora se combinan con otro material que parecía apropiado a las condiciones que existían en las iglesias en el momento en que se escribieron las cartas. Las cartas son especialmente valiosas desde el punto de vista histórico, pues revelan los inicios del tipo de organización eclesiástica que, con modificaciones, ha persistido hasta nuestros días.

Desde un punto de vista religioso, las cartas son inferiores a las escritas por Pablo. La principal diferencia radica en el hecho de que las cartas pastorales no muestran la estrecha conexi√≥n entre la fe cristiana y la vida cristiana que es tan caracter√≠stica de los escritos de Pablo. Pablo nunca dej√≥ de se√Īalar que los frutos del esp√≠ritu siempre se expresar√≠an en la calidad de la vida diaria. La fe era algo que un√≠a toda la personalidad, y los resultados se pod√≠an ver en sus acciones, as√≠ como en sus actitudes y creencias. Las cartas pastorales enfatizan dos deberes que incumben a todos los cristianos: creer ciertas cosas y hacer ciertas cosas. Sin embargo, la forma en que se relacionan estos deberes no se presenta de la forma en que tan claramente lo hizo Pablo en sus cartas a las iglesias.

A pesar de esta debilidad, las cartas establecen un alto estándar para la vida cristiana. Contienen instrucciones prácticas para tratar los problemas que surgen en la vida diaria, y su mensaje puede ser entendido incluso por aquellos que no tienen inclinaciones teológicas.



Deja un comentario